General

Transgénicos

May 13 2003

Dijo el de Fundación Facal: Hola Fernando:no se nada sobre el tema pero me suena a cierto lo que originó el debate porque compro pollos «de campo» y no en los super, no tienen gusto a NADA y son gordos y pesados …al cohete, no se qué más! Tus datos para identificarnos mejor? Creo en lo profundo que debemos aferrarnos a la naturaleza y tratar de modificarla lo menos posible. Nosotros tenemos una quinta de la que sacamos buena parte de las verduras. Mi sueño es vivir en comunidad y estamos buscando un lugar por el lado de Unquillo para el proyecto.
Doctor Fernando H-N-usted vive encomunidad? Dónde? Gracias y buena semana! ryl-ruth y leonardo alt FACAL-ONG- y SCAI- privada -ambas «para ayudar al arte de vivir» -Más noticias sobre nosotros y nuestros difíciles proyectos a vuestro pedido-Gracias! (Héctor) Creo que usted está contaminado de «naturalismo». El hombre es artificial por esencia. Usted no anda en bolas. Come la comida cocinada. Actualmente los lugares peligrosos para la salud son los campos y los bosques. Por ejemplo: La mortal fiebre del Ébola la agarran los africanos que se internan en la selva. En Argentina el mal de los rastrojos lo transmiten unos ratoncitos de campo. Justamente los que mejor están, que mejor perspectivas de vida tienen son la gente de las ciudades. Fíjese en las estadísticas de promedio de vida. Los que viven en las ciudades viven mucho más que los que viven en el campo. Y los que viven en las grandes ciudades más que los que viven en ciudades pequeñas. Sé que mis palabras le caerán mal. Es tanto lo que se dice del «aire puro» y otras tonterías por el estilo. Fíjese lo que le ocurre a los africanos. Tienen un promedio de vida que no supera los 35 años. Ellos toman el agua «natural» de los ríos, totalmente contaminada por excrementos humanos y animales. En Argentina cuando hubo peste de cólera hace pocos años los que enfermaron fueron los indios del noroeste. Respecto otro que niega que las máquinas han librado al hombre de los trabajos más pesados y rutinarios. Yo de niño juntaba el maíz a mano. ¡Con qué alegría veo ahora que los campesinos lo hacen desde máquinas cosechadoras que tienen aire acondicionado en la cabina! Lo que era en mi niñez arrastrar las bolsas de 60 kilos por las hileras, bajo el sol candente del verano! Es evidente que usted nunca tuvo que trabajar duro y por eso denosta de las máquinas. Me asombra realmente el discurso reaccionario en contra del progreso, en contra de la industrialización. Se hace un canto utópico en favor de la antigüedad, sin saber lo oprobiosas y opresivas que eran esas sociedades. Es evidente que usted quisiera volver a los tiempos de la esclavitud o de la servidumbre de la gleba. En su delirio usted cree que sería un señor feudal o un gran dueño de esclavos que lo abanicarían y a los que azotaría al menor descuido. ¡Y que los esclavos arrastren las piedras! Por eso usted quiere destruir las excavadoras y demás maquinaria pesada. ¡Qué triste enfrentarse a gente tan reaccionaria! Y al que me desea que encuentre la paz le digo que encontré algo mejor: la felicidad. Saludos Héctor Dr. Navarro: No se como, ni porque motivo he sido participado de esta cadena de mails, pero no puedo menos que responder a su mail en forma urgente, ya que con tan solo leerlo ha despertado en mi una alarma, la que suena cuando leo a los que se arroban la verdad, cuando la misma no radica en ningun lado, mas que en todos. Sepa usted señor, que vive en una comunidad y TODOS tienen derecho a mantener sus propias opiniones, mas allá de que usted desee organizar cruzadas en contra de los que no piensan como usted, de hecho, puedo testimoniarle y por la misma historia que usted cita, que mal han terminado aquellos que organizaron cruzadas. La parametrización que usted hace utilizando el rechazo hacia la revolución industrial es totalmente inexacta y sin fundamento alguno. Es cierto que la maquinaria ha sido una aliada del hombre, en lo que a producir mas refiere, pero es totalmente falso que la maquinaria haya pues librado al hombre de los trabajos pesados y RUTINARIOS. Antes de existir la máquina el hombre era un artesano y luego de ella un autómata. Si bien a partir de la revolución de la información y de la electronica estamos recuperando nuestra autonomía como trabajadores «mente de obra» y no «mano de obra». Mucho de esto debemos tambien a Toyota. Asi que por favor le solicito no relativice, podriamos escribir muchísimo sobre la revolucion industrial, pero no es mi intención aburrir a los lectores. No puedo afirmar que los alimentos transgénicos sean nocivos, de hecho, los estoy consumiendo. Lo que si puedo decir es que hay terrenos vedados al hombre creador, esos terrenos no deben ser pisados por el hombre creado. No se si usted me interpreta, ruego que si. En lo biológico, las distintas especies están relacionadas por lo que todos aprendimos en la escuela primaria, es decir, la cadena alimentaria. Si usted no permite que esos insectos se alimenten de una parte de su cosecha, pues que harán ellos? desaparecerán? migrarán a las ciudades a comer basura? harán un cambio y se alimentarán de vaya a saber que? Es complejo. Aún discutimos como civilización global si es ético que nos entrometamos en la genética, si bien ya es inexorable, como habitante de este planeta, mi opinión es: no nos metamos con los genes, es una información que ha sido elaborada en millones de años y es obvio que nosotros no podemos cambiarla en diez minutos, el fracaso no tardará en hacerse notar. Acaso no nota usted como la naturaleza responde a los descalabros del hombre? Sepa usted tambien, que cita a los hambrientos, que estas modificaciones genéticas no son realizadas por ellos, sino mas bien para los intereses del capital macroacumulado, que ha pasado a ser el mal de estos tiempos, infinito poder económico en manos de poquísima gente. Si por estos pensamientos usted va a considerarme fascista o estalinista ( asi como cita en su mail ), debo informarle que se equivoca, pues no soy mas que un católico apostólico romano, que adhiere a la Doctrina Social de la Iglesia y que piensa que el capital debe servir al hombre y no a la inversa. Que pueda usted encontrar la Paz. Fernando Laiolo DNI 22542168 ALIMENTOS TRANSGENICOS Quiero alertar a todos del carácter reaccionario de quienes pretenden oponerse al cultivo de los llamados alimentos transgénicos. Se trata nuevamente, y van … , de otro rechazo hacia los avances técnicos y científicos por parte de quienes creen con miopía que esos adelantos van en contra de sus intereses. Valga recordar el ataque de los obreros hilanderos contra las máquinas textiles, que creían que les quitaba sus fuentes de trabajo. Era cierto en lo inmediato, pero la maquinaria ha sido siempre un aliado del hombre, no su enemiga, al librarlo de los trabajos más pesados y rutinarios. Ahora pasa lo mismo con los «transgénicos». Se trata de la gran revolución en la producción de alimentos. Son muy leves modificaciones que los vuelven resistentes, como en el caso de la soja, el algodón y el maíz transgénicos, al ataque de determinados insectos. Gracias a esas nuevas variedades producidas mediante ingeniería genética, esas plantaciones no necesitan de agroquímicos. Los trabajadores no deben soportar la fumigación con pesticidas. Y se produce un ahorro enorme en la producción, lo que termina abaratando esos alimentos y productos agrícolas. El año pasado Argentina ahorró gracias a los transgénicos 500 millones de dólares en pesticidas. Además hay que saber que todo lo que dice el artículo son puras mentiras. Es falso absolutamente que se hayan producido esas presuntas muertes e incapacitados que dice. Por el contrario en USA los únicos que han muerto en los últimos diez años debido a productos agrícolas han sido los que consumían un jugo «natural» de manzanas, que se promocionaba como sin «pasteurizar». Murieron varias personas hasta que se pudo determinar que el jugo de manzanas se hacía con las que provenían de plantaciones con fertilizantes naturales, la boñiga de animales. Parece ser que algunas manzanas se recogían del suelo y estaban contaminados con bacterias mortales. Nunca hubo ninguna consecuencia para la salud en nadie que haya consumido alimentos transgénicos. Se nota que la noticia es falsa debido a que no da ninguna fuente de la misma. Es realmente preocupante que se llegue a esos extremos a fin de provocar pánico en la gente y generar un rechazo hacia los transgénicos. Se pretende con eso, en forma reaccionaria y criminal, oponerse a una de las tantas herramientas que ha desarrollado la humanidad en los últimos años para combatir el hambre. La persona que elaboró estas mentiras puede ser calificada directamente de criminal. Criminal es todo aquel que pretende quitarle el alimentos de la boca a los hambrientos. Unámosnos en contra de estos fascistas y estalinistas, que fueron derrotados por los pueblos que habían oprimido y que se debaten en su oscuro resentimiento para vengarse de quienes los mandaron al basurero de la historia. Saludos ALIMENTOS TRANSGENICOS Mis queridos todos: Hace mucho que venimos sintiendo, los integrantes de esta Fundación, que predicamos en el desierto. Hemos estado, en la medida de nuestras muy escasas posibilidades, tratando de alertar a nuestros compatriotas respecto al peligro que significa esta arquetípica actitud del sistema en que la permanente priorización del lucro y la consecución de silencios cómplices atentan, cada vez más contra la calidad de vida de nuestra descendencia y tratado de alentar la asunción de la responsabilidad que compete a nuestra generación. Nuestra permanente sensación ha sido la de que estamos intentando calentar el agua del océano con una mísera pavita de agua hirviendo…pero nuestra perseverancia se ve hoy alentada por actitudes como la de la autora de este correo, que deseamos compartir con ustedes, que, con un recipiente mayor, solidariamente, se suma a nuestra tarea, como signo inequívoco de que juntos podremos. Con fe en la acción y la convicción de que el hacer de todos, todo lo puede, construimos la esperanza de que fortaleciendo el camino del esclarecimiento y la comprensión, juntos lograremos una vida más digna para todos. Dios los bendiga y fortalezca vuestra fe solidaria en el bien común. Un abrazo fraterno Carlos Nadal ALIMENTOS TRANSGENICOS: UN RIESGO SERIO PARA LA SALUD (Hoja de información general para copiar y repartir) ¡Ahora disponible en su supermercado ! Nuevos y extraños alimentos jamás pensados por la naturaleza ya están apareciendo en su supermercado. Los efectos de estos alimentos aún no se conocen completamente y algunos ya han tenido un efecto devastador en la salud. En un caso concreto en los Estados Unidos 37 personas murieron y 1500 resultaron incapacitados. Otros productos tuvieron que ser abandonados cuando salieron fuera de control. Pero no sabrás lo que estás comiendo porque el gobierno ha decidido que el etiquetaje de alimentos genéticamente modificados no es necesario. Su valioso derecho de escoger lo que Ud. y su familia come se ha perdido. ¿Qué es la ingeniería genética? Los genes son los patrones para cada parte de un organismo. La modificación genética es el proceso de transferir artificialmente la información específica de un tipo de organismo a otro, por ejemplo de un pez a un tomate, o de un animal a una planta. ¿Por qué hacerlo? Los científicos quieren transferir cualidades deseables de un organismo a otro – por ejemplo, la resistencia a un pesticida o a un insecto u organismo dañino. ¿Es necesario? Se puede producir suficiente comida buenísima sin recurrir a ello. Los motivos para la modificación genética son principalmente comerciales y políticos, sin tomar en cuenta la salud y la nutrición. ¿Cuáles son los peligros? Los peligros potenciales son enormes. Las estructuras genéticas existentes han evolucionado a través de millones de años formando un ecosistema infinitamente complejo e interconectado. Ahora los científicos están estropeando este equilibrio delicado con cambios que no podrían ocurrir naturalmente. Esto se está haciendo extremadamente rápido sin suficiente cuidado para las posibles consecuencias. La ingeniería genética no es lo mismo que los cruces entre especies que se ha practicado durante muchos años. No es una ciencia exacta. Por ejemplo, podría resultar en algunos organismos peligrosos haciéndose resistentes a los antibióticos. Podría resultar en las malas hierbas y los insectos haciéndose resistentes a los pesticidas y a los herbicidas. Podría accidentalmente crear nuevos venenos y enfermedades. El alimento viene de la naturaleza. Si cambiamos la estructura fundamental de un alimento, podría crear enfermedad, justo como los pesticidas y los herbicidas hicieron en el pasado. Los alimentos transgénicos no tienen que someterse a pruebas antes de que se vendan en las tiendas. Las plantas diseñadas para ser más resistentes a los herbicidas permitirán la aplicación de concentraciones más altas en los cultivos, con el resultado de que los alimentos contienen más química, y los ríos y los embalses se contaminarán más. La modificación genética del ganado lleva a animales enfermos y sufrientes y a un alimento de ínfima calidad. Ya se están criando animales con enfermedades para experimentos y una vida de sufrimiento. Peces han sido modificados para crecer más grandes; vacas y cabras han sido modificadas para crear drogas. Estos animales frecuentemente son enfermizos y tienen una vida más corta. Compañías agroalimentarias occidentales están comprando compañías de semillas en países en vías de desarrollo para poder vender semillas genéticamente modificadas, haciendo peligrar la biodiversidad de los cultivos a través de la pérdida de las semillas tradicionales. La contaminación biológica puede ser el mayor peligro resultante de la ingeniería genética. Nuevos organismos vivos, bacterias y virus serán soltados para reproducir, migrar y mutar. Pasarán sus nuevas características a otros organismos y nunca se podrán recuperar o contener. Esto es una invitación a una alteración ecológica desastrosa. ¿Cuál es la posición ahora? Los alimentos transgénicos ya disponibles incluyen soja (que se utiliza en el 60% de los alimentos procesados), tomates, levadura, productos lácteos y aceite de colza. Pero esto es sólo el comienzo. En unos años, a lo mejor será casi imposible encontrar alimentos naturales. El gobierno está ignorando los peligros, al no apoyar el etiquetaje y la evaluación correcta de nuevos alimentos. De todos los efectos secundarios venenosos de la tecnología moderna, los organismos genéticamente modificados son los más peligrosos. No se pueden contener y sus efectos son irreversibles. Los peligros de la ingeniería genética incluyen comida de calidad baja, animales enfermos, insectos, organismos y enfermedades más virulentas, una biodiversidad más reducida, mayor contaminación del agua, el alimento y la tierra, y la alteración del equilibrio de la naturaleza. Con una ya mayor intervención científica en la producción alimentaria, se esta haciendo más común la comida no sana y tóxica. Nadie sabrá cuántos morirán de la enfermedad de las vacas locas, que sospechan que es el resultado de alimentar el ganado con alimentos totalmente innaturales pero científicamente aprobados. Pesticidas, fertilizantes, agua y aire contaminados están causando cáncer, defectos de nacimiento, una fertilidad decreciente, envenenamiento por salmonela, asma y leucemia. Estos existen en añadidura a las conocidas amenazas de contaminación de residuos nucleares, los efectos secundarios de drogas como la talidomida, la destrucción de la capa de ozono, y materiales tóxicos como el asbesto y el plomo en la gasolina. Una llamada para la prohibición de la venta de alimentos transgénicos. Mientras tanto, todos los productos alimenticios deberían etiquetarse claramente para que podamos escoger lo que comemos. Protege tu salud. Boicotea estos alimentos. Lo que puedes hacer: Haz copias de esta hoja y distribúyelas a los amigos, la familia, los colegas, colegios, universidades, sindicatos, clubes y sociedades. Avisa a todo el mundo del peligro. Escribe a su representante parlamentario, a la prensa, los supermercados, organizaciones de consumidores etc. Campaña para Prohibir Alimentos Transgénicos Deberíamos actuar antes de que sea demasiado tarde. La mayoría de la gente no está consciente de estos peligros. Los alimentos transgénicos se están introduciendo sin una discusión adecuada. LIC NORMA LILIANA RAMLJAK TRABAJADORA SOCIAL ramljak@ciudad.com.ar ICQ Nº 66588122 www.elistas.net/listas/ramljak www.elistas.net/listas/n_ramljak www.margen.org www.slass.org http://www.porloschicos.com «Los sufrimientos que quedan son las libertades que faltan» Manifiesto de los reformistas universitarios 1918

——————————————————————————–
‘Other news’ es una inciativa personal, que tiene el fin de proprocionar material que tendria que estar en los medios, y no esta por los criterios comerciales de la informacion. Esta abierta a recibir contribuciones de todos. Su area de trabajo es informar sobre temas globales, relaciones norte-sur, y gobernabilidad de la globalizacion. Su lema es una frase aparecida en el muro de la vieja aduana de Barcelona, a comienzos del 2.003: «Lo que los muros hablan, los medios callan». Roberto Savio