General

Chile: Aprobado TLC

Oct 24 2003

… Y vendieron nuestro futuro

Sara Larraín

ALAI-AMLATINA, 23/10/2003, Santiago de Chile.- Finalmente
anoche (22/10/03), el Congreso chileno aprobó el Tratado de
Libre Comercio con Estados Unidos. Las constantes peticiones
de organizaciones de la sociedad civil, sindicatos y grupos
ecologistas, por rechazar el Tratado o por lo menos crear una
legislación responsable que amparara a los sectores más
afectados, fueron en vano. Tampoco se logró un espacio
equilibrado en los medios.

El gobierno de Lagos terminará firmando un acuerdo que
beneficia sólo a los actuales exportadores, y con una de las
peores administraciones norteamericanas de los últimos 10
años.

La tónica de la votación en la Cámara Baja se repite. La
mayor parte de los senadores que se abstuvieron o votaron en
contra, pertenecen a partidos políticos que, precisamente,
defienden los intereses del libre mercado. De los 10 votos
«disidentes», 5 fueron de rechazo: José García Ruminot (RN),
Nelson ?vila (Ex PPD), Mario Ríos (RN), Jorge Lavandero (DC) y
José Ruiz de Giorgio (DC); mientras que las otras 5
abstenciones fueron de Hernán Larraín (UDI), Marco Cariola
(UDI), Rodolfo Stange (UDI), Alberto Espina (RN) y Rafael
Moreno (DC).

Gran parte de sus argumentos se centraron en el tema agrícola,
sector que quedó desprotegido frente a una agricultura
subsidiada en más de 180 mil millones de dólares anuales. Lo
que significa el fin de la agricultura tradicional y la muerte
del campesinado.

De estos 10 parlamentarios, el que expresó su molestia de
manera más contundente y global fue el senador Nelson ?vila,
argumentando que «este tratado sella definitivamente la
condición de Chile de país productor de materias primas y
generador de mano de obra barata, y asociarse con una economía
como la de Estados Unidos cierra las posibilidades al
desarrollo tecnológico y al crecimiento de nuestras
industrias, sobre todo las pequeñas y medianas; por el
contrario, ahoga toda posibilidad de desarrollo en ese sentido
y sólo permite hacer más de lo mismo».

Estamos de acuerdo. El TLC no hace más que consolidar el
modelo primario exportador de Chile, pero con muchos
agravantes:

– Primero: El fin de las bandas de precios pone una lápida a
la agricultura orientada a la alimentación interna, provocando
la crisis de miles de familias de agricultores y campesinos.

– Segundo: La industria farmacéutica queda fuera de
competencia, al reservarse EE.UU. la protección de patentes
por 20 años. Ello además implica el encarecimiento de los
remedios para la población.

– Tercero: Las pymes, que actualmente generan más del 70% del
empleo del país, quedan sin posibilidades de competir frente a
los grandes consorcios y a las importaciones de productos
manufacturados norteamericanos.

– Cuarto: Los desafíos regulatorios e institucionales del TLC,
significan para Chile grandes inversiones en personal,
infraestructura y coordinación, que deberán ser solventados
por todos los chilenos, aunque el Tratado beneficie a unos
pocos.

– Finalmente, todos los chilenos tendrán que pagar un 1%
adicional de impuesto al valor agregado (IVA), para solventar
el menor ingreso fiscal por la baja de aranceles. Este
impuesto recae especialmente en los sectores de menores
ingresos.

Entonces la pregunta al gobierno es ¿Qué saca el país con
hacerse socio de este club tan exclusivo de los exportadores
del TLC, si la cuota mensual del club la pagan los pobres?
¿Cómo enfrentará el país este nuevo factor de inequidad en un
contexto donde ya nuestra desigualdad en la distribución del
ingreso es una de las más vergonzosas de América Latina?

Ni la Canciller Alvear, ni el Ministro Eyzaguirre han
respondido. Esperamos una respuesta clara del Presidente
Lagos.

Los ciudadanos fiscalizaremos sus promesas.

* Sara Larraín es Directora del Programa Chile Sustentable.

——————————————————————————–
‘Other news’ es una inciativa personal, que tiene el fin de proprocionar material que tendria que estar en los medios, y no esta por los criterios comerciales de la informacion. Esta abierta a recibir contribuciones de todos. Su area de trabajo es informar sobre temas globales, relaciones norte-sur, y gobernabilidad de la globalizacion. Su lema es una frase aparecida en el muro de la vieja aduana de Barcelona, a comienzos del 2.003: «Lo que los muros hablan, los medios callan». Roberto Savio