General

La victoria de Osama

Oct 22 2003

Autor: Immanuel Wallerstein

Traductor: Juan Psico – Especial para PI

Fuente: Fernand Braudel Center – Com. 123

Los ataques del 9/11 sobre las torres gemelas y el Pentágono han sido atribuidos a Osama bin Laden y Al-Qaeda, y han sido llamados actos de terrorismo. ¿Cuál es el significado de terrorismo? ¿Qué se propone? El terrorismo es usualmente definido como actos perpetrados contra una categoría de víctimas con el objetivo de infundir terror, esto es, miedo excesivo en la parte de los otros en la categoría de las víctimas. Es llevado a cabo en el intento de hacer cambiar el comportamiento futuro de esos otros. En este caso, las víctimas eran civiles norteamericanos en general.
(Se que habían otros en los edificios, pero esto era en un sentido, desde el punto de vista de los terroristas, accidental). La primera cuestión, entonces, es, ¿Tuvieron éxito los ataques en infundir el terror entre los norteamericanos, y así cambiar su comportamiento futuro?
Si uno lee The New York Times del 12 de Septiembre de 2993, el cual no duda ni de que Osama bin Laden ni George W. Bush lo hicieron, uno podría ser tentado a decir que sí, de hecho, los ataques triunfaron porque cambiaron el comportamiento de la clase de gente que fue atacada, de maneras que, para Osama bin Laden, fue una victoria. Los EEUU acostumbraban a jactarse de ser una sociedad abierta, donde la gente podía ir y venir como le placía, un país que daba la bienvenida a sus visitantes es inmigrantes, un país en el cual la policía no era opresiva, un país en el cual la gente ordinaria no tenía miedo.
¿Qué encontramos en las historias de los diarios?
Hay una historia titulada la «Seguridad alrededor de la embajada americana fatiga las relaciones con Berlín.» La historia de Reuters empieza: «La firme seguridad que ha sellado la Embajada americana aquí del resto de Berlín y ha llevado al una vez bullicioso bloque en el corazón de la capital alemana a una pausa, tiene una asustadiza percepción de guerra fría hacia ésta. Los cercos, las grandes barreras de concreto de 10 pies, las guardias con las ametralladoras y los vehículos blindados han hecho parecer a la calle delante del edificio de las cinco historias una zona de guerra, irrumpiendo frente a los negocios y motoristas.» La historia explica la gran infelicidad de berlineses, las disputas con el gobierno de la ciudad sobre la magnitud del cordón alrededor de la embajada, y el hecho de que ni las embajadas británicas ni las francesas han sentido la necesidad de instalar las medidas de seguridad similares. La historia acaba citando a un turista holandés: «Yo no sé si necesita ser la tanta seguridad aquí. Parece demasiado. Ten hace sentir como si no fueras libre.»
La segunda historia se titula «Aviadores extranjeros en tránsito detenidos por nuevas reglas.» Esta historia detalla las consecuencias del hecho que el gobierno americano requiere ahora a muchas personas de otros países que meramente cambian de vuelo en un aeropuerto americano obtener las visas de antemano, aun cuando estas personas no van más allá del salón de descanso del tránsito. ¿Quién son las tales personas? Bien, brasileños que vuelan a Japón a través de Nueva York, o costarriqueños que vuelan a España a través de Miami. También habla sobre europeos Centrales que vienen en visitas de turista a los Estados Unidos – los costos excesivos y tiempo de adquirir la visa turística en Eslovaquia, el hecho que los checoslovacos están en un dilema al contestar las preguntas del consulado sobre el servicio militar, pues parece que la ley Checa hace un crimen del abandono del servicio militar. Un resultado ha sido que una agencia turística Checa ha decidido enviar a las personas en cambio a Canadá – no sólo ninguna molestia de la visa, sino que el gobierno canadiense ofrece también ayudar con la planificación del viaje.
La tercera historia se titula obreras de Ayuda que dejan Irak, mientras temiendo que ellos son los blancos.» En el mismo momento que el gobierno americano está pidiendo al mundo ayuda en la reconstrucción de Irak, «la gran mayoría de los trabajadores de ayuda humanitaria en se han ido retirando calladamente del país en el último mes, dejando el trabajo de alivio esencial a sus colegas Iraquíes y retardando el esfuerzo de reconstrucción». Esto es porque los obreros de ayuda o son americanos, son confundidos con americanos, o son asociados en las mentes iraquíes con la autoridad ocupadora americana. Así, aun cuando ellos son franceses, tienen que temer ser confundidos con los americanos.
Ninguno de las tres historias relata un problema de agitación mundial importante. Pero los tres juntos, dos años después de los ataques del 11 de septiembre, indica que la situación está lejos de estar bajo control desde el punto de vista de los Estados Unidos. EE.UU. ha tenido que retirarse detrás de las paredes de seguridad – las barreras de concreto alrededor de su embajada en Berlín, creando obstáculos al turismo extranjero, y en Bagdad tanto perdiendo trabajadores civiles de ayuda como poniendo a sus propias personas detrás de otras barreras concretas. No queda ninguna duda de que algunas, quizás incluso todas estas medidas de seguridad están justificadas por los peligros propuestos. Pero ése es justamente el punto. Eso era lo que Osama esperaba que pasara.
Es una victoria para él porque vivir detrás de las barreras de concreto es en primer lugar una limitación severa en las libertades de aquellos que tienen que hacerlo. Y en segundo lugar, vivir detrás de las paredes crea un ambiente de miedo y asedio que inevitablemente afectan la conducta en casa y en el extranjero. Yo supongo que si uno presenta este análisis a los oficiales de la administración Bush, ellos contestarán que «la guerra al terror» se supone que terminará con este estado de miedo y asedio, eliminando la fuente del miedo. Uno tiene el derecho para preguntarse, después de leer el periódico, si esta «guerra contra el terrorismo» ha sido muy eficaz, si lo que la administración Bush ha hecho servirá para eliminar realmente la fuente del miedo. El hecho es que, en la actualidad, el miedo está creciendo, no disminuyendo. Nos toca a nosotros preguntar por qué.

——————————————————————————–
‘Other news’ es una inciativa personal, que tiene el fin de proprocionar material que tendria que estar en los medios, y no esta por los criterios comerciales de la informacion. Esta abierta a recibir contribuciones de todos. Su area de trabajo es informar sobre temas globales, relaciones norte-sur, y gobernabilidad de la globalizacion. Su lema es una frase aparecida en el muro de la vieja aduana de Barcelona, a comienzos del 2.003: «Lo que los muros hablan, los medios callan». Roberto Savio