General

Brecha digital, una visión alternativa

Dic 16 2003

Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información:

Acuerdos mínimos y compromisos débiles

Sally Burch
ALAI

ALAI-AMLATINA 16/12/2003, Ginebra.- La primera fase de la
Cumbre Mundial de la ONU sobre la Sociedad de la Información
(CMSI) concluyó en Ginebra el 12 de diciembre, con la adopción
de una Declaración y Plan de Acción, que esbozan las políticas
para la administración global de las tecnologías de la
información y la comunicación (TIC) y proponen acciones para
«cerrar la brecha digital», con la intención de contribuir a
metas de desarrollo y a la inclusión social. Las
organizaciones de la sociedad civil, entretanto, adoptaron su
propia Declaración, que expresa una visión alternativa y
propuestas propias.

Los endebles compromisos contenidos en los documentos
oficiales señalan la debilidad de la voluntad política de los
líderes mundiales, hecho ratificado por la ausencia en la
Cumbre de los jefes de Estado o gobierno de la mayoría de
naciones más influyentes del mundo. (Tampoco estuvo presente
ningún jefe de Estado de América Latina). La adopción de los
documentos finales -que solo una semana antes parecía estar
destinada al fracaso- permitió, sin embargo, impedir lo que
pudo haber sido un nuevo retroceso para el multilateralismo,
bastante maltrecho en los últimos tiempos. Es más, sin bien
muchos de los actores que participan en el proceso encuentran
los resultados bastante insatisfactorios, la mayoría parece
coincidir que expresan una solución de compromiso más
aceptable que los borradores anteriores.

Empero, para muchos gobiernos del Sur es una decepción amarga
ya que sus dos demandas principales hayan sido pospuestas para
una fecha ulterior, bajo el pretexto de someterlas a grupos de
trabajo para su estudio: estas son, una revisión de los
mecanismos de gobierno de Internet y un compromiso de crear un
Fondo de Solidaridad Digital.

En el primer caso, se acordó crear un grupo de trabajo, (con
participación de gobiernos, el sector privado y sociedad
civil, tanto de países desarrollados como en desarrollo) que
examinará los aspectos técnicos y de políticas públicas de la
gobernanza de Internet, y presentará un informe a la segunda
fase de la Cumbre, que se realizará en Túnez en noviembre del
2005. Si bien ello significa la postergación de cualquier
decisión, no deja de ser un pequeño logro el haber doblegado
al gobierno estadounidense obligándolo a discutir el tema,
siendo que éste ha venido defendiendo de manera intransigente
el statu quo, que en la práctica significa que el mismo
controla la mayoría de aspectos del gobierno de Internet, de
la mano con las corporaciones de su país, mediante la
organización ICANN, responsable de la asignación de nombres y
números en Internet, y los servidores raíz, la mayoría de las
cuales se encuentran ubicados en EE.UU.

Sobre el tema del financiamiento para el desarrollo de las TIC
en el Sur, los gobiernos de los países en desarrollo no
lograron el apoyo de aquellos del Norte, quienes aceptaron a
regañadientes crear un Grupo de Trabajo bajo los auspicios del
Secretario General de la ONU, que pasará revista a lo acertado
de los actuales mecanismos de financiamiento, de aquí a
diciembre del 2004. No obstante, los gobiernos municipales de
Ginebra (Suiza) y Lyon (Francia), junto con el gobierno de
Senegal, han acordado lanzar el fondo de solidaridad, sin
esperar los resultados del estudio, y entre ellos tres han
comprometido el primer millón de euros al fondo. Lyon fue
anfitrión, la semana anterior, de una Cumbre Mundial de
Ciudades y Autoridades Locales sobre la Sociedad de la
Información.

El anuncio de varios «acuerdos de asociación» para financiar
actividades en países en desarrollo ayudó a disfrazar la falta
de compromiso con el fondo de solidaridad, el cual sería, al
menos en parte, controlado por el Sur. Estos incluyen el
anuncio por parte de EE.UU. de un monto de 400 millones de
dólares para una facilidad de apoyo destinado a alentar la
inversión estadounidense en el sector de telecomunicaciones y
TIC en los países en desarrollo (sobre una base bilateral); o
el programa de mil millones de dólares anunciado por Microsoft
en asociación con el PNUD, para fortalecer las destrezas en
TIC para las «comunidades con escasos servicios» para un
período de cinco años. Una bien podría preguntarse si
subvencionar a las empresas del norte para mejorar sus ventas
en el Sur sirve realmente a los intereses del desarrollo. O
si es un rol apropiado para la ONU alentar los intereses de
corporaciones transnacionales de extender sus monopolios en
tales áreas.

Texto completo en
http://bolivar.c.tep1.com/maabLJZaa2YLnb36lAeb/

_____________________________________________
Servicio Informativo «Alai-amlatina»
Agencia Latinoamericana de Informacion – ALAI
info@alainet.org
URL: http://bolivar.c.tep1.com/maabLJZaa2YLob36lAeb/

——————————————————————————–
‘Other news’ es una inciativa personal, que tiene el fin de proprocionar material que tendria que estar en los medios, y no esta por los criterios comerciales de la informacion. Esta abierta a recibir contribuciones de todos. Su area de trabajo es informar sobre temas globales, relaciones norte-sur, y gobernabilidad de la globalizacion. Su lema es una frase aparecida en el muro de la vieja aduana de Barcelona, a comienzos del 2.003: «Lo que los muros hablan, los medios callan». Roberto Savio