General

Encuentran armas de destrucción masiva en Irak

Dic 3 2003

Fuente: Al-Jazeera, cadena teevisiva qatarí

Finalmente, el dilema sobre el empleo de armas de destrucción masiva ha quedado develado. Científicos iraquíes tienen pruebas incontrastables de su uso en el pasado y también este año y de los efectos devastadores que están causando. Tales armas, prohibidas por las convenciones internacionales, no fueron empleadas por las tropas de Saddam Hussein sino por los soldados de la coalición que lo derrocaron. Las fuerzas norteamericanas admitieron haber usado más de 300 toneladas de uranio empobrecido en 1991, aunque se estima que la cantidad real es más próxima a las 800 toneladas, lo que causado una crisis sanitaria que ha afectado a casi 300.000 personas. Como si eso no fuera suficiente, sólo en abril de este año las tropas de los Estados Unidos utilizaron 200 toneladas más en Bagdad. Por Lawrence Smallman

Hospital de Bagdad.
Hay armas de destrucción masiva en Irak y se usaron este año. Los niños iraquíes continúan encontrándolas todos los días.

Ellas han estropeado las vidas de no menos de 300.000 personas durante la última década. Y los números aumentarán.

La razón es simple. Doscientas toneladas de material radiactivo fueron arrojadas por las fuerzas invasoras norteamericanas en edificios, casas, calles y jardines de Bagdad.

El material en cuestión es uranio empobrecido (DU, por sus siglas en inglés). Residuo del proceso de enriquecimiento del uranio natural, el DU es 1.7 veces más denso, lo quelo hace eficaz para penetrar blindados.

El DU perfora el blindje y luego se libera en un vapor ardiente explotaDespués de una cáscara DU-cubierta golpea, va recto a través de antes de explotar en un vapour ardiente que se convierte en polvo.

«El uranio empobrecido se mantiene activo por 4.700 millones de años, lo que significa que miles y miles de niños iraquíes sufrirán miles de miles de años futuros. Esto es lo que yo llamo terrorismo,» dice el doctor Ahmad Hardan.

Como consejero científico especial de la Organización Mundial de la Salud, las Naciones Unidas y el Ministerio de Salud iraquí, el doctor Hardan es el hombre que documentó los efectos del uranio empobrecido en Irak entre 1991 y 2002.

Pero la invasión de este año y la consecuente ocupación han multiplicado los resultados de su trabajo.

La terrible historia se repitió

«Las fuerzas norteamericanas admiten haber usado más de 300 toneladas de uranio empobrecido en 1991. La cantidad real es más próxima a las 800 toneladas.

«Esto ha causado una crisis sanitaria que ha afectado a casi 300.000 personas. Como si eso no fuera suficiente, sólo en abril de este año las tropas de los Estados Unidos utilizaron 200 toneladas más en Bagdad. No tengo los datos sobre otros lugares de Irak; tal vez me demande años documentarlo.»

Hardan está particularmente enfurecido porque sostiene que no había necesidad de emplear este tipo de armas -las convencionales de que dispone Estados Unidos son suficientemente poderosas para destruir tanques y edificios.

«En Basora, nos tomó dos años obtener pruebas concluyentes del efecto del DU y los resultados son terroríficos.»

Apenas humano

Pero, por lejos, el efecto más devastador se produce en los niños nonatos. Nada puede preparar a uno para ver centenares de fetos preservados en frascos, escasamente humanos en apariencia.

No hay ninguna duda de que el uranio empobrecido es el culpable.

«Todos los niños con anomalías congénitas son sujeto de profundos estudios genéticos y clínicos. También se __evalúan las historias clínicas y obstétricas de la familia. Estos estudios internacionales han producido amplia evidencia para demostrar que el uranio emprobrecido tiene consecuencias desastrosas.»

No sólo se arrojaron 200 toneladas de uranio en Bagdad y sus alrededores; también quedron abandonadas las vainas y residuos de las municiones. Después, durante meses, muchos iraquíes los utilizaron para transportar agua. Inclusive hubo quien los usó de recipiente para vender leche al público.

Ya es demasiado tarde para invertir los efectos.

Después de su experiencia en Basora, Hardan dice que en los próximos dos años espera encontrar aumentos significativos en enfermedades de la vista, tales como cataratas congénitas, anofalmia, microfalmia, opacidades de la córnea y afecciones en el iris. Y estamos hablando de ojos humanos.

Además, hay que agregar a las deformidades fetales, esterilidad tanto en hombres como en mujeres, aumento en los abortos y los nacimientos prematuros, malformaciones congénitas, anormalidades orgánicas, hidrocefalia, anaencefalia y crecimiento ratardado.

Aumento en los casos de cáncer

«Yo esperaba que hubieran aprendido las leccciones del uso del uranio empobrecido, sobre todo cuando también está afectando a las tropas norteamericanas y británicas estacionadas en Irak. Ellos no son inmunes a todos sus efectos.»

Si la experiencia de Basora se repite en el resto del país, a Irak le espera un aumento del 300% en todos los tipos de cáncer durante la próxima década.

Las señales ya están aquí, en Bagdad, y los efectos están empezando a ser vistos. Todas las formas de cáncer han experimentado un aumento de al menos el 10%, con excepción del cáncer de huesos, que se ha incrementado en el 2,6%, y el de la piel, que ha aumentado el 9%.

Otro resultado trágico es el crecimiento retardado de los niños. Una comparación de la estructura ósea de los muchcachos del sur de Irak y los de Michigan (Estados Unidos) muestra que los varones iraquíes de 12 años tienen 26 meses de retraso en su desarrollo respecto de los norteamericanos, en tanto que las niñas iraquíes de la misma edad tienen un retraso en su desarrollo de medio a un año.

«Los efectos de la radiación en el crecimiento y desarrollo son especialmente significantivos en los niños prenatales», agrega el doctor Hardan. «El desarrollo embrionario está especialmente afectado.»

Acciones necesarias

Aquéllos que han visto los efectos del uranio empobrecido tenían la esperanza de que Estados Unidos y sus aliados nunca volverían a usar este tipo de armas, pero parece que ninguna decisión de este tipo es previsible en el futuro.

«Yo propuse que una delegación de médicos del hospital de Hiroshima venga a Irak para compartir su especialización en las enfermedades relacionadas con la radiación que seguramente enfrentaremos con el tiempo», dice Hardan. «Pero los integrantes de la delegación me comunicaron que los norteamericanos habían objetado su visita y decidieron no venir. Un especialista en cáncer alemán, famoso en todo el mundo, también estuvo de acuerdo en viajar, pero los norteamericanos no le dieron permiso para hacerlo.»

Es más, Hardan cree que las autoridades necesitan producir información precisa sobre lo que se usó y dónde, desarrllaron tareas de «limpieza» y crear centros especializados para el tratamiento de cáncer y enfermedades relacionados con la radiación.

Irak sólo tiene dos hospitales que se especializan en enfermedades relacionadas con el uranio empobrecido, uno en Basora y otro en Mawsil, pero eso es claramente insuficiente.

«Estoy cansado de recibir a expertos extranjeros que lloran cuando les muerto a nuestros niños enfermos. Yo quiero acciones y no emociones. El crimen ya ha sido cometido y está documentado. Ahora debemos actuar para aliviar las condiciones futuras de neustros niños.

——————————————————————————–
‘Other news’ es una inciativa personal, que tiene el fin de proprocionar material que tendria que estar en los medios, y no esta por los criterios comerciales de la informacion. Esta abierta a recibir contribuciones de todos. Su area de trabajo es informar sobre temas globales, relaciones norte-sur, y gobernabilidad de la globalizacion. Su lema es una frase aparecida en el muro de la vieja aduana de Barcelona, a comienzos del 2.003: «Lo que los muros hablan, los medios callan». Roberto Savio