General

Enredos de la Sociedad de la Información

Dic 9 2003

«Se cayó el sistema»
http://bolivar.c.tep1.com/maabKbIaa2Milb36lAeb/

Sociedad de la Información es una de esas expresiones que día a
día gana mayores credenciales, más por su efecto de impacto que
por su claridad conceptual. Como van las cosas -y ante el
descrédito del término globalización-, parecería destinada a
convertirse en la marca de los tiempos que corren y del futuro.
Tan es así que la Asamblea de Naciones Unidas acordó dedicarle
una cumbre mundial que se realizará en dos fases, la primera en
Ginebra, del 10 al 12 de diciembre 2003, y la segunda en Túnez,
del 16 al 18 de noviembre 2005.

Esta Cumbre abordará una amplia agenda relacionada con las
orientaciones fundamentales que configurarán el mundo de la
comunicación y las nuevas tecnologías de la información y la
comunicación en el presente siglo.

Partiendo de un enfoque que ve a la sociedad de información como
un resultado de la «revolución» tecnológica registrada en el
plano de la información y comunicación, esta cita se presenta
como destinada a ingenieros y expertos cibernéticos y a los
sectores de poder que pisan fuerte en los negocios de este
sector. Pero resulta que el convidado de piedra, la sociedad
civil organizada, pone sobre el tapete el tema de los derechos
humanos. Como pulga en la oreja, superando obstáculo tras
obstáculo a lo largo de la fase preparatoria de la cumbre, logra
hacerse oír mínimamente -al punto que bien puede ser que algunos
de sus planteamientos sean recogidos en la Declaración-, pero
sobre todo consigue tocar un nervio vital, el de la legitimidad,
al colocar una definición clave: ¿la comunicación es un rubro
más del mercado o un derecho humano fundamental?

Por el sobredimensionamento que los organizadores de la CMSI
han asignado a las tecnologías, lo más probable es que un
conjunto de temas sustantivos se queden por fuera, más allá de
las presiones y esfuerzos que puedan realizar las
organizaciones de la sociedad civil. Sin embargo, el hecho
que éstas hayan podido establecer un espacio para el
intercambio, la reflexión y la elaboración de propuestas
consensuadas, constituye un paso positivo que, necesariamente,
precisa trascender la cumbre para trasladar el debate al
conjunto de la sociedad.

En esta perspectiva, la Agencia Latinoamericana de
Información, ALAI, ha publicado el libro «Se cayó el sistema»,
enredos de la Sociedad de la Información, cuyos autores son
Sally Burch, Osvaldo León y Eduardo Tamayo. En esta obra, se
sistematizan las propuestas alternativas que ha desarrollado
la sociedad civil durante el proceso preparatorio de la CMSI
y se ubican los puntos más polémicos relacionados con el
dominio público y los intereses privados, los derechos de
propiedad intelectual, el derecho a la comunicación, el
control de la Internet, los costos, entre otros. De la misma
forma, los autores rastrean algunos antecedentes
fundamentales que marcan los procesos y luchas orientadas a
superar los desequilibrios y lograr el avance de la
democratización de la comunicación en el mundo.

Esto es, procesos y planteamientos que le apuestan a
sociedades -en plural- de futuro donde se respeten las
diversidades culturales, étnicas, regionales y lingüísticas;
que tengan a los derechos humanos y al desarrollo sustentable
como ejes centrales, y estén basadas en principios de
transparencia, diversidad, participación, justicia social y
económica, equidad de género y perspectivas culturales y
regionales. De no ser así, nos queda una sociedad subordinada
a los chips, cables, computadores, etc. en la que, en
cualquier momento, nos pueden decir: «se cayó el sistema».

——————————————————————————–
‘Other news’ es una inciativa personal, que tiene el fin de proprocionar material que tendria que estar en los medios, y no esta por los criterios comerciales de la informacion. Esta abierta a recibir contribuciones de todos. Su area de trabajo es informar sobre temas globales, relaciones norte-sur, y gobernabilidad de la globalizacion. Su lema es una frase aparecida en el muro de la vieja aduana de Barcelona, a comienzos del 2.003: «Lo que los muros hablan, los medios callan». Roberto Savio