General

LA CENSURA EN ESTADOS UNIDOS

Dic 8 2003

Por: Fernando Torres y Ernesto Carmona

Federacíón Latinoamericana de Periodistas(FELAP)

La Universidad de Sonoma, EE.UU., entregó su ‘ranking’ anual de los 25 temas
más censurados en el último año por la gran prensa de ese país. El libro
Proyecto Censura 2004 se presentó en octubre en San Rafael, California,
con una recopilación de estos temas en 400 páginas que incluyen análisis
académicos críticos sobre el comportamiento y las tendencias de los medios
de comunicación estadounidenses. Las libertades de expresión, opinión e
información también están en crisis en el país del norte.

Las poderosas corporaciones que concentran la propiedad de los grandes medios
de EE.UU., y en gran parte del planeta, son adictas también a la censura,
la autocensura y la omisión. Los ciudadanos no llegan a conocer cada año
centenares de temas de interés nacional e internacional. El académico Peter
Phillips indaga sobre los reportajes ‘más censurados’ desde la Universidad
Estatal de Sonoma, California, confeccionando una suerte de ‘hit parade’
anual de los 25 temas ‘más censurados’, en una lucha a lo Sísifo contra
lo que llama ‘apagón informativo’.

El Proyecto Censura viene haciéndose desde los tiempos de Watergate , hace
27 años, cuando algunos académicos presintieron que se ocultaba información
sobre el escándalo que le costo la presidencia a Richard Nixon. La censura
informativa impuesta por el gobierno de George Bush desde la invasión a
Irak empeoró el cuadro en los tiempos que actuales. Las corporaciones eventualmente
dispuestas romper el cerco, por las exigencias del rating, lo piensan dos
veces por temor a perjudicar su acceso a las fuentes -como el Pentágono
y la Casa Blanca-, donde suelen tener oficinas propias e instalaciones para
transmitir imágenes de TV. Asimismo, las mega corporaciones que están detrás
del negocio de la guerra y del petróleo del Golfo Pérsico, tienen vasos
comunicantes con los monopolios del news bussiness.

Internet está en peligro

El Proyecto Censura obtiene los temas ‘más censurados’ en medios alternativos
e independientes, publicaciones, radioemisoras, estaciones pequeñas de TV
y sitios web. Desde que la gigantesca conspiración mediática y propagandística
que alentó la invasión a Irak le quitó credibilidad a las grandes corporaciones
de la noticia, hubo cierto auge de los medios de Internet, convertidos hoy
en una fuente importante para conocer temas tabú.

Proyecto Censura 2004 advierte que las corporaciones monopolizadoras del
acceso a la red secundan los designios de control ideológico total del gobierno
Bush. En ‘Cerrando el acceso a la tecnología de la información’ (http://www.projectcensored.org/publications/2004/6.html),
Arthur Stamoulis, de Dollars and Sense, alerta los peligros del flujo democrático
de información sobre temas que los grandes medios silencian y oscurecen.

La concentración de propiedad abrió paso al control del acceso a la red,
el cable, la telefonía y la comunicación satelital por parte de grandes
corporaciones, capacitadas ahora para decidir quién puede usar sus servicios
y bajo qué condiciones. Las compañías controlan a su antojo la velocidad
de los sitios, pueden bloquear sus contenidos y hasta negar servicios a
los dominios que estimen.

La telefónicas demandan esos mismos ‘derechos’ sobre los servicios de banda
ancha otorgados por gigantescos monopolios como Comcast, el más grande.
Sin competencia, suben los precios en desmedro de la supervivencia de pequeños
negocios Internet y de sitios informativos sin fines de lucro. Así, peligran
miles de servidores ISP (Internet Service Providers). Los distribuidores
de banda ancha, como Americna on Line-Time Warner, favorecen a sus propios
servidores, absorbiendo a otros menores. En un futuro no lejano, los más
chicos quedarán reducidos a un puñado, advierte Proyecto Censura.

En el informe anual trabajan 90 académicos y estudiantes avanzados de sociología,
no de periodismo. El último año ‘nominaron’ 300 reportajes censurados entre
700 propuestas.

‘Nuestros estudiantes evalúan los reportajes y hacen un seguimiento del
tema en la mayoría de los medios corporativos de comunicación, escritos
y de televisión, para verificar si estos temas tuvieron cobertura: así es
como llegamos a los 25 reportajes’, informó Phillips.

Un jurado nacional decide los temas finalistas y los clasifica en una escala
del 1 al 25, de acuerdo a su importancia. La mayoría de los reportajes censurados
se originaron en Estados Unidos, pero muchos sólo fueron divulgados en el
exterior.

Dos ‘libertades’ de expresión

La ‘libertad de expresión’ a que aspiran los ciudadanos no es la misma que
proclaman los grandes monopolios mediáticos de América Latina y también
de Estados Unidos, donde la Comisión Federal de Comunicaciones está levantando
las escasas regulaciones federales que controlaban tímidamente el negocio
de la comunicación desde los tiempos de Franklin Delano Roossevelt. Hoy
las corporaciones no tienen cortapisas para acumular diarios, estaciones
de TV y radioemisoras hasta sacar del mercado a los pequeños y medianos.

Una muestra de esa acumulación está dándose también en países como Chile
con la compañía Claxon, ex Ibero American Media Holdings, de propiedad del
venezolano Gustavo Cisneros -dueño, además, de la cadena hispana Univisión,
de EE.UU.-, propietaria del Canal ChileVisión y de las radios Corazón, Pudahuel,
Rock&Pop, FM Dos, Futuro, Concierto, FM Hit e Imagina.

El conglomerado radial estadounidense más notorio es la corporación Clear
Channel, de Texas, que acumula casi 1.500 radioemisoras en EE.UU. y tiene
presencia en otros 65 países.

El ‘control duopólico’ que ejercen en los medios impresos de Chile dos personajes,
Agustín Edwards y Alvaro Saieh, con El Mercurio y La Tercera, tampoco debe
omitirse en el análisis, al igual que el poder de otros controladores de
medios como Ricardo Claro (Megavisión, El Diario, el cable Metrópolis y
algunos experimentos Internet).

Temas censurados

Cada versión anual del Proyecto Censura se convierte en un libro. La editorial
Seven Stories, de Nueva York, ha publicado diez volúmenes anuales, traducidos
a numerosos idiomas alrededor del mundo, con una tirada de 25 mil ejemplares
-al precio de 25 dólares- para la última edición presentada en California.
El Proyecto Censura también sufre la indiferencia de los grandes medios.
‘En 27 años, The New York Times jamás lo ha mencionado’, dijo Phillips.

Los análisis e investigaciones periodísticas sobre la nueva ideología conservadora
de ‘dominación global’ que impera hoy en EE.UU. fue el tema más importante
y más censurado del período estudiado, a juicio de los investigadores. La
lista continúa con estos temas:

Seguridad nacional versus derechos humanos y civiles en Estados Unidos
EE.UU. saca ilegalmente páginas a informe de Irak
Los planes de Rumsfeld para provocar a los terroristas
Esfuerzos para hacer desaparecer a los sindicatos
Acceso cada vez mas restringido a la tecnología de la información
Estados Unidos viola numeroso tratados internacionales
Bush utilizó armas de destrucción masiva contra su propia gente
En Afganistán se prioriza el financiamiento a grupos para-militares antes
que a la ‘fundación de la democracia’
El nuevo colonialismo en Africa
EEUU implicado en masacre de talibanes
El gobierno de Bush estuvo detrás del fallido golpe militar en Venezuela
Desafíos de la personería encubierta de las corporaciones
Los refugiados indeseados: un problema global
El ejército estadounidense está en guerra contra el planeta
El Plan Puebla-Panamá y el ALCA
El monopolio de radioemisoras del Clear Channel atrae críticas
La reforma legal forestal amenaza el acceso a los bosques públicos
El dólar de EE.UU. versus el euro, otra razón para la invasión de Irak
El Pentágono incrementa los contratos militares con compañías privadas
Políticas de austeridad para el tercer mundo: pronto llegan a una ciudad
cerca de usted
La reautorización de la reforma a la asistencia no teje todavía ninguna
malla de seguridad social
La crisis de Argentina atiza el crecimiento cooperativo
La ayuda de EEUU a Israel alimenta la ocupación represiva en Palestina
Corporaciones condenadas reciben favores en vez de castigos

——————————————————————————–
‘Other news’ es una inciativa personal, que tiene el fin de proprocionar material que tendria que estar en los medios, y no esta por los criterios comerciales de la informacion. Esta abierta a recibir contribuciones de todos. Su area de trabajo es informar sobre temas globales, relaciones norte-sur, y gobernabilidad de la globalizacion. Su lema es una frase aparecida en el muro de la vieja aduana de Barcelona, a comienzos del 2.003: «Lo que los muros hablan, los medios callan». Roberto Savio