General

CIA quiere a Montesinos en EEUU

Ene 23 2004

El Comercio de Lima, GDA

La CIA estadounidense mueve sus influencias para que Vladimiro Montesinos sea extraditado a EE.UU., con la finalidad de ocultar el presunto apoyo que le dio al ex asesor de Inteligencia peruana en el tráfico de armas a la guerrilla colombiana de las FARC. Así lo indicaron fuentes judiciales.

Las fuentes explicaron que el primer paso para lograr ese objetivo se dio en diciembre pasado. En ese mes, el Gobierno de Washington solicitó, a través de los canales diplomáticos, la extradición de los hermanos José Luis y Luis Frank ?ybar Cancho, los representantes de Montesinos en la compra al Gobierno jordano de los 10 000 fusiles AKM, que fueron desviados a las FARC.

Sin embargo, afirmaron, el objetivo principal sería llevarse a EE.UU. a Montesinos, cuyo juicio oral sobre estos hechos se inició antier. Un proceso judicial sobre el tráfico de armas está en plena investigación en Washington.

Las fuentes añadieron que este caso preocupa a la CIA, porque “existen elementos que pueden comprometer a militares, diplomáticos y funcionarios estadounidenses que actualmente desempeñan cargos públicos?. Además, indicaron que también se trata de proteger a agentes activos que operaran en Perú, Colombia y Jordania, los tres países involucrados en la operación.

Estas versiones coinciden con la revelación que, el domingo pasado, hiciera el procurador anticorrupción, Ronald Gamarra. Según éste, la CIA pudo haber participado en ese tráfico de armas en favor de las FARC, con la finalidad de agudizar el conflicto armado en ese país, lo que obligó al Gobierno de Bogotá a aceptar el Plan Colombia.

El Procurador -quien investigó este caso durante más de dos años- sustentó su revelación en las declaraciones del traficante de armas libanés Sarkis Soghanalian, el estadounidense Charles Max Damien Acelor (preso en Lima) y el jefe de Protocolo del Ministerio de Relaciones de Jordania, Atef Halasa, quienes participaron en las negociaciones para la adquisición de armas. En su libro “El espía imperfecto?, las periodistas británicas Sally Bowen y Jane Horrigan lanzaron una denuncia en la misma línea (ver recuadro).

El Tribunal Anticorrupción del Perú pidió que se interrogue al jefe de la CIA, George Tenet, para que aclare su relación con Montesinos.

Incidente en el 2000
Altercado de dos mandatarios. Los ex presidentes de Perú, Alberto Fujimori, y de Colombia, Andrés Pastrana, tuvieron un bochornoso altercado en el 2000, después de que Fujimori y Montesinos difundieran el tráfico de armas a las FARC. El hecho fue revelado por el ex canciller colombiano Guillermo Fernández de Soto, en una entrevista concedida a Radio Caracol.

Los sindicados. En el proceso del caso de las FARC se encuentran involucradas, en total, 36 personas.

La venta pudo ser programada
En su libro “El espía imperfecto?, una aproximación biográfica de Vladimiro Montesinos, Sally Bowen y Jane Holliga, denuncian que la venta de armas de Perú a las FARC fue un operación “multipropósito?. Ésta fue dirigida por agentes de la CIA, que buscaba una postura más dura de EE.UU. frente a Colombia en el 2000.

El objetivo de la acción fue demostrar la vulnerabilidad colombiana y, de paso, desenmascarar al siniestro ex asesor ante la opinión mundial, según Bowen y Holliga. Ambas han trabajado varios años como corresponsales de prensa en el Perú.

En agosto de 2000, el entonces presidente del Perú, el ahora prófugo Alberto Fujimori, presentó a Montesinos como el artífice de la supuesta desarticulación de la venta de 10 000 fusiles a las FARC. El Gobierno de Colombia negó luego el hecho.

——————————————————————————–
‘Other news’ es una inciativa personal, que tiene el fin de proprocionar material que tendria que estar en los medios, y no esta por los criterios comerciales de la informacion. Esta abierta a recibir contribuciones de todos. Su area de trabajo es informar sobre temas globales, relaciones norte-sur, y gobernabilidad de la globalizacion. Su lema es una frase aparecida en el muro de la vieja aduana de Barcelona, a comienzos del 2.003: «Lo que los muros hablan, los medios callan». Roberto Savio