General

EEUU-Africa, relaciones economicas inestables

Ene 29 2004

por Emad Mekay

WASHINGTON, 29 ene (IPS) El comercio entre Estados Unidos y Africa
subsahariana cayó en 2002 debido a la reducción de las exportaciones
estadounidenses de productos de transporte y de las exportaciones africanas
de combustibles, reconoció una agencia de Washington.

Sin embargo, el intercambio se recuperará en los próximos años debido a un
acuerdo entre Washington y varios países africanos y a una nueva política
energética nacional, vaticinó la Comisión Internacional de Comercio (ITC)
de Estados Unidos.

En 2002, el intercambio de mercancías entre Estados Unidos y Africa
subsahariana sumó 24.100 millones de dólares, frente a 27.800 millones en
2001. En el mismo período, las exportaciones estadounidenses a esa región
cayeron 12,7 por ciento a 5.900 millones de dólares, y las importaciones de
esa región disminuyeron 13,5 por ciento a 18.200 millones de dólares,
agrega el documento.

La Comisión es una agencia federal independiente y cuasijudicial que brinda
información comercial a las ramas legislativa y ejecutiva del gobierno,
determina el impacto de las importaciones sobre las industrias nacionales y
recomienda medidas contra ciertas prácticas comerciales consideradas desleales.

Según la agencia, su cuarto informe anual, publicado el martes, es una
herramienta para que el presidente George W. Bush desarrolle una política
comercial y de desarrollo integral hacia los países de Africa subsahariana,
la región más pobre del mundo.

La polémica Ley de Crecimiento y Oportunidades para Africa (AGOA) podría
ayudar a revertir la caída del comercio entre ambas partes, sostiene la
ITC, pero activistas que se ocupan de esas relaciones comerciales sostienen
que las expectativas generadas por esa norma legislativa están lejos de
satisfacerse.

El Congreso aprobó la AGOA en 2000 luego de varios años de debate. La ley
elimina las barreras estadounidenses a las principales exportaciones de
Africa subsahariana a Estados Unidos, en particular productos textiles y
vestimenta.

En los primeros 11 meses de 2001, las importaciones estadounidenses de
productos abarcados por la AGOA, excepto el petróleo y otros combustibles
minerales, aumentaron 96 por ciento a 1.200 millones.

Con base en este aumento, funcionarios estadounidenses afirman que su
política económica en Africa subsahariana sirve de modelo de enfoque hacia
el desarrollo, con énfasis en el comercio sobre la ayuda económica como vía
hacia la prosperidad.

Pero los críticos señalan que esta concentración en el comercio ha servido
para disimular la reducción de la ayuda estadounidense para el desarrollo
de Africa subsahariana.

Además, sostienen, la AGOA otorga a Estados Unidos un arma más para
esgrimir contra los gobiernos africanos que no siguen la línea de
Washington en una variedad de asuntos, incluida la «guerra contra el
terrorismo» lanzada por Bush después de los atentados del 11 de septiembre
de 2001.

El acceso libre de aranceles previsto en la nueva ley no aumentó las ventas
de los agricultores africanos, que todavía luchan contra las cuotas de
importación y los bajos precios internacionales, resultado de los subsidios
de países europeos y Estados Unidos a sus agricultores.

El último informe de la ITC sólo confirma esa tendencia, según los críticos.

«Cuando se aprobó la AGOA, se suponía que iba a aumentar el intercambio.
Pero ahora, (el informe de la ITC) reconoce que ese comercio ha sido
inconstante, en el mejor de los casos», señaló Bill Fletcher (hijo),
presidente del Foro TransAfrica, un grupo con sede en Washington.

Según el informe, la caída de las exportaciones estadounidenses a Africa
subsahariana en 2002 fue causada principalmente por la disminución de la
venta de equipos de transporte a Sudáfrica y Kenia, mientras que la caída
de las importaciones estadounidenses de la región se debió en gran parte a
la reducción de 17,9 por ciento en las ventas de productos relacionados con
la energía de Nigeria.

La disminución de las importaciones de productos de energía ocurre cuando
Washington intenta diversificar sus fuentes de recursos energéticos, lo que
incluye reemplazar el petróleo de Medio Oriente por exportaciones de Africa.

Funcionarios estadounidenses afirman que, junto con América Latina, Africa
occidental se convertirá en una de las fuentes de gas y petróleo de mayor
crecimiento para el mercado estadounidense.

Según la ITC, «a medida que funcionarios de gobierno, empresas nacionales e
internacionales conocen las ventajas de la AGOA, Africa subsahariana
continúa atrayendo inversiones».

Pero ese flujo de inversiones es desparejo, aclara el informe. El sector de
los textiles y la vestimenta recibió importantes inversiones, pero otros,
como la industria automovilística de Sudáfrica y la de la informática en
Uganda, apenas se beneficiaron de la AGOA.

El informe prevé un aumento en el flujo de fondos extranjeros hacia Africa
subsahariana, aunque las inversiones de cartera en la región cayeron de
1.000 millones de dólares en 2001 a 700 millones en 2002.

Como en años anteriores, Sudáfrica recibió casi todas las inversiones
extranjeras en la región en 2002.

Las inversiones directas netas de Estados Unidos en Africa totalizaron 861
millones de dólares en 2002, lo que representa menos de uno por ciento de
esas inversiones en el extranjero.
*****
+Comisión Internacional de Comercio, en inglés (http://www.usitc.gov)
+Foro TransAfrica, en inglés (http://www.transafricaforum.org)

(FIN/IPS/

——————————————————————————–
‘Other news’ es una inciativa personal, que tiene el fin de proprocionar material que tendria que estar en los medios, y no esta por los criterios comerciales de la informacion. Esta abierta a recibir contribuciones de todos. Su area de trabajo es informar sobre temas globales, relaciones norte-sur, y gobernabilidad de la globalizacion. Su lema es una frase aparecida en el muro de la vieja aduana de Barcelona, a comienzos del 2.003: «Lo que los muros hablan, los medios callan». Roberto Savio