General

FSM: Análisis Conclusivo

Ene 26 2004

Irene León

ALAI-AMLATINA Mumbai.- Evocando a Gandhi, quien
afirmó que el mundo puede cambiarse sin violencia, con
transformaciones que empiecen en cada una de las personas y
luego se proyecten al conjunto, concluyó en Mumbai (India) la IV
edición del Foro Social Mundial que, del 16 al 21 de enero,
congregó a unas cien mil personas, provenientes de 140 países.

Se abordaron en él decenas de problemáticas: paz, libre
comercio, agricultura, comunicación, y otras, todas de crucial
importancia para la formulación de alternativas a la
globalización neoliberal, que es el propósito central del Foro.
No obstante, si hubiera que sintetizar el evento en una palabra
esta es: Diversidad, pues esa fue la problemática que predominó
en hechos y discurso.

En Mumbai se escucharon decenas de lenguas; se vieron
policromas expresiones creativas y culturales; se enfocaron
problemáticas similares con distintos enfoques y formas de
construcción discursiva; pero lo que sentó precedente en la
historia del FSM es la visible participación de una diversidad de
etnias y grupos sociales, cuya presencia evidenció de facto que el
mundo resiste a la homogenización inherente al proceso de
globalización.

De la mano de la diversidad en números estuvo presente la
diversidad de pensamiento, ambas cimiento indiscutible de las
alternativas en cuestión. Pues, la producción de pensamiento
propio y diverso, conjuntamente con el fortalecimiento de las
autonomías, son un sólido cimiento para la construcción de ese
otro mundo posible, tal como se enfatizó en el Panel-debate
«Alternativas diversas para cambios globales», organizado por
distintas redes de mujeres .

Por eso, como lo señaló el artista -y político- brasileño
Gilberto Gil, el reto hacia adelante es el de hacer que «la
diversidad y la pluralidad se vuelvan una práctica que se
aplique a todo», al pensamiento, la creación y la acción, a la
proyección del alter mundo igualitario, sin discriminación y con
justicia económica y social, que es la utopía que convoca no
solo al evento Foro, sino también a un proceso que engloba a
millones de iniciativas y propuestas en el mundo entero.

La justicia como eje de la economía

Otro Mundo es posible y necesario, fue parte del discurso unánime
de los numerosos eventos sobre economía, especialmente sobre
libre comercio, donde se expresaron voluntades de continuar
actuando para revertir los dictámenes de la OMC y acuerdos
regionales similares.

Al analizar el fracaso de Cancún, por ejemplo, se puso en
evidencia la importancia de la lucha ciudadana y su liderazgo en
la formulación de propuestas de integración para, en palabras
del mensaje enviado por el Nobel de la Paz Nelson Mandela,
eliminar todas las injusticias que afectan principalmente a los
países del Sur y grupos discriminados.

Así, el asunto de la justicia económica constituyó también un
eje transversal en los análisis de una amplia amalgama de
problemáticas, desde la agricultura donde el libre comercio es
la principal amenaza que pende sobre la vida campesina, hasta en
la comunicación cuyos mecanismos son eje dorsal de la
globalización.

Las Instituciones Financieras Internacionales, especialmente el
Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, fueron
señaladas como el más monumental semillero de desigualdades,
entre los países y entre las personas, y por tanto sus políticas
fueron identificadas, una vez más, como las principales
responsables de las situaciones críticas que afectan a los países
pobres, de tal manera que entre las alternativas destacó la urgente
reorientación de esas instituciones para ponerlas al servicio de los
pueblos y no del capital. Igualmente, el no pago de la deuda
externa: «No debemos nada, no pagamos nada», se leía y oía por
todas partes.

Asimismo, estuvo en la mira el despilfarro de recursos en
armamento y bases militares, cuyo fin es el dominio y su
utilización en invasiones y guerras, constituyendo la mayor
afrenta a la dignidad de los pueblos. Por eso, recurrentemente
se apeló al revertimiento de dichos recursos a la educación, la
salud, la erradicación del hambre, entre otros. La arrogancia
de George Bush, el cristalizador de los anhelos imperiales
estadounidenses, sus simplificados argumentos, que pretextando
combatir al terrorismo siembran terror, fueron señalados como el
peor de los anacronismos de la época. Por eso, la demanda de
rendición de cuentas de las invasiones, llamadas guerras, estuvo
al orden del día.

La condena a la invasión a Irak y Afganistán, al sometimiento de
pueblos como el Palestino, a la multiplicación de bases
militares y de políticas llamadas de seguridad, al achicamiento
de los derechos individuales y colectivos con ese pretexto, se
escuchó al unísono. Nadie cree que la guerra resuelva ningún
conflicto, pero sí en que los agudiza y encamina hacia un
retroceso de la humanidad hacia situaciones coloniales y
profundiza los desbalances de poder existentes.

El futuro del Foro

«El Foro Social Mundial es la verdadera ONU, porque aquí están
los pueblos con voz propia. Este es el auténtico espacio de
convergencias de sectores y naciones, para decir lo que aspiran
y lo que es importante para la humanidad», dijo la líder
ecuatoriana Blanca Chancoso en el discurso de clausura del Foro.
Enfatizó también en que a la vez que este punto de encuentro
mundial es indispensable para pensar el futuro en colectivo, lo
es más aún su proceso en los distintos países y regiones, donde
se generan las propuestas y las solidaridades desde abajo.

El Foro celebrado en Mumbai, abre un nuevo estilo de
participación y convergencias, donde la visibilidad de distintas
formas de expresión marcan el tono de las luchas comunes, aquí
se combinó la producción de ideas y propuestas con marchas
permanentes que, con distintos símbolos y manifestaciones
culturales, expresaban la misma aspiración que la dicha en
palabras: Otro mundo es posible, urgente y necesario.

——————————————————————————–
‘Other news’ es una inciativa personal, que tiene el fin de proprocionar material que tendria que estar en los medios, y no esta por los criterios comerciales de la informacion. Esta abierta a recibir contribuciones de todos. Su area de trabajo es informar sobre temas globales, relaciones norte-sur, y gobernabilidad de la globalizacion. Su lema es una frase aparecida en el muro de la vieja aduana de Barcelona, a comienzos del 2.003: «Lo que los muros hablan, los medios callan». Roberto Savio