General

Dimensión de la Globalización

Feb 26 2004

Un rayo de esperanza para los trabajadores: el informe final de la Comisión mundial sobre la Dimensión Social de la Globalización

Fue el 24 de febrero, cuando se publicó oficialmente el informe final de la Comisión mundial sobre la Dimensión Social de la Globalización “Por una globalización justa: crear oportunidades para todos», punto culminante de más de dos años de deliberaciones mantenidas por un grupo de 26 personalidades y expertos procedentes de todos los sectores, y de decenas de consultas de todos los actores involucrados, entre ellos las organizaciones sindicales.

Este informe es un rayo de esperanza para los trabajadores del mundo entero, hoy en día afectados por el temor, la precariedad y la inseguridad. En lo que atañe a la gobernanza nacional, el debate se centra en el Estado e instituciones sólidas. También trata la economía informal y su integración en el resto de la economía. Recomienda que el trabajo decente se convierta «en un objetivo global de la política económica» de cada país.

Los miembros de esta Comisión se han expresado sobre todo en términos de gobernanza mundial. En contra de las reglas económicas injustas, sus conclusiones forjan el camino hacia una revisión del sistema comercial reduciendo los obstáculos respecto del acceso a los mercados y defendiendo la posición de los países pobres. «La OMC debería prever en sus métodos de trabajo disposiciones para la participación plena y efectiva de todos los Estados miembros», se añade sin olvidar una referencia a la institución de un Consejo de seguridad económico y social en las Naciones Unidas. Esta propuesta ha sido defendida por la CMT desde hace muchos años y fue sometida a esta Comisión en Bruselas, en noviembre de 2002. La gobernanza en las instituciones de Bretton Woods también ha sido tratada, haciendo hincapié en avances necesarios respecto de la democracia, transparencia, responsabilidad y coherencia del sistema multilateral. No obstante, el informe insiste en que la ONU desempeñe un papel central en la gestión de esta gobernanza mundial.

La dimensión regional también ha sido tomada en cuenta. Integrar de manera justa los objetivos sociales en los procesos de integración económica y política regional es fundamental. Las organizaciones sindicales son, desde hace muchos años, muy activas para garantizar su participación en estos procesos y velar por que no se limiten a una simple integración económica y financiera. Entre libre cambio e integración, nuestra opción es obvia. Los trabajadores no quieren proyectos ambiciosos de supermercados regionales en los que serán tratados como mercancías. Nuestra visión, como organización sindical internacional, se fundamenta en la durabilidad y en la participación democrática y apunta a los derechos sociales, pilares de toda cooperación regional.

Cabe mencionar otros puntos: la insistencia en el aumento de la ayuda al desarrollo, la reducción de la deuda y la movilización de nuevas fuentes de financiación del desarrollo. Si bien lamenta que no sean mencionadas explícitamente la introducción de una tasa sobre las transacciones financieras internacionales y la necesidad de avances decisivos respecto de la condonación de la deuda, la CMT contempla con interés el examen de la financiación del desarrollo y el seguimiento de la Conferencia de las Naciones Unidas al respecto (Monterrey, México, marzo de 2002).

Este miércoles 25 de febrero de 2004, con motivo de la inauguración de un seminario internacional centrado en la gobernanza, Willy Thys, Secretario General de la CMT, ha presentado las conclusiones del informe a los dirigentes sindicales de más de 20 países, subrayando que, en opinión de la CMT, la pobreza, la exclusión social y la multiplicación de Estados sin derecho son los principales enemigos de la gobernanza. La CMT acoge favorablemente este informe y se declara ya a favor de un seguimiento del mismo. Insta a las organizaciones internacionales de carácter social a establecer un balance anual de las consecuencias sociales de las políticas económicas, financieras y comerciales, así como a fomentar una serie de diálogos tripartitas y a consolidar un foro de la mundialización que reúna a las organizaciones internacionales junto con otros actores. Es menester que el movimiento sindical internacional esté representado para albergar esperanza y velar por que se escuche a los miles de trabajadores que, hoy en día, intentan sobrevivir en la precariedad y la miseria. Asimismo, insistimos en que la OIT ­ y el trabajo decente ­ permanezca en el centro del seguimiento de esta Comisión, al lado, además, de otras organizaciones internacionales de carácter social, de las instituciones de Bretton Woods y de la OMC.

Entre los primeros puntos de la agenda figura la elaboración de políticas integradas con respecto a asuntos económicos, sociales y medioambientales. Esta propuesta la seguirá muy detenidamente la CMT. La voluntad política es el motor del desarrollo. «Si está presente, y es necesario que lo esté, podemos estar seguros de que antes del año 2015, los Objetivos del Milenio podrán cumplirse», ha añadido el dirigente de la CMT.

Contacto: Mathieu Debroux, responsable del departamento de Información ­ línea directa: (++322) 2854755 ­ mathieu.debroux@cmt-wcl.org

Mathieu DEBROUX
Head of Information

World Confederation of Labour (CMT-WCL-WVA)
33, rue de Trèves 1040 Bruxelles, Belgique

——————————————————————————–
‘Other news’ es una inciativa personal, que tiene el fin de proprocionar material que tendria que estar en los medios, y no esta por los criterios comerciales de la informacion. Esta abierta a recibir contribuciones de todos. Su area de trabajo es informar sobre temas globales, relaciones norte-sur, y gobernabilidad de la globalizacion. Su lema es una frase aparecida en el muro de la vieja aduana de Barcelona, a comienzos del 2.003: «Lo que los muros hablan, los medios callan». Roberto Savio