General

Emergencia continúa en Cuerno de ?frica

Feb 2 2004

Por Martti Ahtisaari (*)

HELSINKI, (IPS) – El pasaje de una crisis a otra en el Cuerno de Africa
está resultando insoportable para la gente, para la comunidad humanitaria y
también para los donantes. El desarrollo en esa región africana debe ser
conducido sobre una base más sostenible porque la frecuencia de fuertes
sequías parece haberse incrementado.

Como el resultado de falta de lluvias en el 2002, tanto Etiopía como
Eritrea todavía enfrentan una seria escasez de alimentos y las
consecuencias de una creciente miseria entre los segmentos más vulnerables
de la sociedad.

Entre seis y diez millones de personas requieren actualmente alimentos y
otras formas de asistencia en el Cuerno de Africa aunque una aún más grave
situación de emergencia puede ser evitada en esta oportunidad gracias a la
temprana advertencia sobre la inminente crisis y a una rápida acción de los
donantes, de los gobiernos locales y de la comunidad humanitaria.

En Etiopía un país enorme de más de 70 millones de habitantes, un mayor
desastre fue evitado en el 2003 a través de un destacable esfuerzo
colectivo. Sin embargo, la necesidad de una significativa ayuda humanitaria
sigue existiendo, especialmente en los sectores no vinculados directamente
con la alimentación. Será imprescindible continuar los esfuerzos
humanitarios a largo plazo en el 2004 y mantener el actual impulso en la
recolección de fondos.

Es necesario seguir atendiendo necesidades sustanciales, especialmente en
las áreas más afectadas, donde la malaria y una serie de enfermedades
infecciosas están golpeando más fuertemente que lo usual.

Hay también problemas políticos muy difíciles, como la cuestión de la
tierra. El tamaño promedio de una granja familiar es de una hectárea,
superficie que no alcanza para alimentar a una familia de cinco personas ni
siquiera en los años buenos.

El gobierno de Etiopía está ahora poniendo en práctica planes para colocar
a la gente en otros lugares a fin de darles el doble de tierra para
trabajar. Pero, como ha mostrado la experiencia de otros países, éste es
siempre un enfoque polémico.

La tierra de propiedad estatal no es privatizada por completo, sino que a
los agricultores se les conceden derechos de posesión a largo plazo, que
incluso pueden transferir a sus hijos; de esta manera se comprometen mucho
más con la tierra y ansían hacerle mejoras a sus posesiones.

El gobierno etíope está poco dispuesto a poner en práctica una
privatización completa porque teme que la gente venda sus parcelas su
único bien- y quede totalmente a merced de la ayuda externa.

En Eritrea, un país de 3 millones 600 mil habitantes, hay varios
indicadores preocupantes. Cerca de dos tercios de la población vive
actualmente bajo la línea de pobreza y al menos la mitad se encuentra en
situación de extrema pobreza. La desnutrición infantil es alta y más del 53
% de los hogares es encabezado por mujeres.

En el Cuerno de Africa la situación exige que se traten urgente y
adecuadamente las causas subyacentes de estos problemas.

En el caso de Eritrea, tres áreas centrales requerirán atención a fin de
lograr progresos en la intención de alcanzar resultados a más largo plazo:
1) la satisfacción de las importantes necesidades de fondos para objetivos
humanitarios que conforman los cimientos de la recuperación y del
desarrollo; 2) el mejoramiento del diálogo entre los gobiernos y los
donantes y 3) la finalización del proceso de demarcación de límites en la
disputada frontera entre Etiopía y Eritrea.

El gobierno de Eritrea indicó que un sentimiento de inseguridad está
impidiendo una más rápida desmovilización de tropas. Dado el considerable
impacto que la escasez general de mano de obra y la ausencia de los
campesinos de sus tierras está teniendo en la situación humanitaria, será
decisivo proceder a la demarcación de los límites en forma urgente.

Etiopía y Eritrea combatieron una amarga y desastrosa guerra entre 1998 y
2000 a causa de la línea de frontera en Badme, que sigue aún en disputa.

Hay acuerdo en que ha llegado la hora de que el Banco Mundial tome el
liderazgo en los esfuerzos por un desarrollo a largo plazo en esa región y
de que la comunidad internacional de donantes concentre sus esfuerzos en el
Cuerno de Africa.

Los esfuerzos serán mucho más eficaces en cuanto a los costos y a los
resultados si se fomenta una cada vez mayor independencia en la producción
de alimentos y en la seguridad alimentaria.

Una vez que hayamos identificado los programas que se necesitan (el proceso
es bien largo), la comunidad internacional debe ver como financiarlos con
una perspectiva un poco a largo plazo con un período de cinco años como
mínimo- y comprometerse a cumplir con esos objetivos a fin de lograr un
verdadero progreso en el área. Si fallamos en actuar ahora la situación se
hará más difícil. (FIN/COPYRIGHT IPS)

(*) Martti Ahtisaari, presidente de Finlandia entre 1994 y 2000, es el
enviado especial del Secretario General de las Naciones Unidas para la
crisis en el Cuerno de Africa.

——————————————————————————–
‘Other news’ es una inciativa personal, que tiene el fin de proprocionar material que tendria que estar en los medios, y no esta por los criterios comerciales de la informacion. Esta abierta a recibir contribuciones de todos. Su area de trabajo es informar sobre temas globales, relaciones norte-sur, y gobernabilidad de la globalizacion. Su lema es una frase aparecida en el muro de la vieja aduana de Barcelona, a comienzos del 2.003: «Lo que los muros hablan, los medios callan». Roberto Savio