General

ONU se prepara a regresar a Iraq

Feb 5 2004

por Thalif Deen

NACIONES UNIDAS, feb (IPS) Presionada por Estados Unidos, la ONU prepara
el equipo de expertos electorales que analizará en Iraq la factibilidad de
que se celebren comicios nacionales directos antes de junio próximo.

Luego de reunirse con el presidente estadounidense George W. Bush este
martes, el secretario general de la ONU (Organización de las Naciones
Unidas), Kofi Annan, dijo a la prensa que el foro mundial tiene un
importante rol a cumplir en Iraq, un rol que él mismo no definió.

Lo mismo expresó Bush. «La ONU necesita desempeñar un papel vital, y es
un importante papel», declaró. Pero no lo definió.

«Decidí enviar un equipo, un equipo que tratará de trabajar con los
iraquíes para encontrar un camino hacia adelante», dijo Annan.

El foro mundial se retiró de Iraq luego de la detonación de sus
oficinas en Bagdad en agosto, atentado en que murió, junto a una veintena
de personas, el subsecretario general de la ONU Sergio Vieira de Mello.

La misión de la ONU viajará a Bagdad en momentos en que el clima
político y militar en el país árabe ocupado por Estados Unidos está en
franco deterioro.

Los seguidores del Islam chiita, que con 60 por ciento de los 27
millones de habitantes constituyen la mayoría de la población, exigen con
manifestaciones multitudinarias elecciones generales en todo el territorio
iraquí antes del 30 de junio.

El respaldo de los musulmanes chiitas a la ocupación estadounidense
incluyó desde el vamos la exigencia de elecciones en el breve plazo, para
poner fin a más de un siglo de marginalización de la mayoría en favor de la
minoría sunita.

Pero las autoridades de la ocupación estadounidense proponen celebrar
asambleas locales para designar un gobierno que se haga cargo del país
antes de julio, cuando comience la campaña proselitista en que el
presidente George W. Bush procurará la reelección.

En el plano militar, los atentados suicidas están en aumento, lo que
cubre de inseguridad las operaciones en el país aun en el caso de
organizaciones internacionales humanitarias.

«Iremos allí a ayudar a los iraquíes, para ayudarlos a establecer un
gobierno que sea iraquí. La fecha del 30 de junio ha sido sugerida, pero
existen algunos desacuerdos en torno del mecanismo para establecer el
gobierno provisional», dijo Annan.

La ONU ya envió dos equipos de expertos en seguridad por separado, como
avanzada de la misión de técnicos electorales. La coalición de fuerzas
ocupantes «ha prometido hacer el máximo esfuerzo para proteger a los
funcionarios de ONU en Iraq», afirmó Annan.

De todos modos, un veterano funcionario del foro mundial dijo a IPS:
«Si Estados Unidos no puede proteger a sus propios soldados de los
continuos atentados suicidas en Iraq, ¿cómo podrá asegurar la seguridad del
personal de la ONU?»

Cuando el subsecretario (viceministro) de Defensa estadounidense Paul
Wolfowitz asistió a una reunión de un concejo local en el norte de Iraq el
fin de semana, dijo en términos inequívocos que los chiitas no cederían en
su demanda de elecciones directas.

Pero Estados Unidos considera que el clima de seguridad de Iraq no es
el adecuado para abrir las urnas en todo el territorio nacional, y confía
en que el equipo de la ONU lo ayude a echar por la borda la propuesta
chiita, afirman expertos en cuestiones árabes.

Washinton teme que los chiitas establezcan en Bagdad un gobierno
islámico al estilo iraní, según esos observadores.

Annan intercedió en favor de la posición estadounidense al sostener el
mes pasado que celebrar elecciones nacionales directas antes del 30 de
junio podría no ser seguro por razones logísticas.

Dilip Hiro, experto en asuntos de Medio Oriente, dijo a IPS no estar
seguro de que sea la situación de seguridad lo que lleva a Estados Unidos a
bloquear las elecciones.

«El Pentágono (Departamento de Defensa) afirma que los ataques cayeron
de 35 a 17 al día y que las patrullas de seguridad se redujeron de 1.500 a
500 diarias», agregó Hiro, autor del libro «Secretos y mentiras: la
Operación Libertad Iraquí y después».

Por lo tanto, estimó el experto, las invocaciones a la seguridad no son
suficientes para acallar la voz de los iraquíes en la determinación de su
propio futuro político.

«A pesar de las 50.000 muertes ocurridas en 15 años en Cachemira,
provincia de india con una población de nueve millones de personas, el
gobierno en Nueva Delhi continúa convocando allí elecciones nacionales y
estaduales, y con ese fin satura el territorio de soldados», recordó Hiro.

Para el observador, Annan ya llegó a la conclusión de que no están
dadas las condiciones para celebrar elecciones, a pesar de que el autor de
la iniciativa, el ayatolá Alí al-Sistani, la formuló a la ONU en diciembre,
luego de que Estados Unidos la desechara.

El jefe civil de la ocupación estadounidense, Paul Bremer, «no le
prestó atención a Sistani» entonces, y ahora «hay un movimiento de masas»
que exige la pronta realización de elecciones nacionales directas.

El profesor de Derecho de la Universidad de Nueva York y asesor de
Breman Noah Feldman dijo que «sería un desastre tener elecciones con
legitimidad cuestionada», lo cual, según Hiro, es la mejor exposición sobre
las razones reales por las que Washington se niega a aceptar la iniciativa
chiita.

«La experiencia histórica sugiere que en elecciones rápidas y en
condiciones de posguerra se elige a personas no dedicadas a la
democratización. Si se actúa con demasiada rapidez, se elegirá a las
personas equivocadas», dijo Feldman.

Se trata de un temor razonable, dijo a IPS Alí Abunimah, cofundador del
sitio en Internet Electronic Iraq.

«Es paradójico que Bush haya ido a la guerra supuestamente para darle
democracia al pueblo iraquí y ahora cientos de miles de iraquíes marchen
por elecciones que Estados Unidos no quiere celebrar», observó Abunimah.
(FIN/IPS/

——————————————————————————–
‘Other news’ es una inciativa personal, que tiene el fin de proprocionar material que tendria que estar en los medios, y no esta por los criterios comerciales de la informacion. Esta abierta a recibir contribuciones de todos. Su area de trabajo es informar sobre temas globales, relaciones norte-sur, y gobernabilidad de la globalizacion. Su lema es una frase aparecida en el muro de la vieja aduana de Barcelona, a comienzos del 2.003: «Lo que los muros hablan, los medios callan». Roberto Savio