General

Europa pendiente de Francia

Mar 29 2004

Julio Godoy

PARIS, 29 mar (IPS) La aplastante victoria de la coalición de izquierda en
los comicios regionales en Francia confirma un creciente descontento en
Europa con las políticas de derecha, aunque aún no puede hablarse de una
tendencia electoral consolidada.

Liderada por el Partido Socialista (PSF), la izquierda francesa ganó
las elecciones en 21 de las 22 regiones, y obtuvo por ciento de los votos
emitidos en todo el país.

Mientras, la gobernante y derechista Unión para un Movimiento Popular
(UMP) y su aliada Unión Democrática Francesa se quedaron con 37 por ciento
de los sufragios.

En las últimas elecciones locales, de 1998, la derecha había ganado en
14 regiones.

El domingo sólo se eligieron gobiernos locales, pero los analistas
coinciden en que esta victoria de la izquierda fue de todas formas una dura
bofetada al presidente Jasques Chirac y al primer ministro Jean Pierre
Raffarin.

«El resultado electoral es un claro rechazo a Jacques Chirac», escribió
Serge July, director del diario Liberation.

El analista Robert Schneider fue un poco más allá en un comentario
publicado en el semanario Le Nouvel Observateur.

«Las políticas que este gobierno derechista ha puesto en práctica por
dos años son obra personal de Chirac, y por eso él es el gran responsable
de esta derrota», señaló.

Los votantes en verdad castigaron a Chirac: cada uno de sus 19 ex
ministros candidatos a cargos regionales fueron derrotados el domingo, y la
izquierda ganó en regiones consideradas tradicionalmente baluartes de la
derecha.

En la central región de Pays de la Loire, el ministro de Asuntos
Sociales, Francois Fillon, principal impulsor de la privatización del
sistema de pensiones y de una serie de recortes de beneficios a los
desempleados, perdió ante un candidato izquierdista.

La izquierda no había ganado nunca en esa región en los últimos 100 años.

En la sudoccidental región de Poitou Charentes, el candidato socialista
Segolone Royal ganó con más de 50 por ciento de los votos. Hasta hace dos
años, esta región era gobernada por Raffarin.

«Este es un claro llamado popular a que se ponga fin a un sistema
injusto que sólo aumenta la pobreza. El pueblo está en contra de que se
desmantele el estado de bienestar, y quiere servicios públicos eficientes»,
dijo Royal tras la votación.

Analistas destacan el impacto positivo que tuvo para la izquierda
francesa la victoria del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en las
elecciones españolas del 14 de marzo.

La campaña electoral de Royal fue llamada popularmente «la Zapatera»,
en referencia al presidente electo español José Luis Rodríguez Zapatero.

El presidente de la UMP, Alain Jupppé, admitió que la derrota en las
urnas se debió en especial al descontento popular con las políticas del
gobierno, pero sostuvo que ahora las reformas no deben detenerse.

«Sin duda tenemos que informar mejor a nuestro pueblo sobre nuestras
acciones. Tenemos que explicar mejor las reformas que tenemos en marcha»,
señaló.

Juppé, firme defensor de la economía de libre mercado, repite así los
argumentos de la coalición gobernante en Alemania, formada por el Partido
Social Demócrata (SPD) y Los Verdes.

«No hay marcha atrás para las reformas. Lo que tenemos que hacer es
explicar mejor los objetivos de nuestras políticas», dijo semanas atrás
Franz Muentefering, quien reemplazó al canciller (jefe de gobierno) Gerhard
Schroeder en la presidencia del SPD.

No es coincidencia que Juppé en Francia y Muentefering en Alemania usen
el mismo lenguaje para contestar al mensaje de las urnas.

La coalición derechista francesa y la socialdemócrata-verde alemana
tienen programas muy similares, con privatizaciones del sistema de
pensiones y de la salud, severos recortes de la ayuda del Estado a los
desempleados, reducciones de impuestos a las empresas y a las clases altas
y leyes de flexibilización laboral.

En el plano económico, Alemania y Francia sufrieron una recesión el año
pasado con un aumento del desempleo.

Según parece, el primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, podría
ser el próximo jefe de gobierno de derecha que pierda una elección en
Europa, luego de la derrota este mes del presidente español José María Aznar.

No obstante, el viraje de Europa hacia la izquierda todavía es lento y
sufre algún revés.

Poco antes del triunfo del PSOE en España, el partido socialista griego
PASOK perdió las elecciones parlamentarias tras 10 años de gobierno y a
pesar de varios logros económicos y sociales.

En Francia, el PSF y sus aliados ofrecen una posibilidad real de cambio
para los comicios de 2007, pero en Alemania no hay una buena perspectiva
para la izquierda. Según las últimas encuestas, la derechista Unión
Demócrata Cristiana corre con larga ventaja para ganar las elecciones de 2006.

En otros países con una gran tradición socialista o socialdemócrata
como Austria, Dinamarca y Holanda, los partidos de izquierda perdieron
muchos cargos de gobierno ante la derecha, e incluso ante coaliciones
ultraderechistas. Lo mismo ocurrió en Italia y Portugal.

En Gran Bretaña tampoco hay grandes alternativas a la derecha. El
Partido Laborista del primer ministro Tony Blair poco difiere del gobierno
conservador de Margaret Thatcher (1979-1990).
*****
+ Partido Socialista de Francia, en francés (http://www.parti-socialiste.fr/)
+ Partido Socialista Obrero Español, en español (http://www.psoe.es/)

(FIN/IPS/
——————————————————————————–
‘Other news’ es una inciativa personal, que tiene el fin de proprocionar material que tendria que estar en los medios, y no esta por los criterios comerciales de la informacion. Esta abierta a recibir contribuciones de todos. Su area de trabajo es informar sobre temas globales, relaciones norte-sur, y gobernabilidad de la globalizacion. Su lema es una frase aparecida en el muro de la vieja aduana de Barcelona, a comienzos del 2.003: «Lo que los muros hablan, los medios callan». Roberto Savio