General

¿Que globalización queremos?

Mar 23 2004

Por Roberto Savio

Ginebra, 23 Marzo. — “Podemos intentar solucionar el déficit de gobernabilidad global que existe en el mundo actual (…) y adoptar políticas coherentes que forjen el camino hacia una globalización justa e equitativa (…) o podemos dar rodeos y dejar que el mundo se vea sumido en nuevas espirales de inseguridad, problemas políticos, conflictos y guerras?.

Con estas palabras, Tarja Halonen, Presidenta de Finlandia y Benjamin William Mkapa, Presidente de Tanzania, definieron las dos posibles vías para un mundo que avanza cada vez más abiertamente hacia un irrefrenable proceso de globalización.

Estas declaraciones fueron registradas en ocasión de la publicación de un informe elaborado por la Comisión Mundial sobre la Dimensión Social de la Globalización, co-presidida por ambos, que tuvo la misión de escuchar los mas variados puntos de vista para buscar terreno común en un tema de difícil compromiso.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) , el pasado martes 24 de Febrero, a través de la presentación de este informe sin precedentes, exigió una globalización justa e integradora como prioridad mundial. Pasado un mes, la pregunta sigue en pié: quienes gobiernan el mundo deben necesariamente optar entre la justicia o la desigualdad.

Juan Somavía, Director General de la OIT, declaró que el vanguardismo del informe está en ser el primer intento de “abordar la dimensión social de la globalización de forma sistemática?.

El informe, titulado “Por una globalización justa: crear oportunidades para todos?, reclama un total replanteamiento de las políticas e instituciones globales, responsables por un mundo donde “se observan desequilibrios persistentes (…) inaceptables de un punto de vista ético e indefendibles desde el punto de vista político?, y en el que no se ha podido satisfacer las aspiraciones sencillas y legítimas de la “gran mayoría de hombres y mujeres.?

Efectivamente, se reconoce que las ventajas sólo las aprovechan algunos, mientras que sus riesgos afectan a la mayoría de los ciudadanos del mundo. El informe cita la corrupción, el terrorismo y la situación de los mercados abiertos como especialmente preocupantes en una época en que la gobernabilidad global está en crisis.

A pesar de todas las críticas, se admiten igualmente los “inmensos beneficios? del proceso de globalización, como la oportunidad de crear sociedades y economías abiertas y una “mayor libertad para el intercambio de bienes, ideas y conocimientos?, beneficios que la Comisión cree ser posible difundir por una mayor parte de la población y de forma más justa. Asimismo se reconoce que es en estas sociedades abiertas que surge la “verdadera conciencia global?, atenta a desigualdades y a la discriminación.

El texto final contiene una serie de propuestas para mejorar la gobernabilidad y la responsabilización, intra e internacional, así como un conjunto de medidas correctivas dirigidas al comercio internacional, la inversión, las finanzas, la migración, las normas de trabajo y la protección social.

Primeramente, el informe defiende el trabajo y el empleo como elementos cruciales para una globalización más justa y de mayor alcance, haciendo un llamamiento a las organizaciones internacionales para que éstas permitan un mayor margen de autonomía política a los países en desarrollo.

Otra solicitud lanzada por la Comisión a las organizaciones internacionales de diferentes ámbitos es para que éstas mejoren su colaboración, a través de iniciativas que promuevan una coherencia política. A través de este proceso la Comisión cree que se logrará una globalización justa e integradora.

Asimismo se reafirmó el apoyo incondicional al proyecto de desarrollo sostenible de Naciones Unidas, visto como el mejor medio de responder a los desafíos de la globalización.

Las cuestiones de gobernabilidad tampoco fueron olvidadas. Tanto a escala nacional como internacional, su mejora es unánimemente considerada como una condición a priori para un mundo más justo e inclusivo. Igualmente importante fue el llamamiento, dirigido particularmente a los Estados más poderosos, a que se respeten las necesidades e intereses de las demás naciones a la hora de formular políticas nacionales con impacto internacional.

Se recordó el papel del Estado en la gestión del proceso de globalización, que según el informe, debe reforzar el papel de las empresas y singulares, proporcionar protección social y materializar los objetivos sociales y económicos del país.

Es precisamente en la esfera local que la Comisión espera ver los primeros pasos hacia una globalización sostenible. A través de “instituciones de diálogo fuertes? y una “sociedad civil dinámica? se podrán emprender políticas de ámbito local que defiendan el “derecho de expresión, la cultura y la identidad?, y que promuevan la inserción de la producción local en la economía global.

Para alcanzar estos objetivos habrá que soportar los esfuerzos que lleven a la integración de la economía informal en la corriente económica general y que contribuyan a la erradicación de la pobreza y al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo para el Milenio (ODM), ambos prerrequisitos para unas condiciones socioeconómicas capaces de sostener a un Estado bajo la economía global.

La migración fue otra cuestión que mereció destaque en el informe, por las muestras de preocupación tanto de los países de emigración como de los de inmigración, con los primeros señalando el problema del éxodo intelectual y los segundos insistiendo en las consecuencias de una inmigración descontrolada, especialmente negativas para los propios inmigrantes.

El texto final acabó siendo una demostración del éxito del diálogo social y de que es posible llegar a conclusiones consensuales en un tema tan ambiguo como el de la globalización. (fin/RS)

——————————————————————————–
‘Other news’ es una inciativa personal, que tiene el fin de proprocionar material que tendria que estar en los medios, y no esta por los criterios comerciales de la informacion. Esta abierta a recibir contribuciones de todos. Su area de trabajo es informar sobre temas globales, relaciones norte-sur, y gobernabilidad de la globalizacion. Su lema es una frase aparecida en el muro de la vieja aduana de Barcelona, a comienzos del 2.003: «Lo que los muros hablan, los medios callan». Roberto Savio