General

Venezuela ofrece ayuda al Cono Sur

Mar 27 2004

MONTEVIDEO, 27 ene (IPS) Venezuela está dispuesta a suministrar
combustible en condiciones preferenciales a Argentina y otros países del
Cono Sur de América para paliar la actual crisis energética, anunció este
sábado en la capital uruguaya el presidente del consorcio estatal PDVSA,
Alí Rodríguez.

«Estamos en condiciones de brindar un apoyo que puede ser fundamental.
Sabemos que Argentina tiene necesidad de fuel oil y gas oil, productos que
PDVSA (Petróleos de Venezuela) tiene en cantidades suficientes para
satisfacer la demanda», dijo Rodríguez en una rueda de prensa en Montevideo.

El presidente del gigante petrolero estatal venezolano se reunirá este
lunes con autoridades argentinas en Buenos Aires.

El explosivo crecimiento de la economía argentina en 2003 (8,7 por
ciento) originó una escasez de gas natural que obligó al país a reducir los
suministros a sus vecinos, Chile, Argentina y Brasil, para satisfacer su
propio consumo interno, sobre todo el destinado a la generación de
electricidad.

El gobierno argentino y las empresas energéticas privadas se atribuyen
mutuamente la responsabilidad por la falta de inversiones, origen de la
escasez de oferta que amenaza paralizar parcialmente la producción de
electricidad en la región.

Chile, receptor de 70 por ciento de las exportaciones gasíferas
argentinas, aparece como el principal perjudicado.

Rodríguez subrayó que la oferta de asistencia se efectúa en el marco de
la política de «solidaridad continental» del gobierno del presidente Hugo
Chávez.

El combustible sería suministrado en condiciones similares a las
estipuladas en el Acuerdo de San José, mediante el cual México y Venezuela
venden petróleo a los países de América Central y el Caribe con créditos de
hasta 20 por ciento de la factura, atados al suministro de bienes y
servicios de esos dos países.

Rodríguez dijo que varios países del Cono Sur latinoamericano habían
expresado interés en sumarse al Acuerdo de San José y que se abrirían
negociaciones en breve.

Sin embargo, Rodríguez descartó la posibilidad de suministrar gas
-principal déficit de la crisis argentina actual- debido a que en Venezuela
apenas comienzan los trabajos para la explotación de sus vastas reservas
gasíferas.

También el gobierno de Brasil prepara una oferta para auxiliar a su
vecino del sur suministrándole energía, tal como hizo Argentina en 2001,
cuando las principales ciudades e industrias brasileñas sufrieron
racionamiento eléctrico.

El funcionario fue invitado el viernes a la inauguración de la ampliada
refinería de petróleo de La Teja, en Montevideo, de la empresa estatal
uruguaya ANCAP, y participó además en un encuentro de embajadores
venezolanos en el Cono Sur (Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay).

Rodríguez puntualizó a IPS que Venezuela vive una experiencia
«peculiar» con Estados Unidos, de «excelentes relaciones energéticas» en el
marco de un «conflicto político» en el que Washington se ubica como aliado
de la oposición al gobierno de Chávez.

En el plan de negocios 2004-2009 de PDVSA figuran inversiones por
37.000 millones de dólares, de los cuales 10.000 millones corresponden a
empresas petroleras extranjeras, principalmente estadounidenses, dijo
Rodríguez.

De acuerdo a la ley venezolana, el Estado es propietario de los
hidrocarburos, a cargo de PDVSA -avaluada en 100.000 millones de dólares-,
aunque se permite la asociación con capitales privados con participación de
hasta 49 por ciento en los nuevos negocios.

La ley establece que las empresas extranjeras pagan 30 por ciento de
regalías en la explotación de petróleo y de 20 por ciento en la de gas, con
impuestos al lucro de 50 y 34 por ciento, respectivamente, que Rodríguez
describió como «muy atractivos».

En el caso de los recursos gasíferos, descuidados por las anteriores
administraciones de PDVSA, según Rodríguez, se inició una agresiva política
de explotación con participación de empresas extranjeras, con cuatro
contratos ya otorgados en la plataforma del delta del río Orinoco, al
sudeste de Venezuela.

«El mercado del gas se está expandiendo a un ritmo de tres por ciento
anual, y en 2030 alcanzará un tercio de la energía del planeta», agregó.

Rodríguez también destacó la nueva política de gastos de PDVSA, en
apoyo de los planes de desarrollo económico y social de Chávez, que han
sido cuestionados por la oposición venezolana.

«Las viejas administraciones concebían a PDVSA como una transnacional
más. El peor problema de Venezuela es la pobreza, que imposibilita el éxito
de cualquier otra actividad económica y de desarrollo, incluido el
petróleo», subrayó.

«Las actividades de exploración y explotación petroleras frecuentemente
se ven perjudicadas por la gran masa de desempleados que rodean las
instalaciones en busca de trabajo, lo que ha causado disturbios e incluso
muertos», agregó.

La oposición venezolana ha denunciado que el gobierno de Chávez ha
«politizado» a PDVSA, al usar sus recursos para financiar planes de
reducción de pobreza, suministro de agua, producción agrícola y otros, que
en 2003 sumaron 1.700 millones de dólares.

Rodríguez dijo que esas asignaciones, parte de la «nueva misión» de la
empresa, no afectan el plan de desarrollo de PDVSA, que en su presupuesto
de 15.000 millones de dólares para 2004, contempla 5.000 millones en nuevas
inversiones.

PDVSA, principal fuente de divisas del país, fue el ariete de una
huelga lanzada en diciembre de 2002 por organizaciones empresariales y
sindicales venezolanas, con el objetivo de forzar la caída de Chávez.

Bajo la dirección de los propios gerentes de la corporación, el
movimiento logró reducir la producción de crudo de tres millones de
barriles diarios, a apenas 25.000, con la casi total paralización de
actividades de refinación, transporte y distribución.

Sin embargo, con ayuda de Brasil, el gobierno logró paliar los efectos
de la falta de gasolina, mientras movilizaba a las Fuerzas Armadas y a los
técnicos y trabajadores afines a Chávez para neutralizar el paro y
restablecer la producción y exportación de petróleo y combustibles.

La nueva embajadora de Venezuela en Uruguay y ex ministra de Sanidad,
María Urbaneja, atribuyó la derrota de la huelga al esfuerzo de los
trabajadores, y subrayó que ahora la empresa «puso el capital petrolero al
servicio de las políticas públicas».

Rodríguez aseguró que la recuperación de PDVSA es total, con una
producción, hasta el viernes, de 3,715 millones de barriles diarios, todas
las refinerías operando y un «excelente nivel de negocios», al que sin duda
aportan los altos precios del crudo en el mercado mundial.
*****
+ Petróleos de Venezuela (http://www.pdvsa.com/)
(FIN/IPS/
——————————————————————————–
‘Other news’ es una inciativa personal, que tiene el fin de proprocionar material que tendria que estar en los medios, y no esta por los criterios comerciales de la informacion. Esta abierta a recibir contribuciones de todos. Su area de trabajo es informar sobre temas globales, relaciones norte-sur, y gobernabilidad de la globalizacion. Su lema es una frase aparecida en el muro de la vieja aduana de Barcelona, a comienzos del 2.003: «Lo que los muros hablan, los medios callan». Roberto Savio