General

Congreso del machismo mundial

Abr 1 2004

por Diego Cevallos

MEXICO, 1 abr (IPS) Grupos conservadores que abogan por lo que llaman la
familia natural se reunieron en México para darse un baño de elogios y
hacer la promesa de trabajar más y mejor contra el homosexualismo, el
divorcio y el «desenfreno sexual», posturas que llegaron a poner los pelos
de punta a más de un activista social y humanitario.

Es el momento de fortalecer «la hombría de los esposos», combatir el
divorcio en todas sus formas, «incluso si hay violencia doméstica», y
retomar «las buenas costumbres y los buenos matrimonios», fueron algunas de
las posturas escuchadas en le III Congreso Mundial de Familias, realizado
entre el lunes y el miércoles en México.

La cita, que reunió a unas 2.000 personas de más de 50 países, fue
convocada por grupos de corte conservador y acogida con beneplácito por el
Vaticano, que envió a participar en los debates al cardenal Alfonso Pérez
Trujillo, presidente del Consejo Pontificio para la Familia.

«Sólo en la familia, fundada en el matrimonio, se tiene la esperanza de
la grandeza, la dignidad y el futuro de la humanidad», dijo Trujillo.

Para Gabriela Delgado, investigadora del Centro de Estudios de la
Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la reunión promovió una
visión unilateral de la familia, que podría «abonar la intolerancia a la
diversidad en un mundo de rápidos cambios», dijo la experta a IPS.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Población (FNUAP) sostiene que
las estructuras familiares se movieron con rapidez los últimos años y
advierte que esa velocidad aumentará aún más en el futuro mediato.

Hoy, casi la mitad de al población mundial actual tiene menos de 25
años y 20 por ciento está constituido por adolescentes de entre 10 y 19
años, grupo que pronto estará listo para tener hijos, indican estudios del
FNUAP.

La investigación añade que en los países en desarrollo 82 millones de
niñas que ahora tienen entre 10 y 17 años habrán contraído matrimonio antes
de cumplir los 18 años.

Se están dando hoy todos los elementos que provocan la disfunción
familiar, «como son el desempleo, la incompatibilidad en la pareja, los
cambios de roles, la falta de recursos económicos y las uniones
irresponsables», apuntó Ruben Kaztman, Coordinador del Proyecto Latin
American Urbanization in the Late Twenty Century, asistente al encuentro de
México.

Los participantes, que se reunieron en mesas de debate bajo títulos
como «Identidad sexual en el matrimonio», «Al rescate de la virtud de la
modestia» y «Homosexualidad: un nuevo ataque al matrimonio», enfatizaron
que «la única familia natural» existente es la conformada por un hombre,
una mujer y sus hijos.

«Estos señores (los participantes a la cita) sí que se pasaron, pues
sus posturas desconocen la historia y los acuerdos internacionales
suscritos que abogan por la diversidad sexual y los compromisos para
respetarla», dijo a IPS José María Covarruvias, del Círculo Gay de México.

En documentos entregados a los asistentes al encuentro, se afirma que
«el matrimonio no es el resultado de la cultura, de la historia o de los
dictados del poder sino que pertenece a la propia naturaleza humana y
permite que el ser humano se desarrolle en el amor y se realice como persona».

Sólo promoviendo la familia natural «podrían resolverse muchos
problemas a nivel macro que tienen su origen en familias que no funcionaron
y en una educación basada en el individualismo», comentó Enrique Gómez
Serrano, encargado de asuntos internacionales del encuentro.

A su vez, Carlos Echarri, investigador del Colegio de México, dijo que
siendo la familia una célula social fundamental, sí puede ser un motor de
cambios, pero rechazó de forma tajante de la idea de que sólo hay un tipo
natural de familia, «pues eso no es real».

Monoparentales, compuestas, poligámicas, extendidas o formadas por
personas del mismo sexo son algunos ejemplos de la diversidad de uniones
existentes en el mundo, modelos que según el cardenal Trujillo pueden ser
llamadas con cualquier nombre, pero no con el de «familias naturales».

Según Mario Arteaga, presidente del comité Orgullo México, que promueve
los derechos de los homosexuales, el Congreso Mundial de Familias mostró un
rostro manipulador e intolerante hacia la diversidad.

«Esa estructura de papá, mamá, hijo, hija, perro y gato no pertenece ya
al grueso de la población», apuntó.

Los grupos no gubernamentales Familias y Sociedad de México y los
estadounidense The Howard Center for Family, Religion and Society y el
World Family Policy Center fueron los organizadores de la cita.

El primer Congreso Mundial de Familias se llevó a cabo en Praga en
1997, mientras que el segundo se efectuó en Ginebra en noviembre de 1999.

En la clausura del III Congreso Mundial de Familias los participantes
acordaron solicitar al secretario general de la Organización de las
Naciones Unidas, Koffi Annan, rechazar cualquier iniciativa que consagre
derechos especiales a los homosexuales y reiteraron que el «matrimonio es
el único medio moral y ético para formar una familia».

Para Wade F. Horn, subsecretario de Niñez y Familia del Departamento de
Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, la familia estable es muy
importante, pues «es un hecho bien sabido y probado que no hay ninguna
cultura que tenga un buen resultado y desarrollo» cuando ese grupo social
no funciona.

Sobre el homosexualismo, los matrimonio entre personas del mismo sexo y
el «desenfreno sexual», los asistentes prometieron que los combatirán por
considerar que van contra la naturaleza y la unidad familiar.

Gary Becker, premio Nobel de Economía 1992, propuso en el congreso
establecer contratos matrimoniales con candados que limiten las causales de
divorcio, así como crear esquemas que permitan a las mujeres no trabajar
durante los primeros cinco años de vida de sus hijos.

Mientras, el cardenal Pérez sostuvo que el divorcio es inadmisible en
cualquier situación, incluso si hay violencia doméstica.

Lorenzo Servitje, presidente de la empresa mexicana Bimbo, llamó por su
parte a «revertir el deterioro de la moral» que existe en la sociedad
para retomar «las buenas costumbres y los buenos matrimonios», y Marcos
Witt, líder cristiano en Estados Unidos, dijo que lo que hace falta para
defender a la familia es «fortalecer la hombría» de los esposos.
*****
+ III Congreso Mundial de Familias (http://www.cmf.com.mx)

(FIN/IPS

——————————————————————————–
‘Other news’ es una inciativa personal, que tiene el fin de proprocionar material que tendria que estar en los medios, y no esta por los criterios comerciales de la informacion. Esta abierta a recibir contribuciones de todos. Su area de trabajo es informar sobre temas globales, relaciones norte-sur, y gobernabilidad de la globalizacion. Su lema es una frase aparecida en el muro de la vieja aduana de Barcelona, a comienzos del 2.003: «Lo que los muros hablan, los medios callan». Roberto Savio