General

Bush sabía de torturas en Guantánamo

Sep 13 2004

LONDRES, 13 Sep. (EUROPA PRESS) –

Las «más altas instancias» de la administración de George W. Bush fueron informadas sobre malos tratos y posibles crímenes de guerra en la base naval de la bahía de Guantánamo (Cuba) en otoño de 2002, pero el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, decidió «no hacer nada al respecto», según señala un informe periodístico publicado hoy en exclusiva por el diario británico ‘The Guardian’.

La investigación, realizada por el veterano periodista Seymour Hersh y recogida en su libro ‘Chain of command’ (‘Cadena de mando’), recoge los testimonios de un investigador de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) que visitó el campamento en el verano de 2002 y regresó «convencido» de que se estaban «cometiendo crímenes de guerra» y de que «más de la mitad de las personas no debían estar allí» porque no habían cometido ningún delito. La base alberga a más de 600 personas capturadas durante la guerra de Afganistán por sus supuestos vínculos con los talibán y Al Qaeda.

El analista de la CIA entregó un informe sobre estos hechos al general John Gordon, colaborador de la asesora presidencial de Seguridad, Condoleezza Rice, la cual recibió el informe en otoño de 2002. Rice reclamó una reunión de alto nivel en la que pidió al secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, que pusiera término a esta situación, pero éste decidió «no hacer nada», señala el diario. Un antiguo alto responsable de la administración declaró a Hersh que «si las acciones en Guantánamo se hicieran públicas, el presidente podría resultar perjudicado».

Asimismo, la investigación de Hersh revela que tanto la CIA como la Policía Federal (FBI) habían sido testigos de torturas y malos tratos en Guantánamo. Un alto responsable del FBI señaló al periodista que «los guardias militares daban bofetadas, les desnudaban, les echaban agua fría y los dejaban bajo el chorro hasta que alcanzaban la hipotermia».

Seymour Hersh es el mismo periodista que el pasado mes de mayo sacó a la luz, a través de las páginas del ‘New Yorker’, un informe confidencial del Ejército estadounidense en el que se describían las torturas y malos tratos infligidos por los soldados americanos contra los prisioneros del centro de detención de Abu Gharib, en Irak. Hersh fue también el periodista que desveló la matanza de My Lai durante la guerra de Vietnam.

y,

El mundo prefiere a Kerry
Charu Shahane
BBC

La mayoría de la gente en el mundo quiere ver al presidente de Estados Unidos, George W. Bush, perder las elecciones de noviembre y ser reemplazado en el poder por su oponente, John Kerry.

Así lo muestra un sondeo realizado en 35 países por la empresa de investigación Flobescan Inc y la Universidad estadounidense de Maryland.

Si George Bush se presentara hoy en unas elecciones en Noruega sólo obtendría el 7% de los votos. Su derrota se repetiría – con distintos porcentajes – en Alemania, Francia, Holanda, Italia y España.

Incluso en el Reino Unido, aliado crucial de EE.UU. en Irak, sólo el 16% de los encuestados favoreció a Bush.

¿Quién quiere a Bush?

Bush sólo ganó en Polonia, Filipinas y Nigeria, mientras que en Tailandia e India el resultado fue un virtual empate.

En los nueve países latinoamericanos que participaron en la encuesta (Brasil, República Dominicana, Venezuela, Colombia, Argentina, México, Uruguay, Perú y Bolivia) Kerry fue el vencedor.

La razón del amplio rechazo a Bush tiene que ver específicamente con las acciones de EE.UU. en Irak y, en general, con la política exterior del mandatario.

El sondeo mundial contrasta con las encuestas dentro de Estados Unidos donde el presidente Bush figura adelante de Kerry en popularidad.

——————————————————————————–
‘Other news’ es una inciativa personal, que tiene el fin de proprocionar material que tendria que estar en los medios, y no esta por los criterios comerciales de la informacion. Esta abierta a recibir contribuciones de todos. Su area de trabajo es informar sobre temas globales, relaciones norte-sur, y gobernabilidad de la globalizacion. Su lema es una frase aparecida en el muro de la vieja aduana de Barcelona, a comienzos del 2.003: «Lo que los muros hablan, los medios callan». Roberto Savio