General

Se abre diálogo por el retorno del Dalai Lama

Sep 17 2004

Antoaneta Bezlova

BEIJING, 17 sep (IPS) – Enviados de alto nivel del Dalai Lama, el exiliado líder espiritual de Tibet, visitan China con la esperanza de abrir paso a un diálogo sustantivo con el gobierno, luego de 18 meses de discretos contactos.

El Dalai Lama procura que Beijing le asegure que no usurpará su autoridad designando autoridades religiosas ni interpretando o publicando textos sagrados. A los 68 años de edad, y con 45 de exilio, el líder tibetano también desea que se le permita regresar a su patria.

La visita podría marcar el principio del fin del bloqueo en el diálogo, roto hace 10 años sin que se alcanzara un acuerdo. El caso de Tibet es una mancha en la imagen del gobierno chino, deseoso de mejorar su imagen ante la comunidad internacional.

Los contactos informales entre representantes del Dalai Lama y Beijing se reanudaron en septiembre de 2002, y una delegación tibetana realizó una segunda visita en mayo de 2003.

China confirmó que colaboradores del Dalai Lama visitaban el país, y añadió que confiaban en que llevarían a su líder un mensaje positivo.

?Siempre hemos dado la bienvenida a nuestros compatriotas tibetanos residentes en el extranjero, incluso para visitar Tibet, echar un vistazo y reunirse con amigos y familiares?, dijo el jueves a la prensa el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores Kong Quan.

Muchos ven en la visita de los enviados del Dalai Lama el inicio de un diálogo de fuste hacia un acuerdo amistoso sobre Tibet.

?Las posibilidades de esta tercera visita son significativas?, dijo Mary Beth Markey, directora ejecutiva de la Campaña Internacional por Tibet, organización con sede en Washington.

?Aquellos que seguimos el proceso estaremos buscando señales de que el gobierno chino está listo para cambiar su política de mano dura y para acordar sobre asuntos serios y sustantivos a través del diálogo?, consideró Markey.

El Ejército del Pueblo invadió Tibet en 1951. China reprimió el sistema religioso y la cultura tradicionales. También abolió el sistema feudal de explotación agrícola y crearon las primeras comunas.

En 1959, la secta tibetana Sombrero Amarillo inició una fallida sublevación, y ese mismo año el Dalai Lama y sus seguidores huyeron a India

Desde la ciudad india de Dharmsala, el Dalai Lama ha librado su lucha por la independencia de Tibet y la restauración de sus tradiciones. Para ello, ha propuesto la celebración de un plebiscito sobre la autodeterminación, iniciativa rechazada por Beijing.

Galardonado con el premio Nobel de la Paz, el Dalai Lama es reverenciado dentro y fuera de Tibet como ?dios viviente?.

En los últimos 20 años, sus demandas de independencia se diluyeron en un reclamo de tolerancia y autonomía regional, similar a la que gozan otros territorios de China.

?El Dalai Lama quiere dejarle claro a China que él es quien tiene el derecho de editar y difundir los textos religiosos y que se le debe permitir el retorno a su residencia en la ciudad de Potala?, dijo a IPS un diplomático acreditado en Beijing que tiene estrechos vínculos con el gobierno en el exilio en Dharmsala.

En el pasado, el gobierno chino había insistido en que el Dalai Lama debería residir en Beijing. Y siempre han cuestionado su derecho a designar a las autoridades religiosas tibetanas.

Ambas partes se han disputado la facultad de designar al Panchen Lama, la segunda figura religiosa del lamaísmo. El décimo Panchen Lama, que había permanecido en Tibet y sólo protestó contra la represión china cuando agonizaba, murió hace 14 años.

China rechazó el sucesor designado por el Dalai Lama, el niño Gedhun Choeki Nyima, a quien apresó junto a su familia. Luego, designó a su propio candidato, Gyaltsen Norbhu, a pesar de las protestas de los monjes.

El Panchen Lama debe hacerse cargo del liderazgo espiritual de los lamaístas en el periodo entre la muerte de un Dalai Lama y el ingreso de su sucesor a la edad adulta. Pero el actual líder religioso afirma ser la última encarnación.

Como consecuencia de aquel enfrentamiento, las conversaciones se rompieron y sólo se reanudaron, de forma muy reservada, hace un año y medio, en medio de especulaciones sobre un cambio de línea en la política china hacia el Dalai Lama.

El jefe del gobernante Partido Comunista, Hu Jintao, fue el encargado en 1989 de dirigir una dura represión en Tibet, para la cual se aplicó la ley marcial, pero ahora se lo considera dispuesto a alentar el diálogo.

Estas esperanzas tomaron viento a medida que se acercan los Juegos Olímpicos de 2008, para los cuales Beijing será la sede principal.

Para mejorar su imagen internacional y evitar inconvenientes, el gobierno chino podría mostrarse más abierto a un diálogo genuino con los líderes tibetanos en el exilio.

La situación en Tibet no supone hoy desafíos tan duros como los que afronta China en otros territorios, como la región administrativa especial china de Hong Kong, entregada por Gran Bretaña en 1997, y el renovado clamor independentista en Taiwan.

En cambio, con el ascenso de China como potencia económica mundial en los últimos años y sus crecientes alianzas comerciales con el Norte industrial, la lucha de Tibet por la independencia ha perdido apoyo en Occidente.

Por otra parte, el gobierno de Estados Unidos, concentrado en operaciones militares en Afganistán e Iraq, le ha dado al futuro de Tibet una prioridad muy baja.

También los otrora vociferantes líderes europeos se han negado a entrevistarse al Dalai Lama o le han brindado recepciones de menor jerarquía.

En mayo, el Consejo de Estado del gobierno chino emitió un memorando sobre Tibet que incluía señales contradictorias sobre el diálogo con los representantes del Dalai Lama, dado el diálogo que se abrió hace un año y medio.

?El destino y el futuro de Tibet no puede ser decidido por el Dalai Lama y su camarilla. Debe ser resuelto, más bien, por toda la nación china, includo el pueblo tibetano?, indica el documento de 30 páginas.

El día en que la delegación tibetana partió de India, China realizó ejercicios militares antiterroristas en Lhasa, la capital de Tibet, en lo que se consideró una demostración de fuerza. (FIN/2004)

——————————————————————————–
‘Other news’ es una inciativa personal, que tiene el fin de proprocionar material que tendria que estar en los medios, y no esta por los criterios comerciales de la informacion. Esta abierta a recibir contribuciones de todos. Su area de trabajo es informar sobre temas globales, relaciones norte-sur, y gobernabilidad de la globalizacion. Su lema es una frase aparecida en el muro de la vieja aduana de Barcelona, a comienzos del 2.003: «Lo que los muros hablan, los medios callan». Roberto Savio