General

DECLARACIÓN DE LOS MOVIMIENTOS SOCIALES DEL CONO SUR

Jul 5 2005

SOBRE LA OMC

Nosotros, trabajadores y trabajadoras, luchadores y luchadoras de
movimientos sociales del campo y de la ciudad, miembros de la
Vía Campesina (Brasil, Uruguay, Chile, Argentina y Paraguay) y de
la Campaña Brasilera contra el ALCA (?rea de Libre Comercio de
las Américas) nos reunimos los días 30/6 y 1/7 en Brasilia, para
discutir los impactos de las políticas de la Organización Mundial
del Comercio (OMC) y el estado actual de las negociaciones hacia
la 6ta Reunión Ministerial, que será realizada en Hong Kong, en
diciembre de 2005.

En los últimos años, acumulamos un proceso muy importante de
articulación entre diversos sectores de la sociedad, a nivel
continental, en la lucha contra el ALCA. Conseguimos interrumpir
ese proceso de negociación a partir de un amplio trabajo de
formación política y de movilizaciones masivas.

Sin embargo, las negociaciones en la OMC ganan fuerza a partir
del momento en que los gobiernos de nuestros países invierten en
ese proceso, cediendo a las presiones del imperialismo, del capital
financiero, del agroneocio y de grandes empresas extranjeras y
nacionales.

Frente a esto, nuestro desafío es desarrollar un gran trabajo de
formación y movilización contra la OMC y contra su proyecto de
control de los mercados mundiales en beneficio de las grandes
corporaciones y en detrimento de los derechos de los pueblos.

En el ámbito de la OMC, están siendo negociados derechos
básicos como el acceso al agua, energía, salud, educación,
biodiversidad y soberanía alimentaria, que pasan a ser privatizados
y tratados como mercaderías.

Frente a esto, afirmamos que:

1.. Es necesario divulgar ampliamente los impactos negativos de
los acuerdos de la OMC en nuestras sociedades y trabajar en la
formación política de base;

2.. Aumentar la presión sobre los gobiernos de nuestros países
para evitar la mercantilización de nuestros derechos;

3.. Impedir que los gobiernos de nuestros países negocien
nuestros derechos para beneficiar apenas un pequeño número de
empresas agrícolas, que concentran tierra y ganancias, explotan a
los trabajadores, incluso con trabajo esclavo, y destruyen el
medioambiente;

4.. Trabajaremos en el sentido de fortalecer nuevas relaciones
entre pueblos y países, basados en la solidaridad, en la
autodeterminación y en la justicia.

Afirmamos que es necesario frenar las negociaciones de la OMC
en nombre de la soberanía de los pueblos y de la posibilidad de
que nuestros países definan sus políticas económicas y sociales

OMC: 10 AÑOS BASTAN! NO A LA OMC!

GLOBALICEMOS LA LUCHA! GLOBALICEMOS LA ESPERANZA!

Brasilia, julio de 2005

Campaña Brasilera contra el ALCA y Vía Campesina (Brasil,
Uruguay, Chile, Argentina y Paraguay)