General

GENOCIDIO INFANTIL

Jul 7 2005

Por Juan Ramón Jiménez de León*
www.razonesdeser.com

De acuerdo con la UNICEF, los niños y niñas que viven en centros de reclusión padecen con frecuencia violaciones graves de sus de hechos elementales. Los procedimientos de arresto, detención y condena son a menudo arbitrarios y en ocasiones incluso son ilegales, pues exponen los procedimientos extrajudiciales practicados por sistemas policiales o militares en los que no existe ningún tipo de garantía jurídica. En ocasiones, estos niños y niñas no alcanzan la edad de responsabilidad penal y son recluidos junto con presos adultos que les someten a abusos sexuales.

Las condiciones en las que estos niños y niñas han de subsistir son con frecuencia deplorables e inhumanas: carecen de calefacción; la alimentación es inadecuada; no hay camas suficientes; las mantas están repletas de piojos; las instalaciones sanitarias son deficientes y no hacen ejercicio. Algunos son sometidos a confinamiento solitario durante largos períodos de tiempo. El maltrato físico es habitual: fracturas de huesos, de manos, tímpanos reventados, hematomas y colapso profundo, a menudo inducido por las torturas que les son infligidas durante los interrogatorios.

A menudo estos niños y niñas padecen abusos sexuales. Con frecuencia, los padres y madres se ven privados del derecho de visita y no se les informa del paradero de sus hijos. La reclusión de los niños y niñas es una circunstancia muy traumática y que causa graves trastornos a las familias.

En todo el mundo existen más de un millón de niños y niñas que han sido privados de libertad por agentes de la ley. La mayoría de los niños y niñas que viven en estado de privación de libertad se hallan detenidos o a la espera de ser juzgados. Seis años después del genocidio de Ruanda, había 4.454 niños y niñas en prisión a la espera de ser juzgados. Más de 450 de estos niños y niñas habían sido absueltos de cualquier tipo de participación en el genocidio (a 30 de junio de 2003, tan sólo 196 de estos niños y niñas habían sido puestos en libertad). La mayor parte de los niños y niñas que padecen reclusión no han cometido delitos graves. Un número importante de ellos ni siquiera ha cometido un delito. Se ven privados de libertad por la comisión de actos considerados de «peligrosidad pública», como el vagabundeo, la mendicidad, el consumo de tabaco y alcohol o el abandono de la escuela. En otros casos, los niños y niñas son detenidos porque acompañaban a su progenitor en el momento de la detención de éstos o por solicitar asilo en otro país. Algunos niños y niñas son detenidos por razón de su raza, nacionalidad, religión, etnia o su ideología política. Los llamados “niños de la calle? fueron perseguidos en Brasil por los cuerpos paramilitares y hasta por los mafiosos. En México están abandonados, al principio del sexenio parecía que Fox iba a encarrilarse por políticas publicas para cuidar mas de ellos, todo fue una farsa montada por Martha para hacerse de mas poder y de mas dinero, pues ella debió de haberse hecho cargo inmediatamente del DIF para luchar por mejorar su condición económica, moral, y alimentaria, los memines pinguines siguen deambulando por las calles de todo México, haciéndala de payasitos en las esquinas, vendiendo periódicos, acomodando coches, ganando propinas como “cerillos? en los supermercados del país, y muchos de ellos han caído en las garras del narcotráfico, del contrabando y de la prostitución de menores, muchos mas están emigrando ilegalmente hacia los Estados Unidos, eso no sólo es un fracaso de Fox sino de la sociedad completa de México y del mundo globalizado.

El Padre Miguel Concha, que escribe los sábados en la Jornada, es un respetado analista social, fundador de la Organización de Derechos Humanos Fray Francisco de Vittoria, Profesor de Postgrado de las Facultades de Ciencias Políticas, Economía y Contaduría de la UNAM, movilizador de grandes masas de pobres y desocupados, dice al respecto, el ?ndice de los derechos de la niñez mexicana, presentado el pasado 13 de abril por la representante del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), afirma que la niñez mexicana vive en un estado de desigualdad social que afecta de manera especial a los estados del sur del país, donde los niveles de desnutrición, falta de servicios de salud y acceso a la educación son mucho más altos que en los del norte. En la presentación se señaló, además, que en promedio un niño del sur tiene menos de la mitad de oportunidades de desarrollo que un niño del norte. Y sigue diciendo el Padre Concha, En la presentación del Programa Transdiciplinario en Investigación y Desarrollo, Juan Ramón de la Fuente, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, apuntó el 26 de abril que desde 2000 el país ha caído en materia de educación, competitividad, salud y eficacia del gobierno para reducir la pobreza, y afirmó que la calidad del sistema educativo se ubicaba hace cuatro años en el lugar 50, mientras hoy ocupa el número 77. La calidad de los servicios de salud ocupaba el lugar 47 y hoy ocupa el 89. La eficacia del gobierno para reducir la desigualdad y la pobreza hoy se sitúa en el nada honroso número 75.

En el contexto de la 90 conferencia anual de la Organización Internacional del Trabajo, el gobierno mexicano se comprometió en 2002 a la eliminación del trabajo infantil «que dañe la salud, la seguridad o la integridad moral de los niños». A pesar de tal compromiso, nuestro país tiene una enorme deuda con miles de niños que no han podido ser rescatados de las manos de abusadores inescrupulosos, coludidos con autoridades, que por medio del turismo sexual y la pornografía generan enormes ganancias a costa de sus vidas, dignidad, salud y desarrollo.

Los niños y niñas que carecen de la guía y protección de una persona adulta suelen ser más vulnerables y corren un mayor riesgo de padecer violencia, explotación, trata de menores de edad, discriminación y otros abusos. En situaciones de conflicto, la separación involuntaria de la familia y del abrigo de su comunidad -que en ocasiones les conduce hasta otro país- aumenta considerablemente la exposición del niño a la violencia, el maltrato físico, la explotación e incluso la muerte. Los niños y niñas que sobreviven habrán de enfrentar malnutrición, enfermedades, traumas físicos y psicosociales, y limitaciones en su desarrollo cognitivo y emocional. Las niñas sin tutela corren un mayor riesgo de ser víctimas de abusos sexuales, mientras que ambos, niños y niñas, corren el riesgo de ser forzados o inducidos a participar «voluntariamente» en conflictos armados y actos de violencia.

Según el Banco Mundial, en México uno de cada tres niños es pobre, el país se ubicó este año en el sitio número 80 en cuanto a ingreso per cápita -abajo incluso de Sudáfrica, en el sitio 76-, aunque la riqueza que genera coloca a la economía como la décima más importante del mundo, según la secretaria de Desarrollo Social, Josefina Vázquez Mota, quien dijo en una ceremonia oficial en Los Pinos: «se ha reducido en casi 62 por ciento la población con ingresos per cápita inferiores a un dólar diario», estos son datos que hablan de una creciente desigualdad en la distribución del ingreso y que hacen crecer una gran interrogante en torno a la afirmación del gobierno federal de que la pobreza extrema ha disminuido. Así, mientras el tipo de afirmaciones del gobierno federal pueden llevar a pensar que los pobres en el país son cosa del pasado, la forma en que organizaciones internacionales ven el tema es menos optimista. En marzo del 2005, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) divulgó un reporte en el que dijo que México es el país peor situado en cuanto a la pobreza infantil dentro del grupo de países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Uno de cada tres niños, o 28 por ciento del total, es pobre en México, mientras que en otros países de la OCDE esa cifra es mucho menor: en España, 13 por ciento de niños son pobres (0.13 de cada 100) o Dinamarca, 2.4 por ciento (0.02 por cada 100).

Ann Wright, autora del informe del UNICEF, dijo en una entrevista con la televisora inglesa BBC el primero de marzo pasado: «el gobierno mexicano no está haciendo prácticamente nada para reducir la pobreza infantil». Ese informe reconoce que más madres mexicanas están obteniendo empleos y logran asistir a la universidad. Pero agrega que los salarios de padres y madres han caído dramáticamente en el sector más pobre de la población. Esta apreciación es avalada por cifras del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI). El organismo oficial indica que la población económicamente activa se sitúa actualmente en 43 millones de personas, de las que sólo 12.5 millones se encuentran en la actividad formal, un número similar al de finales de 2000. Según el INEGI, están registradas 26 millones de personas como «población ocupada», de las cuales 7 por ciento ganan menos de un salario mínimo (42 pesos diarios); 20.7 por ciento, entre 1 y 2 salarios mínimos; 46.2 por ciento de dos a cinco salarios mínimos y el resto más de cinco minisalarios.

Hace unos meses, el Banco Mundial dio a conocer los Indicadores del desarrollo mundial 2005. En ese informe, el organismo ubicó a México en el sitio 80 en ingreso per cápita, medido este indicador con base en la paridad de poder de compra, un indicador más homogéneo para comparar a todas las naciones. Se trata de una posición paradójica con el tamaño del ingreso en la economía: 637 mil 200 millones de dólares, el décimo más alto del mundo. Según especialistas del Banco Mundial, uno de los fenómenos que se está observando con mayor fuerza en los últimos años es la concentración del ingreso en el país.

«Mi opinión es que la pobreza no ha bajado en el gobierno del presidente Fox y he refutado las cuentas alegres que ofrecen», dijo Julio Boltvinik. «Las evidencias son claras: hay más desempleo, concentración del ingreso, estancamiento económico. No hay forma de creer que la pobreza está bajando», añadió.

Consideró que, en cambio, la inequidad en la distribución del ingreso sí ha aumentado. «Cuando un hombre como Carlos Slim puede ganar miles de millones de dólares en un año; o cuando Roberto Hernández (ex dueño de Banamex) puede vender un banco sin pagar impuestos, es obvio que hay más inequidad. Ni Slim ni Roberto Hernández son captados en las encuestas de ingreso», comentó. «En el país proliferan los autos de lujo al mismo tiempo que los limpiaparabrisas; está creciendo la desigualdad», añadió.

En un país que depende de las remesas para mantener el consumo interno -como sostiene el Banco de México- hablar de que la pobreza extrema se redujo en 62 por ciento «no es más que una gran mentira», dice el experto Julio Boltvinik del prestigiado Colegio de México y considerado el más agudo pobretologo de México. El Banco Mundial señala que 20 por ciento de los mexicanos de mayor ingreso concentra 43 por ciento del consumo en el país. Medido con estos parámetros, México es uno de los más desiguales en América Latina, que es de por sí la región con mayor desigualdad en el ingreso del mundo.

En Europa central y del este, casi 1.5 millones de niños y niñas viven bajo tutela pública.

En Rusia, la cifra de niños y niñas que cada año «quedan sin tutela» ha aumentado a más del doble en los últimos 10 años, pese al descenso del índice de natalidad.

En el decenio de 1990, 1 millón de niños y niñas quedaron huérfanos o fueron separados de sus familias a causa de conflictos armados. Se estima que entre un 2% y un 5% de la población refugiada son niños y niñas sin tutela. Se prevé que para el año 2010, unos 106 millones de niños y niñas menores de 15 años habrán perdido a al menos uno de sus progenitores. En este cómputo se incluyen los niños y niñas que quedarán huérfanos a causa del VIH/SIDA, que superarán la cifra de 25 millones. Las previsiones correspondientes a 12 países africanos indican que para el año 2010 los niños y niñas huérfanos constituirán al menos el 15% de todos los niños y niñas menores de 15 años.

Finalmente ¿Y Raúl Salinas de Gortari, cuando va a pagar con la cárcel por el genocidio de miles de niños que fueron afectados por la leche contaminada importada de Irlanda cuando él era alto funcionario de CONASUPO?. Eso parece que se le olvida a la sociedad mexicana, denunciado por Guillermo Zamora en una investigación que hizo libro en Editorial Planeta en 1997 y que muy pocos libreros comercializaron, en este libro se menciona que se importaron 40,000 toneladas de leche contaminada por radioactividad por la explosión de la planta nuclear de Chernobyl en la URSS en 1986, ahora Ucrania, esa leche fue traída al país entre 1986 y 1987, y consumida en las tiendas CONASUPO, ver este sitio de Internet de Holanda,

http://www10.antenna.nl/wise/index.html?http://www10.antenna.nl/wise/349-50/conta.html

Brasil avisó anticipadamente a México, pero lo importante era hacer un negociazo, esto dejó a Raúl y socios de la Conasupo, unas ganancias estimadas en 50 millones de dólares, la leche irlandesa tenía una radioactividad de 2,730 Becquerals por kilogramo, en Suecia la radioactividad midió 3,585 bq/kg, lo que es una muy fuerte dosis que genera inminentemente cáncer, este asunto fue denunciado en el Congreso por Adolfo Aguilar Zínser, donde formó parte de la comisión investigadora de Conasupo y sus empresas filiales -que descubrió la maraña de complicidades en la importación de leche por empresas ligadas con Raúl Salinas de Gortari-, así como de las comisiones de Relaciones Exteriores, Asuntos Fronterizos, de Radio, Televisión y Cinematografía y la especial de Comunicación Social de la Presidencia,debido a su presión el Gobierno de México accedió a regresar 3,000 toneladas. Posteriormente esas relaciones oscuras le permitieron a su hermano Carlos, radicar en Dublín, la capital de Irlanda, entre ellas la del magnate México-irlandés Rómulo O’ Farril y su relación con Tony Ryan, dueño de la aerolínea RyanAir, cónsul honorario en México de la Republica de Irlanda, y del político y Secretario de Estado John O’Donoghue , el Embajador de México en ese país era Agustín Gutiérrez Canet, posteriormente asesor personal de Vicente Fox, por si hubiera alguna duda de las relaciones directas entre ambos personajes, en donde obtuvo su doble ciudadanía en cerca de 20 MDD, gracias a las negociaciones de Carlos Cabal Peniche, dicen algunos que el prestanombre de Raúl Salinas y MMH, y las relaciones con el jeque saudita Khalid Bin Mafhouz (cuñado de Osama Bin Laden, -la hermana de Khalid se llama Sabina- y socio de Cabal en la empresa Eastbrook de Citibank, Presidente del BCCI el mega banco de la CIA, apoyador del grupo terrorista Hamas), que ya en 1990 había obtenido su ciudadanía irlandesa debido a sus conexiones con el ERI y el ciudadano irlandés de ascendencia judía Brahim ¿por qué nunca investigamos porque Salinas se fue a Irlanda?. ¿Porque Raúl y socios no toman el ejemplo de Irlanda que creó una Organización humanitaria llamada Niños de Chernobyl http://lawrencetown.com/chernobyl.htm y así se dedica el resto de su vida a una actividad ética y moralmente aceptada por la sociedad?

Datos de la Secretaría de Salud revelan que existen 18 mil niños mexicanos con algún tipo de cáncer, desde los cero a los 18 años de edad, es decir, 10 mil casos nuevos de cáncer infantil, cada año.

“Sólo en el Distrito Federal hay 3 mil casos nuevos por año de niños con cáncer entre los cero y 18 años de edad?, dice el doctor Romero Rodríguez, del Consejo Nacional para la Prevención y tratamiento del Cáncer Infantil, de la Secretaría de Salud. ¿Cuántos se le deben a la leche contaminada de CONASUPO?.

Este delito de Lesa Humanidad, fue desarrollado por el judío polaco Rafael Lemkin, para castigar el asesinato en masa de judíos en el llamado Ghetto de Varsovia, en la II Guerra Mundial y fue traído a México en 1967 por Felipe Gómez Mont, un connotado panista y uno de los abogados de Carlos Cabal Peniche.

Se hizo ley el 28 de diciembre de 1982 en el periodo de MMH, en donde Cabal Peniche, era miembro casi desconocido de la Secretaria Particular del Presidente, sin embargo ahí conoció a Federico y después puro crimen financiero en gran escala, sin castigo alguno. Para que exista genocidio calificado es necesario que este crimen masivo este catalogado en cualquiera de las 4 categorías siguientes: sea un grupo religioso, étnico, racial o nacional, por lo que el genocidio infantil cae en la categoría de nacional. El nuevo Tribunal Penal Internacional debe de empezar a investigar este caso, para que no se dejen de aplicar las leyes nacionales en aras de trafico de influencias (Salinas-Fox) y se castiguen a sus ejecutores, no solamente en México, sino en la misma Irlanda, que permitió la exportación de este lácteo a sabiendas de que se iban a asesinar lentamente a miles de niños mexicanos y de otros países.

*Académico, Economista y Periodista – Premio Nacional de Periodismo