General

Musulmanes al rescate del Islam

Jul 18 2005

Por Sanjay Suri

La comunidad musulmana de Gran Bretaña, amenazada tras los atentados del día 7 en Londres, debe unirse para «rescatar al Islam del terrorismo» y esforzarse para que sus jóvenes no sean reclutados por organizaciones radicales, exhortó un erudito islámico.

LONDRES, 18 jul (IPS) – Son los propios musulmanes «quienes deben llevar la bandera del Islam y terminar con el extremismo, el fundamentalismo y la locura que ha tomado control de la juventud», dijo a IPS Ghiyasuddin Siddiqui, director del Parlamento Musulmán de Gran Bretaña, la organización más influyente de esa comunidad.

El líder religioso reaccionó con indignación ante los atentados del 7 de este mes en Londres, en que murieron más de 50 personas y resultaron heridas unas 700.

Según las primeras investigaciones policiales, los ataques fueron realizados por jóvenes británicos de origen pakistaní procedentes de Leeds, en el norte de Inglaterra.

Siddiqui señaló que los musulmanes británicos deben reflexionar sobre lo ocurrido y tomar medidas.

«Pienso que uno de los errores que sólo ahora la comunidad musulmana comienza a reconocer es que las mezquitas no estaban preparadas para recibir a los jóvenes y atender sus problemas», señaló.

«Cuando estos jóvenes comenzaron radicalizarse, lo único que hicieron las mezquitas fue proscribirlos. Fue el peor error que podía cometerse: empezaron a organizarse entre ellos fuera de la estructura de las mezquitas y se fueron de control. Así fue como tomaron contacto con demagogos que les lavaron el cerebro», añadió.

El experto subrayó que el reclutamiento de jóvenes musulmanes británicos por parte de grupos terroristas se realiza fuera de las mezquitas. «Por supuesto, hay unas pocas excepciones, pero creo que la vasta mayoría de las mezquitas no atrae a estas personas», indicó.

Siddiqui admitió algunas diferencias de interpretación de la fe dentro de la comunidad musulmana, pero las decisiones son tomadas por «la vasta mayoría» de sus integrantes.

«Obviamente el Islam no nació ayer ni anteayer. Existe desde hace siglos y siglos. Hay diferentes tradiciones. Lo que ocurre es que estas personas (los terroristas) usan el mismo texto (el Corán) y reclaman legitimidad. Pienso que se les debería prohibir hacer eso», sostuvo.

El erudito señaló que las máximas autoridades de las mezquitas, los imanes y demás líderes religiosos tienen el deber de prohibir que los grupos terroristas citen el libro sagrado musulmán para justificar sus acciones.

No obstante, también sostuvo que las potencias occidentales deberían aceptar parte de la responsabilidad.

«Creo que el Islam tiene que ver con la justicia social, la tolerancia y la igualdad. Pero el Islam militante, la locura que hemos visto en los últimos años, tiene sus propios orígenes», indicó.

«Todo comenzó cuando las enseñanzas de Wahabbi y los servicios de inteligencia estadounidenses y británicos se unieron creando una nueva ideología para enfrentar la invasión soviética a Afganistán», sostuvo.

Muhammad ibn Abd al Wahabbi (1703-1792) fue el impulsor de un movimiento religioso que quiso devolver al islamismo su forma original de acuerdo con una aplicación estricta del Corán. Hoy, 100 millones de los 1.000 millones de musulmanes del mundo pertenecen al wahabismo.

Osama bin Laden, autor intelectual de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington, es wahabita, al igual que los 19 suicidas que secuestraron los aviones utilizados para cometer los ataques.

Una organización afiliada a Al Qaeda también se adjudicó los atentados del 7 de este mes en la capital británica.

Siddiqui sostuvo que el wahabismo ganó impulso en Afganistán gracias a la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos, que apoyó a grupos radicales islámicos en su resistencia a la invasión soviética de 1979.

«Se trata de una teología que, por influencia de la CIA y de los grandes petroleros, ha ganado mucho terreno en el mundo, y en este país», afirmó.

El erudito señaló que la comunidad musulmana en Gran Bretaña quedó desconcertada por la actitud de sus jóvenes, a los que suponía controlados.

«Hasta ahora pensábamos que estas personas eran lo suficientemente sensibles para distinguir que viven aquí y que estas cosas no se pueden hacer. Ahora la comunidad musulmana tiene que analizar esto, tratar de entender el origen de esta ideología y hacer todo lo posible para erradicarla», sostuvo.

El director del Parlamento Musulmán prevé tiempos difíciles para la comunidad islámica en Gran Bretaña.

El atentado «afectará la confianza entre la sociedad británica y la comunidad musulmana», sostuvo.

Los cuatro atacantes suicidas de Londres eran «un joven maestro, un estudiante, un empleado de un negocio y un simple vecino. Ahora, de pronto, no puedes confiar en nadie con quien vives o hablas. Quizás esa persona esta noche o mañana actúe como un terrorista. Pasará mucho tiempo para que se restaure la confianza», indicó.

La comunidad debe decidir ya «si debe frenar a estos grupos o permitir que estén aquí por mucho tiempo. Son las dos opciones que tiene», añadió.

***** + TERRORISMO-GRAN BRETAÑA: Musulmanes más vulnerables (http://www.ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=34456 ) + Parlamento Musulmán en Gran Bretaña, en inglés (http://www.muslimparliament.org.uk/)

(FIN/IPS/EU/traen-rp-mj/ss/raj/ip cr/05) (FIN)