General

Nada de desocupación

Jul 30 2005

Por Ushani Agalawatta

El retiro israelí de la franja de Gaza no significará el fin de la ocupación, porque Israel mantendrá el control del movimiento de bienes y personas y ese territorio se transformará en una ?gran prisión?, advirtieron organizaciones palestinas.

JERUSALÉN, jul (IPS) – ?La franja de Gaza todavía será un territorio ocupado según el derecho internacional?, afirmó Renad Qubbaj, de la Red de Organizaciones no Gubernamentales (ONG) Palestinas, con sede en Ramalá, Cisjordania.

?Tras la implementación del plan de repliegue, el ejército israelí aún controlará de hecho todos los cruces fronterizos?, agregó.

Israel desmantelará todos los asentamientos judíos de la franja de Gaza y algunos de Cisjordania para el 17 de agosto próximo, por iniciativa unilateral del gobierno de Ariel Sharon.

En la franja de Gaza, situada sobre el mar Mediterráneo, junto a Israel, viven 1,4 millones de palestinos. Cisjordania, también bajo control relativo de la Autoridad Nacional Palestina, está situada al otro lado de Israel, en la ribera occidental del río Jordán.

Funcionarios de ambos gobiernos han manifestado esperanzas en que el plan de repliegue los acerque a la paz.

Israel sostiene que, una vez evacuados los asentamientos judíos y las fuerzas militares israelíes, ni los palestinos ni la comunidad internacional tendrán motivos para afirmar que la franja de Gaza es un territorio ocupado.

Pero Jaber Wishah, subdirector del Centro Palestino para los Derechos Humanos, no es optimista. ?Todavía no sabemos cuáles son las principales características del plan de retirada de Gaza?, dijo a IPS.

?Nuestro análisis muestra que el plan no está basado en el derecho internacional…, y por lo tanto no habrá cambio alguno en Gaza?, agregó..

Un documento publicado por la Red de ONG Palestinas sostiene que el objetivo del plan de repliegue es ?legitimar los asentamientos israelíes en Cisjordania, en Jerusalén y sus alrededores, donde están en expansión, así como el muro de separación (entre Cisjordania e Israel) y anexación, erigido en violación del derecho internacional?.

La secretaria de Estado (canciller) de Estados Unidos, Condoleezza Rice, de visita en la región la semana pasada, aseguró a los palestinos que Washington está comprometido con la realización de ?dos estados independientes, democráticos y viables: Palestina e Israel viviendo lado a lado, en paz y seguridad?.

?También reconocemos que el resurgimiento económico de los territorios palestinos es un elemento clave para la paz. Eso significa que cuando los israelíes se retiren de Gaza no se conviertan en un área sellada o aislada?, dijo.

?Estamos comprometidos con la conectividad entre Gaza y Cisjordania (Israel está en medio), y con la apertura y libertad de movimiento del pueblo palestino?, manifestó Rice.

Sin embargo, ?los palestinos en Gaza no tienen control sobre los aeropuertos, los puertos marítimos ni los recursos naturales, como el agua o el gas?, señaló Qubbaj a IPS.

Diecisiete asentamientos de Gaza y cuatro de Cisjordania serán evacuados, por la fuerza si es necesario, el mes próximo.

El Grupo Internacional de Crisis informó que unos 8.000 colonos judíos serán desalojados, más unos 700 que se les sumaron en los últimos tiempos, en solidaridad con su protesta contra el desmantelamiento de sus colonias.

Pese a la creciente oposición de los israelíes y los colonos en general, el primer ministro israelí Sharon dijo estar comprometido con el plan de retirada. A medida que se aproxima la fecha del repliegue, se anticipan más conflictos entre los evacuados y el gobierno, así como choques entre los palestinos y los colonos judíos.

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas, celebró el inminente repliegue. En la misma conferencia de prensa de Rice, dijo que ?el retiro de Israel de la franja de Gaza será una oportunidad para que desarrollemos las instituciones del Estado y extendamos nuestra autoridad a esa querida parte de nuestra tierra palestina?.

Sin embargo, dijo, ?existe el riesgo de que Gaza se transforme en una gran prisión?, porque ?no habrá contigüidad entre Gaza y Cisjordania, y el ejército israelí aún controlará el movimiento de bienes y personas hacia dentro y fuera de Gaza?.

El plan de retirada establece específicamente que ?Israel custodiará y vigilará el perímetro externo de la franja de Gaza, conservará la autoridad exclusiva sobre su espacio aéreo, y seguirá ejerciendo actividades de seguridad frente a sus costas?.

?Esto no traerá estabilidad. Por el contrario, aumentará la frustración de los palestinos que viven en Gaza?, dijo Wishah a IPS.

El bloqueo de la entrada de trabajadores a Israel ?llevó el índice de desempleo en Gaza a 60 por ciento, y a que 80 por ciento de la población viva por debajo de la línea de pobreza?, agregó.

?La sociedad palestina se dividirá en distintas entidades políticas, sociales y económicas, y Jerusalén se transformará en una isla?, advirtió la Red de ONG Palestinas.