General

Discapacidad: hacia una comunicación e información para todos

Sep 30 2005

Juan Carlos Sánchez

Si existe una problemática crucial para las personas con discapacidad visual y auditiva, sin dudas, es la relacionada con lo comunicacional y lo informativo en las páginas web como en las emisoras televisivas de aire y de cable, porque ello hace a su derecho a comunicarse y a informarse como cualquier otro ciudadano.

En esta cuestión, resulta vital la articulación de esfuerzos entre el Estado y el sector privado con el fin de facilitar el acceso a estas comunidades, teniendo en cuenta los avances tecnológicos de las últimas décadas y el elevado superávit acumulado por el Estado Nacional y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, al igual que el resto de las jurisdicciones provinciales y municipales de la Argentina. Internet es una de las vías de comunicación que ha revolucionado la forma de comunicarse entre los seres humanos, permitiendo el acortamiento de las distancias y facilitando el acceso a la información de cualquier parte del mundo. Sin embargo, podemos advertir que, salvo escasas excepciones como la iniciativa Sin Barreras del Diario La Nación, la página Web de la CONADIS (Comisión Nacional Asesora para la Promoción de la Persona con Discapacidad) y la dificultosa tarea emprendida por la COPINE (Comisión para la Plena Participación e Integración de las Personas con Necesidades Especiales) de la Ciudad de Buenos Aires con respecto al Registro de Aspirantes con Necesidades Especiales, cuya inaccesibilidad hemos señalado desde esta columna en su oportunidad, las páginas Web siguen siendo inaccesibles en general pues, en numerosas ocasiones, los lectores de pantalla utilizados por las personas con discapacidad visual suelen sobrecargarse para impedir una correcta lectura. Por otro lado, los avances en la televisión no parecen estar en los canales de aire y de cable pues, salvo recientes incorporaciones debido a los reclamos de las personas con discapacidad auditiva a los medios televisivos, todavía no se ha incorporado el sistema de subtitulado oculto para que ellas puedan acceder a la información y al entretenimiento.

Ahora bien, ¿cuál ha sido la respuesta desde el poder político, desde la clase política enfrascada en las próximas elecciones?. Podemos decir que poco y nada… Salvo lo que hemos señalado con respecto a la COPINE y la iniciativa de la Diputada de la Ciudad, Dra. Mónica Bianchi, quien es hipoacúsica severa, sobre la adhesión al proyecto de Ley Nº 2008 – S – 2005, el cual fuese elaborado por ella y receptado por la Senadora Nacional Vilma Ibarra, sobre accesibilidad audiovisual para las personas con discapacidad auditiva pero ello tuvo poca repercusión en los multimedios.

Parece ser que los latiguillos de campaña no deben llegar a las personas con discapacidad pues, si tenemos en cuenta la absoluta indiferencia de los candidatos para las elecciones de octubre, siguen soslayando las viejas y perennes problemáticas de este colectivo a lo cual se suma el clásico incumplimiento de la normativa vigente, por parte de los entes obligados, como la falta de reglamentación de normas sancionadas por el mismo Congreso Nacional por parte del Poder Ejecutivo Nacional.

La accesibilidad, y no nos cansaremos de repetirlo, es un derecho vital para las personas con discapacidad pues ellas son tan ciudadanos y habitantes como el resto de los integrantes de esta sociedad. Y sin dudas, lo audiovisual constituye una de las grandes deudas compartidas entre ella y el Estado pero que debe ser saldada con una verdadera vocación política por promover el bienestar general aunque, claro, me olvidaba… cada uno cuida su quinta sin mirar lo que acontece a su alrededor, un clásico argentinismo heredado de los `90.

Hacia una comunicación e información accesible, deberíamos ir todos los argentinos para comenzar a entender y a entendernos. Y no es poca cosa, pero es tarea de todos aunque muchas de las responsabilidades, sin dudas, son de una clase política enfrascada entre los epítetos y la ambición desenfrenada para unas elecciones totalmente devaluadas…

– Prof. Juan Carlos Sánchez, Cs. Jurídicas, Políticas y Sociales (I. S. P. «Dr. Joaquín V. González»)

http://alainet.org/active/9341