General

\»TODAS LAS NOTICIAS….\»?

Dic 28 2005

Mumía Abu-Jamal

Viendo el desarrollo de la horrible guerra en Irak, tenemos más de una razón para ver con mucha duda a los más importantes medios de información norteamericanos.

Los adjetivos que se han usado para describir su trabajo, cuando se trata de «evidencia» fabricada, tácticas de miedo y la realidad del terrorismo mundial del gobierno contra los pobres y los débiles; y su sometimiento abjecto a los centros del poder económico y político, han sido palabras como «supino», «servil»…»arrodillado».

Las corporaciones de los medios de comunicación se convirtieron en instrumentos con los cuales la Casa Blanca se las arregló para llegar al público amenazando a los disidentes, arrestando a inocentes y amenazando a otros países, todo siguiendo una locura.
Los medios, temerosos de alienar a sus audiencias y, aún más importante, buscando no mortificar a los oficiales del gobierno, les abrieron sus páginas, sus cadenas y micrófonos, sirviendo sólo como simples altavoces del Estado.

Pocos periódicos tienen el peso y la influencia del *New York Times*, pero, aún allí, su reportera estrella se convirtió en poco menos que en una taquígrafa al servicio de los neoconservadores que dominan ahora los altos niveles del poder. Estos reporteros no sirven los intereses de sus lectores, ni los de sus hijos, sino los intereses del poder.

Recuerdan el espectaculo del vampirezco Vice-Presidente Dick Cheney citando al *Times*, de todas las fuentes, para justificar sus declaraciones sobre las armas de destrucción masiva, WMD?

Ahora, cuando confrontan la amenaza real de Guerra Civil, los políticos norteamericanos se encuentran atrapados contra la pared, como mariposas monarca, forzados a apoyar lo que no se puede apoyar porque carece de bases. Y sobre todo éso, vienen noticias sobre prisiones secretas manejadas por la CIA en territorios de la antigua Unión Soviética, donde sólo Dios sabe lo que se está haciendo con los prisioneros, en nombre de una nebolusa «guerra contra el terrorismo.»

Hay álguien que en verdad cree que los ejércitos norteamericanos no practican la tortura? El nuevo gobierno de Irak, impuesto por los Estados Unidos, ha aprendido bién las lecciones de sus amos norteamericanos que pagan sus sueldos. A la sombra de Abu Ghraib, docenas de Sunnis son torturados y encerrados en prisiones secretas!

Díganme por favor, qué es lo que los norteamericanos van a decir? «No hagan lo que yo hago»?

Virtualmente hemos olvidado el caso del capellán musulmán chino-norteamericano, James Yee. Nacido en Nueva Jersey, graduado en West Point, en su último período se servicio en Arabia Saudita estudió bién Islám, y le fascinó la diversidad cultural.

Por quejarse por el maltrato que vió y escuchó en la estación naval de la Bahía de Guantánamo, lo llamaron y pronto lo trataron como «enemigo combatiente,» acusado de espionaje y calificado de «conocido simpatizante terrorista.» Lo pusieron en el infame «vestido de tres piezas»: encadenado de las manos, los piés y la cintura; e incomunicado. (Léa su libro: *Por Dios y Patria: Fé y Patriotismo Bajo Fuego» [For God and Country: Faith and Patriotism Under Fire*, by James Yee, with Aimee Molloy, publ., Political Affairs].)
Estuvo incomunicado por 76 días, hasta que retiraron los cargos contra él.

Todo ésto viene al caso hablando del papel de la prensa. O sirve los intereses de la libertad, o sirve los intereses del Imperio. No puede servir a los dos.

Ahora la prensa está haciendo reportajes que debieron haber sido hechos antes del comienzo de la guerra.

La majoría de los reporteros sabía que absolutamente no había relación entre el 9/11 e Irak. La majoría de los reporteros sabia, si habian hecho sus investigaciones, que no habia en absoluto conección entre Saddam Hussein y Osama bin Laden. Sin embargo, por miedo, o por su bién desarrollado instinto de servir al poder, los medios de comunicación dejaron que el Régimen de Bush «desate los perros de la guerra.»

A menos que mi pronóostico me falle, pasarán varios años antes que en verdad veamos en fín de esta aventura. Esto porque tomarán años para que las cosas empiecen a calmarse en Irak.

Más de 100,000 Irakíes han sido matados, muchos por el ejército y la fuerza aérea de los Estados Unidos. Más de 2,000 norteamericanos han muerto. Billones de dólares se han perdido o han sido robados por corporaciones norteamericanas o por corrompidos políticos irakíes. Los norteamericanos no han hecho más que atizar las llamas del odio contra los Estados Unidos a lo largo y ancho de la región. Recientemente, la Hermandad Musulmana, un grupo que se opone fuertemente al Régimen Mubarak de Egipto, ganó cinco veces más el número de asientos que tenía antes en el Parlamento. Los partidos Islámicos hoy son más fuertes que nunca en el mundo Musulmán, debido en primer lugar a la fuerte reacción contra la invasión de Irak por los Estados Unidos.

Los medios de comunicación podrían haber impedido mucho de ésto, si sólo hubieran hecho su trabajo.

Copyright 2005 Mumía Abu-Jamal