General

Posibilidades de diálogo

Abr 20 2007

Por Peyman Pejman

ALMA-ATA, Kazajstán, abr (IPS) – Irán está pronto para dialogar con Estados Unidos, a pesar de la retórica beligerante del presidente Mahmoud Ahmadinejad, según su antecesor en el cargo, Mohammad Jatami (1997-2005).

«Si hay una nueva crisis en Medio Oriente, Irán sufrirá, pero todos los demás sufrirán también, incluido Estados Unidos», dijo Jatami al Foro de Medios de Eurasia, realizado este jueves en la sudoriental localidad kazaja de Alma-Ata.

«Hoy hay una disposición» de Irán para el diálogo, pero el público estadounidense «debería presionar a su gobierno para resolver asuntos a través de negociaciones, si hay buena voluntad», agregó.

El ex embajador de Estados Unidos en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Richard Holbrooke, quien se encontraba en el panel, aplaudió las afirmaciones del líder iraní pero dijo que en Washington había mucho escepticismo sobre las declaraciones de Teherán.

Jatami «llamó al diálogo y le doy la bienvenida, pero el diálogo requiere que ambas partes escuchen», enfatizó Holbrooke, todavía activo en círculos diplomáticos de Washington.

Holbrooke dijo que ciertas declaraciones de Ahmadinejad, como las que niegan la veracidad histórica del holocausto judío, son «inexplicables» y que «muchos en el mundo» dudaban de la negativa de Irán sobre el desarrollo de armas nucleares.

Jatami, considerado líder del frente moderado del régimen islamista iraní, respaldó al presidente de su país al asegurar que Teherán no tiene intenciones de desarrollar armas nucleares.

Pero añadió que las amenazas de ataques militares formuladas por el gobierno estadounidense solo complican una situación ya delicada.

«Puedo decirles muy claramente que el desarrollo de armas nucleares no figura en la doctrina militar de Irán. Somos parte del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP). Lograr que Irán garantice que no desarrollará armas nucleares es posible y tenemos soluciones para ofrecer», manifestó Jatami.

Washington pidió reiteradamente a Irán que dé pasos «verificables» para mostrar que no está desarrollando armas atómicas.

El gobierno de George W. Bush dijo que la única manera objetiva de asegurarse de que Irán no está construyendo un arsenal nuclear es abriendo todas las instalaciones nucleares iraníes a los inspectores de la ONU. Teherán no accedió a la propuesta.

Las declaraciones de Jatami ocurrieron un día después de la filtración de un informe de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), según el cual Irán distribuye pequeñas cantidades de gas de uranio a plantas que cuentan con 1.300 máquinas centrifugadoras que pueden enriquecerlo de modo de permitir su uso en armas.

El informe, cuyo contenido fue divulgado por la agencia noticiosa The Associated Press, dice que la carta filtrada fue redactada por un alto funcionario de la AIEA que también se había quejado de que el gobierno iraní impedía las inspecciones a una planta de agua pesada.

Jatami dijo que los recursos petroleros de Irán se están reducen y que sería irresponsable no desarrollar fuentes de energía alternativa como la nuclear. Irán tiene «todo el derecho» a acceder a tecnología nuclear pacífica, aseguró.

«Hay un doble discurso. Hay muchos países que ni siquiera son parte del TNP y tienen cientos de ojivas, y luego hay un país que es miembro del TNP y que quiere desarrollar su tecnología nuclear con propósitos pacíficos, y ustedes se oponen», opinó, refiriéndose a Estados Unidos.

Intentando adoptar una posición intermedia entre la de Irán y la de Estados Unidos, el ex ministro de Relaciones Exteriores de Rusia Yevgeni Primakov dijo que, si bien no cree que Irán intente fabricar armas nucleares, ese país tampoco maneja bien el asunto en el plano diplomático.

«Un par de docenas de países enriquecen uranio. Pretender que Irán no lo haga es erróneo. Después de todo, ¿qué haría Irán con una bomba nuclear? ¿Atacar a Israel? Eso también destruiría toda Palestina», señaló, provocando risas entre Jatami y otros miembros del panel.

«Lo que me preocupa es que Irán no se comporta con inteligencia táctica. Cuando ellos dicen ‘no tenemos decisiones políticas (de desarrollar armas atómicas) y estamos listos para cooperar con la AIEA’, nosotros no obtenemos respuestas claras. Eso crea sospechas», subrayó Primakov.

Para disgusto de Washington, Moscú accedió a suministrar a Teherán buena parte de la tecnología que necesita.

Pero, al mismo tiempo, el presidente ruso Vladimir Putin dijo que su país se opone a que Irán obtenga acceso a tecnología de armas nucleares. Muchos expertos afirmaron que dar a Irán la capacidad de enriquecer uranio equivale a transmitirle conocimientos para fabricar una bomba.

Primakov aseguró que Rusia está en contra de cualquier uso de la fuerza militar contra Irán. Y Holbrooke dijo que hacer eso «cuando estamos involucrados en conflictos en el oriente y el occidente de Irán» es inconveniente.

En cuanto a las «operaciones quirúrgicas» a las que alude Estados Unidos, señaló que eso es «apenas un eslogan que tampoco es viable». ***** +Como hongos – Cobertura especial de IPS Noticias (http://www.ipsnoticias.net/_focus/nuclear/index.asp)