General

El planeta en peligro mortal

Sep 26 2007

Por Enfoque Internacional

La agudización del cambio climático, visible en el creciente poder de huracanes, inundaciones e inusuales deshielos polares, es tema central de una conferencia de 150 jefes de Estado y de gobierno efectuada esta semana en la sede de la Organización de las Naciones Unidas, desde la cual llega una clara advertencia: “ha pasado el momento de las dudas”, llegó el de la acción.

El coreano Ban Ki-moon, al urgir al activismo mundial contra un problema real, habla desde el foro apropiado, que es la organización multilateral de la que es secretario general.

Fue significativa la ausencia en el acto del presidente de EE.UU., George W. Bush, quien ha convocado a su propia reunión de dos días sobre el tema en Washington, esta misma semana, fuera del contexto de las Naciones Unidas. Mal cálculo.

Los estadounidenses no han firmado el Protocolo de Kyoto, que compromete a 36 naciones industrializadas a reducir en al menos 5% los niveles de emisiones contaminantes camino a 2012. Nuestros vecinos no acaban por entender la gravedad del problema del calentamiento global, que reducirá las reservas de agua dulce, abatirá las cosechas, acabará con la vida de muchas especies y amenaza la supervivencia misma del hombre sobre la faz de la Tierra. Bush prioriza el tema de los costos económicos por sobre la sustentabilidad, pues pretende que las industrias reduzcan su contaminación voluntariamente, no obligadas por un tratado, aduciendo una falsa disyuntiva: medio ambiente o empleos.

Para que el mundo logre un crecimiento económico limpio ya se sabe lo que hay que hacer. Los científicos patrocinados por la ONU tienen perfectamente diagnosticado el problema y sus posibles soluciones. “Lo que no tenemos es tiempo”, repite Ban.

La humanidad ya no tiene su mayor amenaza en la guerra nuclear, por el petróleo o por el agua, ni por la miseria, la desigualdad social, la brecha digital, el desempleo, el crimen organizado ni las enfermedades endémicas o epidémicas. Todos fenómenos que ameritan atención. Su mayor riesgo es el cambio climático consecuencia de la vida grata, cómoda y veloz.

Hay, entonces, que trabajar de la mano de la ONU, el único organismo verdaderamente multilateral del planeta, y no competirle autoridad como pretende Washington.

Tan presente tenemos a esa instancia de interlocución mundial, que El Universal pondrá su granito de arena, junto con la ONU, cuando este 29 y 30 de septiembre, al acercarse su 91 aniversario, impulsará durante dos días un Modelo de Naciones Unidas en el que jóvenes universitarios mexicanos de entre 18 y 24 años discutirán, como si estuvieran en la Asamblea General de dicho organismo, las consecuencias globales del cambio climático. Nos sumamos a las voces de alerta respecto del futuro del planeta no por convicción plena de que sin cuidar el medio ambiente no hay futuro y de nada servirá discutir todo lo demás.

El Universal, México, GDA