General

No hay aumento del terrorismo, como dice EEUU

May 23 2008

Por Katie Vandever

NUEVA YORK, 23 may (IPS) – Un nuevo estudio de un equipo académico canadiense cuestiona a Estados Unidos por afirmar que el terrorismo aumenta en el mundo.

La última Evaluación de Inteligencia Nacional estadounidense señaló que el terrorismo, en especial de origen islámico y perpetrado por organizaciones como la red Al Qaeda, se incrementó en 2006 y 2007. Datos estadísticos de tres grandes instituciones de ese país, el Centro Nacional de Contraterrorismo (NCTC), el Instituto de Memoria para la Prevención del Terrorismo (MIPT) y el Consorcio Nacional para el Estudio del Terrorismo y Respuesta al Terrorismo (Start), concuerdan en que los atentados aumentaron en el mundo tras la invasión a Iraq en 2003.

Sin embargo, el Proyecto Informe de Seguridad Humana, de la Universidad Simon Fraser, en la sudoccidental ciudad canadiense de Vancouver, y financiado por los gobiernos de Canadá, Gran Bretaña, Noruega, Suecia y Suiza, analizó los datos producidos por esas mismas instituciones y llegó a una «evaluación crítica objetiva» muy diferente: hubo un «neto y pronunciado declive» de la actividad terrorista en el mundo.

El Proyecto, en su Resumen de Seguridad Humana divulgado el miércoles, define terrorismo como «violencia intencional con motivaciones políticas y perpetrada por organizaciones no estatales contra civiles y/o no combatientes».

Pero el cambio positivo que supone la disminución de la actividad terrorista pasó prácticamente desapercibido. El director del Proyecto, Andrew Mack, dijo a IPS que se debe a una cuestión de perspectiva.

«El problema con los especialistas es que siempre se fijan en los atentados terroristas perpetrados y, casi por definición, no en aquellos que no ocurrieron. Muchos expertos analizan casos particulares en países concretos. No estudian datos estadísticos», explicó. «El consenso de los especialistas probablemente sea engañoso», apuntó.

En primer lugar, las muertes de civiles en una guerra suelen considerarse crímenes de guerra o crímenes contra la humanidad. Pero el MIPT, el Start, y el NCTC incluyeron los civiles fallecidos en Iraq como víctimas el terrorismo. El MIPT señala que las bajas en ese país de Medio Oriente representan 79 por ciento de las muertes por terrorismo en el mundo. Para el NCTC son 64 por ciento.

Independiente de cómo se defina el terrorismo, el fenómeno disminuyó de forma importante en los últimos tiempos, según Mack. Nuevos datos divulgados por el NCTC en diciembre de 2007 indican que las víctimas fatales por atentados en Iraq se redujeron 55 por ciento. Ese descenso impulsa a la baja también las cifras mundiales 40 por ciento.

«Si la definición de terrorismo incluye los muertos en Iraq, entonces el descenso comienza en 2007», explicó Mack a IPS. «Disminuye alrededor de 40 por ciento en el mundo. Pero esa cifra es, de hecho, el resultado de una caída mucho mayor en el propio Iraq»

«Pero muchas personas creen que no se deberían contar a las bajas civiles en guerras civiles porque son consideradas crímenes de guerra o crímenes contra la humanidad. Por tanto, dejemos a Iraq a un lado», señaló.

Entonces, sin contar a ese país, la información muestra una clara disminución en el número de muertes por terrorismo, comenzando en 2001, de más de 40 por ciento.

El MIPT y el Star tienen procedimientos de cálculos que no son consistentes cuando se aplican al resto del mundo. Por ejemplo, en el caso de la guerra civil en Iraq, ambas instituciones consideran a los miles de civiles que murieron en enfrentamientos como víctimas del terrorismo, señala el informe.

Sin embargo, sólo a algunas bajas civiles las anotan como víctimas de acciones terroristas cuando se trata de los conflictos bélicos en África subsahariana, indicó el Proyecto en su resumen.

Calculan que hubo 2.000 víctimas fatales del terrorismo en Iraq en 2004, pero ninguna en Sudán, donde miles de civiles fueron masacrados. (FIN/2008)