General

Obama, qué dientes más afilados tienes

Ago 20 2008

Por Bill Berkowitz*

OAKLAND, Estados Unidos, 20 ago (IPS) – A medida que se acerca la proclamación del candidato presidencial del opositor Partido Demócrata estadounidense, Barack Obama, la campaña de demonización en su contra suma dos libros de gran venta, otro en imprenta y un documental.

«The Obama Nation: Leftist Politics and the Cult of Pesonality» («Nación Obama: Izquierdismo y culto a la personalidad»), del periodista Jerome Corsi, debutó el domingo en el primer puesto de la lista de los libros de tapa dura más vendidos del diario The New York Times.

Los editores de la prestigiosa lista aclararon que algunas librerías recibieron órdenes de compra a granel.

Corsi se hizo conocido como coautor de un libro publicado en plena campaña electoral de 2004, «Unfit for Command» («No apto para comandar»), que ponía en duda los galones militares del entonces candidato demócrata John F. Kerry, veterano de la guerra de Vietnam (1964-1975).

En el quinto lugar de la lista de The New York Times se encuentra «The Case Against Barack Obama: The Unlikely Rise and Unexamined Agenda of the Media’s Favorite Candidate» («Pleito contra Barack Obama: El poco prometedor ascenso y la agenda no analizada del candidato favorito de los medios de comunicación»), de David Freddoso.

Otro libro de similar tenor, que se publicará en septiembre y cuyo título tentativo es «Obama Unmasked» («Obama desenmascarado»), fue escrito por Floyd Brown, participante en la campaña de 1988 contra el entonces candidato presidencial demócrata Michael Dukakis.

Y este domingo, 24 de agosto, en vísperas de la Convención Demócrata que aprobará la candidatura de Obama en Denver, se estrenará en uno de los cines Regal Pavillion de esa misma ciudad el documental «Hype: The Obama Effect» («Bombo: el efecto Obama»), del director Alan Peterson.

Esta exhibición gratuita es patrocinada por la organización Ciudadanos Unidos y por el presidente del Comité Republicano del estado de Colorado, Dick Wadhams.

La cadena Regal Entertainment Group, operadora de los teatros Regal, es la mayor exhibidora cinematográfica del mundo y maneja la quinta parte de las salas de Estados Unidos. Su propietario es el magnate Philip Anschutz, frecuente financista de causas conservadoras.

«Hype…» critica las posiciones políticas de Obama, satiriza el supuesto «culto a la personalidad» que rodea su campaña, instala la duda sobre su capacidad de juicio y cuestiona su carácter, a través de entrevistas a numerosos dirigentes del gobernante Partido Republicano.

«El documental no aportará mucho a la taquilla, pero sí a la maquinaria de ataques de la derecha», dijo a IPS el periodista Mike Reynolds, experto en política y religión. «Algunos sitios derechistas de Internet podrían exhibir la película, como ya reproducen los libros.»

«Para que los votantes de a pie vean la película, deberán lograr estruendo en los canales de noticias por cable, como el logrado por los libros anti-Obama», agregó Reynolds.

En 2004, Citizens United se basó sobre el tradicional mantra de las campañas de la tarjeta de crédito Mastercard para cuestionar en un aviso televisivo los gustos caros de Kerry: «¿Otro liberal rico y elitista de Massachussets que se promociona como un hombre de pueblo? No tiene precio.»

La campaña del virtual candidato presidencial republicano John McCain emuló la de Citizens United: califica a Obama de elitista y compara su popularidad con la vacuidad de figuras del espectáculo como Paris Milton.

Kart Rove, ex asesor del presidente George W. Bush, dijo en un acto público que el candidato demócrata es como «el tipo del ‘country club’ acompañado por una hermosa chica, que sostiene un martini y un cigarrillo y que hace al disimulo comentarios insidiosos sobre todos los que pasan por ahí».

En otras palabras, Obama, el primer candidato negro a la presidencia de Estados Unidos, es suficientemente singular como para poder ser tildado de elitista que desafina con el público nacional.

David Bossie, líder de Citizens United y coproductor de «Hype: The Obama Effect», admitió que el documental tendrá escasa repercusión en las salas de cine y que pretende comercializarlo por correo y en tiendas de vídeos y DVD.

«Bossie es un calumniador profesional cuya carrera se basa sobre campañas difamatorias y ataques contra los demócratas», dijo a IPS John Stauber, director ejecutivo del no gubernamental Centro para Medios de Comunicación y Democracia.

«Su documental sobre Obama dará muchísimas imágenes en movimiento para usar en Internet y en comerciales de televisión, pero dudo que ‘Hype…’ tenga incidencia sustancial en la campaña» electoral, consideró Stauber.

«Presumo que la calificación de Obama como ‘agente socialista disfrazado de héroe de culto’ podrá resonar en las encuestas para marketing que suelen hacer Bossie o los empleados de campaña de McCain, o que ellos mismos podrían cambiar la tónica par hacer algo más efectivo», pronosticó.

«El punto fuerte de Bossie nunca fue la precisión, sino el derramamiento de sangre», concluyó Reynolds

* Bill Berkowitz es un conocido analista y observador del movimiento conservador estadounidense. Su columna, Conservative Watch, pasa revista a las estrategias, protagonistas, instituciones, victorias y derrotas de la derecha estadounidense. (FIN/2008)