General

\»El mundo es uno, nos guste o no\»

May 25 2010

Por Anna Shen

IPS entrevista a Jorge Sampaio, Alto Representante de la ONU en la Alianza de Civilizaciones

NUEVA YORK, may (IPS) – Desde su lanzamiento en 2005, el programa Alianza de Civilizaciones trabaja para mejorar el entendimiento y la cooperación entre los países, las culturas y las religiones, con el fin de aplacar las fuerzas que alimentan la polarización y el extremismo.

Al timón se encuentra el ex presidente portugués Jorge Sampaio (1996-2006), quien en el pasado ha liderado importantes causas internacionales, como la lucha contra el VIH/Sida, la defensa de los derechos humanos y la independencia de Timor Oriental. También se ha desempeñado como Enviado Especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para Detener la Tuberculosis.

El siguiente compromiso en su agenda es el III Foro de la Alianza de Civilizaciones, que se celebrará entre el 27 y 29 de este mes en Río de Janeiro. Sampaio dialogó con IPS sobre éste y otros temas.

IPS: ¿Cuál es su esperanza para el Foro de este año?

JORGE SAMPAIO: ¿Mi esperanza? Compromiso, asociaciones y diálogo. Un impulso que dure hasta el Foro de Doha del año que viene.

Espero que este tercer Foro sea una oportunidad única en que los líderes mundiales, políticos y corporativos, los alcaldes, la sociedad civil, periodistas, fundaciones, organizaciones internacionales y líderes religiosos de todo el planeta se junten, concentrados en cómo «Construir culturas y edificar la paz» (lema del encuentro).

En términos más concretos, la importancia de este Foro reside en que se trata del primero fuera del área europea, lo que subraya el ámbito global de la Alianza y su enfoque universal. También, es la primera oportunidad en que participan nuevos e importantes miembros, como Estados Unidos. Hay una relevante representación de regiones africanas y latinoamericanas, sin mencionar la firme presencia de los países asiáticos.

En tercer lugar, es la primera vez que los socios de la Alianza tendrán la oportunidad de participar en una forma muy proactiva durante todo un día de trabajo, en una sesión organizada por la Unión Interparlamentaria.

IPS: La Alianza busca forjar nuevas sociedades. ¿Cuáles han sido algunas de las iniciativas destacadas durante su tiempo en el cargo?

JS: Sin duda alguna, el proyecto «Café de diálogo», anunciado en Estambul el año pasado y que será ahora inaugurado con sus dos primeros centros: Río de Janeiro y Lisboa.

El «Café de diálogo» es una verdadera asociación pública-privada entre la Alianza de Civilizaciones, (la empresa de telecomunicaciones) CISCO, la Fundación Anna Lindh, la Fundación Gulbenkian, la Municipalidad de Lisboa, el Museo de Moda y Diseño de Portugal y la Universidad Candido Mendes, de Río de Janeiro.

Se trata de una iniciativa sin fines de lucro, que utiliza la última tecnología en conferencias de vídeo para permitir conversaciones cara a cara entre diversos grupos de personas de todo el mundo con el fin de compartir experiencias, aprender unos de los otros y trabajar para hacer del planeta un lugar mejor.

Son espacios para la innovación y la creatividad, con un particular enfoque en el diálogo intercultural, la innovación social, la participación cívica y las artes. Estos cafés estarán conectados por una red mundial que permitirá conversaciones informales, así como actividades más estructuradas, como conferencias y conciertos.

IPS: Conforme el mundo se hace más pequeño, ¿cómo pueden las sociedades vivir juntas en armonía?

JS: El mundo es uno, nos guste o no. Entonces, la única forma de vivir juntos es interculturalmente.

IPS: ¿Cuál es la mejor forma de fomentar el respeto mutuo y la paz entre las culturas y los países?

JS: No creo que haya varitas mágicas ni fórmulas para alcanzar estas metas. Necesitamos desarrollar una multiplicad de actividades y una acción simultánea. Necesitamos usar todas las herramientas disponibles, pero también toda nuestra voluntad.

La educación es la clave. Esto incluye educación sobre derechos humanos, sobre ciudadanía y respeto a los otros, sobre diversidad cultural, sobre entendimiento intercultural. Además, necesitamos educación y diálogo sobre religiones y creencias.

La cooperación con los medios es crucial. Es necesario impedir que los medios e Internet sean usados para propagar el odio, la intolerancia y los errores conceptuales, mientras se promueve la libertad de opinión y expresión.

También tenemos que tratar los desequilibrios mundiales, cooperar por una mayor justicia, más derechos y más oportunidades para todos. De otra manera, será difícil lograr una agenda por la paz, por la seguridad y por el desarrollo, una aspiración de todos los individuos.

IPS: ¿Cuál es el mayor obstáculo para crear las condiciones de una paz a largo plazo?

JS: La reconciliación en corazones y mentes entre antiguos enemigos.

IPS: ¿Cómo se pueden forjar mejores relaciones entre el mundo occidental y el musulmán?

JS: Reconociendo que un requisito para el diálogo fructífero es reconocer que ambas partes tienen problemas. La negación y la victimización detienen la acción.

IPS: ¿Qué problema mundial lo mantiene despierto por la noche, y si tuviera un deseo para resolverlo, cuál sería?

JS: El conflicto palestino-israelí. Mi deseo: que los israelíes y los palestinos hablen de oportunidades, compartan la esperanza común para las generaciones futuras y trabajen juntos por un mundo mejor para sus hijos. (FIN/2010)