General

Diez corporaciones que sobornaron a Washington

Jul 15 2010

Jaime Secco (Traducción y presentación) (*)

A veces es bueno recordar los excesos de poder de las corporaciones privadas porque no somos inmunes y nos ayuda a enfocarnos. En Estados Unidos una bandera de la izquierda ha sido siempre la limitación de la influencia de los grupos económicos en la política gubernamental.

Varios grupos de activistas se han aliado para promover una reforma constitucional que limite los cabildeos y las donaciones a políticos y uno de los escritos nos ofrece esta lista de escándalos recientes.

La Corte Suprema de ese país entendió que era inconstitucional la limitación de las donaciones de campaña a las empresas, con el argumento de que las personas jurídicas deben tener iguales derechos que las personas físicas. Una empresa pequeña se presentó como candidata a una elección local, para ridiculizar ese dictamen que derriba una tenue barrera a la influencia de la plutocracia en las decisiones de la ciudadanía.

A esto se suman algunas revelaciones sobre el accionar de los cabildantes (lobbys) para obtener resoluciones legislativas o ejecutivas favorables. True Mayority, US Action, Color of Change, Proyect for the American Way, Public Citizen, SIEU, The Nation, Democracy for America y Move On se aliaron para iniciar una campaña de recolección de firmas por tres puntos: una reforma constitucional que limite los aportes, la aprobación de una ley de elecciones limpias y la limitación de los lobbys.

Move On, una organización de millones de afiliados surgida hace unos doce años, envió a sus afiliados la siguiente carta, solicitando su firma y exponiendo la magnitud del problema:

Estimado integrante de Move On:

Usted puede haber oído esto: British Petroleum tiene tan buenas conexiones en Washington que incluso luego de haber sido citado por 760 violaciones ambientales y de seguridad, la empresa consiguió habilitaciones ambientales para la perforación Deepwater Horizon que ahora está destruyendo el Golfo de México.

Pero BP no está sola en el uso de conexiones en Washington DC. Observe la lista que sigue los escándalos de otras compañías y pásela. Y por favor firme nuestro reclamo de ‘Combatir la Corrupción en Washington’, para apoyar tres medidas clave que protegerán nuestra democracia de los lobbies corporativos:

1. Exxon Mobil facturó miles de millones de dólares en ganancias en 2009 y todavía no pagó un solo vintén en impuestos federales.

2. La ley de energía de 2005 incluyó una provisión poco conocida llamada comúnmente ‘agujero legal Halliburton, que exceptúa al gas natural del Acta de Agua Limpia. ¿El resultado? Agua tan contaminada que uno puede prenderla fuego.

3. Massey Energy fue citada más de 2.400 veces por violaciones en sus minas, pero escogió no solucionar problemas potencialmente letales porque era económicamente más conveniente pagar las bajas multas. Esta primavera (boreal) fallecieron 29 mineros en una explosión subterránea en una de sus minas en West Virginia.

4. Michael Taylor fue el funcionario de la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) que aprobó el uso de la hormona de crecimiento vacuno de Monsanto en vacas lecheras (a pesar de que está prohibido en la mayor parte de los países por presunción de ser cancerígeno). Luego de aprobarla, renunció a la FDA para trabajar en Monsanto… Hasta el año pasado, cuando volvió a la administración como el zar de Obama en materia de seguridad alimentaria. No, no es broma.

5. Los documentos internos de Toyota detallan cómo tuvo éxito la empresa en limitar las regulaciones cuando el año pasado debió retirar del mercado 3,8 millones de unidades de ocho de sus modelos porque se les pegaba el acelerador. De esa manera, ahorró millones mientras la cifra de muertos subía.

6. General Electric y sus lobbistas, incluyendo a 33 ex empleados del gobierno, han tenido éxito en sus gestiones en el Congreso para dejar sin efecto una solicitud del Departamento de Defensa para cancelar un contrato con GE para un nuevo motor para el jet Joint Strike Fighter. GE recibirá US$ 2,9 mil millones para completar el proyecto.
Los máximos ejecutivos de los 9 mayores bancos, incluyendo Citibank, Bank of America, Goldman Sachs, y Morgan Stanley se pagaron más de US$ 20 mil millones en premios apenas semanas después de que los contribuyentes aportaron para sacarlos de un fracaso de 700 mil millones de dólares.

8. En los días finales de la administración Bush, los jerarcas respondieron a una campaña lobbista de largo aliento desactivando la amenaza de juicios a docenas de ramas industriales enteras. Pasaron sobre el Congreso y reescribieron regulaciones que iban desde las regulaciones para la manufactura de cinturones de seguridad a prescripciones para la seguridad de los medicamentos.

9. Los fabricantes de protectores solares, incluyendo Johnson & Johnson y Schering-Plough, en su afán de ganancia, se están oponiendo a una propuesta de la FDA que requiere que haya información completa en las etiquetas de los bloqueadores. El New York Times acaba de confirmar que las actuales mediciones del factor solar ni siquiera miden la radiación solar que produce cáncer.

10. A BP, una corporación con un registro de 760 violaciones en materia ambiental y de seguridad en sus pozos, se le concedió una habilitación ambiental para operar perforaciones en aguas profundas que, a la postre, causaron el peor desastre ambiental de la historia de los Estados Unidos.

¿Sigues enojado? Firma nuestra declaración y pasaremos tu nombre al congresista de tu estado. Y pídeles también a ellos que combatan la corrupción en Washington.
Muchas gracias por lo que haces.

Ilyse, Robin, Milan, Amy y el resto del equipo

(*) Periodista uruguayo. En «Bitácora», Montevideo.