General

Francia y el ejemplo inglés

Sep 26 2011

Ignacio Escolar*

La izquierda francesa logró ayer una victoria histórica: el Partido Socialista alcanzó la mayoría absoluta en el Senado, la primera vez desde 1958; casi nada. A siete meses de las presidenciales, el resultado avanza un futuro sin Sarkozy en Francia. ¿No se suponía que la depresión económica estaba provocando un giro a la derecha en Europa? ¿No había quien decía que, ante la crisis, la sociedad se vuelve más conservadora?

Pues no era eso: la nueva gran depresión es un ácido que no entiende de ideologías y que corroe, sin distinciones, al que manda. Ni siquiera se detiene tras el primer cambio de Gobierno y hay un país en el que algunos dirigentes del PSOE ven hoy, ante la inevitable derrota del 20-N, un pequeño rayo de esperanza. No es Francia. Es el Reino Unido de David Cameron.

Repasemos el caso. Al primer ministro inglés, Tony Blair, le sustituyó el ministro mejor valorado de su gabinete: Gordon Brown. El relevo no sirvió de nada y Brown fue derrotado por el conservador David Cameron, que consiguió el Gobierno gracias al derrumbe laborista, más que a su propio encanto. La crisis económica no terminó con la llegada de Cameron y sus recortes: la situación se ha deteriorado aún más en este año. Mientras tanto, el Partido Laborista eligió un nuevo líder de otra generación: Ed Miliban (41 años). ¿El resultado? Que hoy, quince meses después de perder el Gobierno, los laboristas van por delante en las encuestas. Si mañana hubiese elecciones, probablemente Miliband las ganaría.

El ejemplo circula entre algunos dirigentes socialistas, que ven en él una simetría aplicable a España: Blair es a Zapatero como Brown a Rubalcaba, como Rajoy a Cameron. La gran duda: ¿quién será el (o la) Miliband del PSOE si Rubalcaba fracasa?

*Ignacio Escolar (Burgos, 20 de diciembre de 1975) es un blogger y periodista español. Columnista del diario Público de Madrid. 26.09.11