General

Evo critica la visita de Vargas Llosa

Ene 8 2014

Página12, Argentina

El mandatario aseguró que el Nobel hablará mal del gobierno de Bolivia

Morales afirmó que cree que el novelista peruano llegará a su país el día 22, al departamento de Santa Cruz, “a convocatoria de Sánchez Berzaín”. Se trata de un dirigente opositor asilado en Estados Unidos.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró que el escritor peruano Mario Vargas Llosa visitará la ciudad de Santa Cruz el 22 de enero para hablar en su contra. El mandatario dijo que eso sucederá, supuestamente, por instrucción de un opositor boliviano que radica en Estados Unidos. “Tengo información de que estos días llega Vargas Llosa a Santa Cruz, como siempre para hablar contra Evo, contra nosotros, contra el gobierno, contra Bolivia”, dijo anteayer el jefe de Estado en un discurso ante trabajadores petroleros. “Vargas Llosa viene a convocatoria o instrucción de (Carlos) Sánchez Berzaín”, expresó Morales, para después agregar que respeta la intelectualidad del novelista peruano, pero insistió en que el escritor, con su arribo al país, está sirviendo a los fines de este opositor.
Sánchez Berzaín fue ministro de Defensa del segundo y último gobierno del presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, que se vio forzado a renunciar el 17 de octubre de 2003 tras las decenas de muertos que dejó la represión luego de una ola de protestas antigubernamentales. Sánchez Berzaín, que tiene refugio político en Estados Unidos –al igual que Sánchez de Lozada– y, como otros ministros de esa época, está denunciado por genocidio en la Justicia de Bolivia, acusó varias veces a Morales de manipular a jueces para perseguirlo. “No estoy protestando. Que venga. Pero que sepa el pueblo boliviano por invitación de quién viene. Respeto a Vargas Llosa, pero nos trata de dictadores. Eso es intromisión”, señaló el líder cocalero. En tanto, el ministro de gobierno, Carlos Romero, calificó de política la visita de Vargas Llosa porque durante su estadía se reunirá con el gobernador del departamento de Santa Cruz, Rubén Costas, otro tenaz opositor político de Morales y quien además se postula como candidato a los comicios previstos para octubre próximo. “A este paso no me extrañaría que también visite Santa Cruz el líder de la oposición venezolana, Henrique Capriles”, agregó. Vargas Llosa iniciará el 22 de enero una visita a las Misiones Jesuíticas de Bolivia, donde además dará conferencias y tendrá un encuentro con líderes de opinión, informó la Fundación Nueva Democracia. “Vargas Llosa es un comprometido con la defensa de la democracia y de la libertad”, destacó el presidente de la fundación, Oscar Ortiz.

El premio Nobel permanecerá seis días en el departamento de Santa Cruz para dar conferencias, reunirse con artistas y líderes de opinión y visitar toda la zona de las Misiones Jesuíticas del oriente, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. El autor de La ciudad y los perros llegará a Bolivia acompañado por su esposa, Patricia Llosa, y cuatro amigos. Vargas Llosa vivió en su niñez en la ciudad boliviana de Cochabamba, donde aprendió a leer y escribir en el colegio católico La Salle, y su primera esposa fue la boliviana Julia Urquidi.

En varias ocasiones Vargas Llosa salió a criticar al presidente boliviano, al considerar que no gobierna de forma democrática y tiene orientaciones autoritarias, una crítica que también le ha hecho Costas. Las autoridades del gobierno de Morales rechazaron siempre con dureza estas manifestaciones del intelectual peruano.

Por otra parte, el presidente boliviano confirmó que viajará hoy a Nueva York para asumir oficialmente en representación de su país la presidencia del Grupo de los 77 (G-77), conformado por los países en desarrollo más China. “Mañana en la mañana con (el canciller) David Choquehuanca nos vamos a Estados Unidos a recibir esta responsabilidad de presidir el G77 más China”, indicó Morales al inaugurar en La Paz una reunión de los cónsules y embajadores bolivianos.

El grupo fue constituido por 77 estados en 1964 e incluye en la actualidad a 133 países, que representan dos tercios de los miembros de Naciones Unidas y en torno al 60 por ciento de la población mundial. Bolivia fue elegida en noviembre pasado para encabezar este bloque en el transcurso de este año, cuando celebrará sus 50 años de fundación.

El gobernante boliviano dijo ayer a sus embajadores que a partir de tomar esta nueva responsabilidad ellos tendrán mucho trabajo, pues se ha planteado elaborar lo que dio en llamar una agenda nueva por la humanidad y por la dignidad de quienes habitan el mundo. “Ojalá todos seamos grandes actores para plantearnos cambios no solamente en Bolivia, sino cambios para el mundo. Tenemos esa responsabilidad”, manifestó Morales. Asimismo, también ratificó su intención de realizar una cumbre del G-77 en Bolivia, con el objetivo puesto en enviar desde este evento un mensaje de esperanza a quienes habitan en el planeta tierra.08.01.14

admin