General

COLOMBIA: SANTOS HACE ALARDE DE SU NEOLIBERALISMO

Jun 27 2014

Por Cristóbal González*

Después de haber sido reelegido con los votos de sectores políticos de izquierda, progresistas e independientes, que no lo apoyaron a él sino al proceso de conversaciones que su gobierno adelanta en la Habana con las Farc en busca de un cese de las hostilidades de un conflicto armado que ya lleva cincuenta años, y en contra de la nefasta posibilidad de que el expresidente Álvaro Uribe regresara a la Casa de Nariño en un posible gobierno de su títere Zuluaga, Juan Manuel Santos hace ostentación de su neoliberalismo en su fracasada vertiente, la Tercera Vía.

Convencido y creyendo convencer presenta la tal tendencia como una corriente ideológica progresista, repitiendo el discurso de su libro de hace algunos años titulado precisamente La Tercera Vía prologado por el exprimir ministro inglés Tony Blair, que puso en práctica las ideas del sociólogo británico Antony GIddens con las que pretendía darle una nueva cara a la social democracia, de capa caída desde entonces.

Las actitudes políticas de los personeros de la tercera vía hacen honor a su nombre. Caminan sobre una cuerda floja, haciendo permanentes equilibrios, y cuando los conflictos se agudizan y llegan a ser críticos, pierden el equilibrio y se ponen del lado de los poderosos. Mientras no haya crisis, parecen justos dándole la razón a unos y otros. Pero cuando la hay, le dan la razón a quien tiene el poder económico y político.

Precisamente Santos está convocando para este primero de julio en Cartagena de Indias a una cumbre con ex gobernantes de antecedentes oscuros, todos gestores de tal tendencia en América Latina y otros lares. De los cuales varios le hacen ahora lobby a transnacionales financieras especuladoras y saqueadoras de nuestros países, eso “buitres” que llaman en Argentina y que ahora están a punto de dar un zarpazo a la economía de ese hermano país.

Santos ha confirmado la asistencia de Tony Blair, señalado de ser en parte responsable de la invasión a Irak, junto a George W. Bush y José María Aznar, mintiendo sobre la existencia de armas de destrucción masiva en aquel país de Oriente Medio; de Bill Clinton, responsable de la guerra contra Yogoslavia, y específicamente de aquel bombardeo de 79 días que generó entre otros genocidios el de Kosovo en 1999.

Para completar el aquelarre llega el expresidente español Felipe González, lobista del magnate mexicano Carlos Slim y miembro del consejo de administración de la transnacional Gas Natural, asesor además del golpista venezolano Henrique Capriles. Y lo siguen el ex de Brasil Fernando Henrique Cardoso y el de Chile Ricardo Lagos, defensores a rajatabla del modelo neoliberal y críticos empedernidos de los gobiernos progresistas de esta parte del mundo.

Y lo justifica Santos diciendo “vamos a relanzar la Tercera Vía porque creemos que en este momento de la historia esos principios nos facilitarán reencontrar un norte y lo estamos viendo en muchos frentes, tanto en Europa como en América Latina e incluso en Asia.”

Pero muchos intelectuales en el mundo opinan lo contrario. Entre ellos Jame Petras, sociólogo norteamericano, explica que “la ideología de la Tercera Vía ha servido para justificar el giro a la derecha de la social democracia. Al haber tomado el control del aparato político de los antiguos partidos social demócratas, los líderes de esta tendencia controlan las palancas para subordinar a la base trabajadora a los nuevos capitalistas del mercado”.

Los ideólogos de esta tendencia repiten su refrán aparentemente progresista “el mercado hasta donde sea posible, el Estado hasta donde sea necesario”, cuando en realidad en los momentos críticos se inclinan más por el capital.

*Periodista y profesor universitario

admin