General

¿Cómo apagar la máquina de odio y guerra?

Mar 29 2016

Por José Ramos Horta*

Para el premio Nobel de Paz, acabar con una guerra como la colombiana requiere coraje y liderazgo de todos, fe y determinación.

Premio Nobel de Paz por sus esfuerzos por encontrar una solución pacífica para la independencia de Timor Oriental, bajo ocupación indonesia. Con el apoyo de la Comunidad Europea, presentó un plan de paz decisivo para que la ONU presionara al presidente de Indonesia, Suharto, a cooperar. La negociación comenzó en 1994 y se llegó a un acuerdo básico en 1996.

*****

Nunca es fácil terminar una guerra y construir la paz. Es muy fácil empezar las guerras cuando el malestar general se desata; luego, ¿cómo se puede apagar esa máquina de guerra, la rabia, el odio y la desconfianza mutua?

La paz tiene que ser construida ladrillo a ladrillo, en comunidades, escuelas y en toda la nación. No hay atajos para la paz, se debe ser determinado y paciente. En Timor Oriental la paz con Indonesia se volvió un tema interno. La paz está dentro de nosotros, tras años de guerra, los dos países disfrutamos hoy de una relación ejemplar.

La lección más importante que aprendimos fue la tolerancia, evitar la confrontación política y siempre ser prudentes cuando manejamos temas políticos y sociales sensibles.

Sé cuán difícil es perdonar y reconciliarse con aquellos que mataron a nuestros hermanos y hermanas, a nuestros parientes, a nuestros hijos. Cuanto más tiempo dure un conflicto más profundas serán las cicatrices del alma y, por lo tanto, más difícil será borrar las pesadillas, los recuerdos, el dolor y todo aquello que vimos. Y no hay otra manera: tenemos que continuar con la vida, reconstruir y esto no lo podemos hacer si estamos obsesionados con el deseo de venganza o consumidos por la ira.

Es importante que los colombianos construyan su propio modelo de confesión de la verdad, de reconciliación y de justicia. Tiene que ser una experiencia hecha por y para colombianos. Sé que toda clase de “expertos” llegarán a Colombia con sus “consejos” y “lecciones aprendidas”. Pero una cosa es clara, cada país y cada sociedad tiene que diseñar y decidir cuál es la mejor opción para superar el pasado violento y el trauma que eso deja. Nosotros en Timor Oriental diseñamos y tomamos nuestras decisiones basados en nuestra compleja realidad.

Myanmar lo está haciendo de la manera en que ellos sienten que es la mejor para su situación compleja y frágil. Aung San Suu Kyi está desarrollando una estrategia cuidadosa, trabajando con los mismos militares que gobernaron durante 50 años su país y los mismos que la encarcelaron durante dos décadas. Ella sabe que para consolidar la paz y construir la democracia en Myanmar tiene que forjar una asociación con las mismas personas que perpetraron las peores barbaridades.

Así que para aquellos en Colombia que no confían en el proceso de paz, les digo: es comprensible. No se puede esperar que todos los habitantes de un país se sientan de la misma manera. Sin embargo, visto desde afuera (aunque soy cercano a Colombia) estoy complacido con el proceso. Requiere coraje y liderazgo de todos, fe y determinación, prudencia y vigilancia sacarlo adelante. Esta es una oportunidad real de que la paz sea una realidad en Colombia luego de 50 años.

Un gran país, de gente grande, de escritores, de artistas y de empresarios que disfrutan de una tierra ampliamente bendecida por Dios y la naturaleza, puede disfrutar mejor de esos recursos ilimitados si están en paz. Con el final de guerra, Colombia puede proyectarse como una economía fuerte y su gente podrá vivir en paz y prosperidad.

*José Ramos-Horta Premio Nobel de la Paz 1996. Ex presidente, ex primer ministro y ex canciller de Timor Oriental. En El Expectador de Colombia, Martes, 29 de Marzo de 2016

ANEXO:

Las huellas de la guerra y el anhelo de paz de Colombia aterrizan en Santander

eldiario.es

Paco Gómez Nadal lanza ‘La guerra no es un relámpago’, un trabajo de fondo con más de 80 testimonios sobre la guerra en el país suramericano

El libro del periodista afincado en Cantabria está protagonizado por las víctimas de la región del Chocó y por los actores armados del conflicto

Paco Gómez Nadal lleva cinco intensos años en Cantabria y es aquí donde ha lanzado sus últimos tres trabajos. Este miércoles 30 de marzo, a las 19.30 horas, será el turno para la presentación en la Librería La Vorágine de ‘La guerra no es un relámpago’. Este libro es una extensa crónica periodística construida con los testimonios de más de 80 entrevistados y en base al trabajo de campo que el periodista lleva realizando en el departamento colombiano del Chocó desde 1999.

El libro fue presentado en varias ciudades de Colombia en el mes de febrero en la edición asumida por Ícono Editorial. Ahora, la edición para España de editorial Otramérica e Ícono será presentada en Santander, Pamplona, Zaragoza, Murcia y Madrid a lo largo de las próximas semanas.

En este trabajo aparecen las víctimas, altos comandantes de las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN), o del Ejército colombiano. ‘La guerra no es un relámpago’ es un relato coral en el que la realidad del conflicto armado, político y social colombiano demuestra que nada es fácil pero que todo es posible.

La masacre de Bojayá, en la que murieron 79 personas (48 menores de edad) conmovió a Colombia en mayo de 2002 y, desde entonces, lo ocurrido en esta zona invisible del selvático departamento del Chocó es lo que los expertos denominan como «intervención con daño». «De Bojayá se puede aprender qué no hacer y qué falta por hacer para que el esperado posconflicto en Colombia sea una vereda transitable hacia la vida», subraya el autor.

‘La guerra no es un relámpago’ aborda las complejidades de las relaciones de la Colombia rural con la urbana, el factor racial que excluye a millones de colombianos, la guerra y sus relaciones perversas con la economía y la política, la colonialidad del poder en tierras de expolio, los elementos subjetivos de los actores armados, y el giro político que ahora permite hablar de temas como la reconciliación, el perdón o la paz.

Paco Gómez Nadal (1971) es periodista y ensayista especializado en derechos humanos y con una larga trayectoria en América Latina y El Caribe. Ha trabajado y publicado en los principales medios de España, Colombia, Panamá o Nicaragua y colaborado en redacciones de Venezuela, Bolivia o Brasil.

Su relación con la región colombiana que ocupa este nuevo trabajo comenzó en 1996 cubriendo el conflicto armado de Colombia en el Urabá antioqueño y ha vivido un total de 15 de estos últimos 21 años en diferentes países de la zona.

En la actualidad, es colaborador independiente en La Prensa (Panamá) y eldiario.es (España) y coordina el nodo de América Latina y El Caribe de Human Rights Everywhere (HREV), organización dedicada a la defensa territorial de pueblos originarios y afrodescendientes. Es fundador y forma parte del colectivo La Vorágine en Santander (Cantabria)

Este es su sexto libro, después de ‘Los Muertos No Hablan’ (Aguilar, 2002 / Otramérica, 2012), ‘El Malcontento’ (Otramérica, 2010), ‘Dos años de Locura’ (CEE-Panamá, 2011), ‘Terca resistencia’ (Amargord, 2014) e ‘Indios, negros y otros indeseables’ (Milrazones, 2015 / Icono Editorial, 2016). La presentación de ‘La guerra no es un relámpago’ en España coincide con la segunda edición de ‘Indios, negros y otros indeseables’ y de ‘Terca resistencia’.

admin