General

Un nuevo eurogrupo

Dic 5 2017

Editorial – El País

El portugués Mario Centeno necesitará demostrar una gran capacidad negociadora en el futuro diseño económico europeo

Sus méritos le preceden. El ministro de Economía portugués, Mário Centeno, en abierto desafío a algunas de las recetas más ortodoxas de sus colegas europeos, ha logrado en dos años meter al déficit público en cintura y casi duplicar el ritmo de crecimiento de su país. Su nombramiento al frente del Eurogrupo (la reunión informal de los 19 ministros de Economía de la eurozona) es, por tanto, una apuesta distinta para un momento diferente de la Unión Europea y de la zona euro, para la que la OCDE acaba de elevar sus previsiones de crecimiento para 2017 hasta el 2,4%.

Mário Centeno, que será el primer presidente del Eurogrupo procedente de un país del sur y receptor neto de fondos europeos, augura una visión nueva, alejada de la pretenciosidad en la que cayó durante su primer mandato el holandés Jeroen Dijsselbloem, si bien no disfrutará en Bruselas de tanto margen de maniobra como en Portugal.

La presidencia de Centeno, en todo caso, ha de ser una presidencia de transición. Mañana mismo, la Comisión Europea propondrá formalmente la institución de un superministro de Hacienda para unir en su figura las funciones de dirección económica de la eurozona y de la UE, un embrión de presupuesto específico para la eurozona y la transformación del Mecanismo Europeo de Estabilidad en un Fondo Monetario Europeo. París ha sido el máximo defensor de este proyecto, al que ahora podría unirse Berlín con más entusiasmo en el caso de que el socialista Martin Schulz reedite con Angela Merkel la gran coalición.

En la transformación del Eurogrupo, su nuevo presidente no tendrá un papel crucial, pero sí relevante. Centeno era el candidato de Francia y Alemania. España le ha dado su firme apoyo. Ha probado con creces su capacidad de gestión en Portugal. En Bruselas tendrá que demostrar, además, su capacidad negociadora.

Anexo:

Mário Centeno: así es el nuevo presidente del Eurogrupo

Marcos Suárez Sipmann – elEconomista.es

Venció al favorito. El ministro portugués de Finanzas, Mário Centeno, ha sido elegido nuevo presidente del Eurogrupo. Ganó en la tercera ronda de votaciones, y asumirá el cargo por un periodo de dos años y medio. Centeno sustituye al holandés Jeroen Dijsselbloem cuyo mandato expira este 13 de enero.

Mário Centeno ocupará la tercera presidencia del foro informal de los ministros de Economía y Finanzas de los 19 países de la UE. Su mandato coincidirá, tras los años de crisis, con la construcción de los nuevos pilares de la Unión Económica y Monetaria, un ámbito esencial que la Comisión Europea va a impulsar con un paquete de reformas para fortalecer la eurozona.

El alemán Wolfgang Schäuble le definió como el «Ronaldo del Eurogrupo». El punto fuerte del ministro portugués es haber puesto orden en la hacienda, después de que en 2011 tuviera que pedir un doloroso rescate europeo para evitar la bancarrota. Es su mayor aval la buena marcha de la economía lusa, así como haber conseguido sacar al país del procedimiento de déficit excesivo, sin olvidar que pertenece a la familia socialdemócrata. Es este un elemento de mucho peso, dado que el resto de altos cargos en la UE -Jean-Claude Juncker al frente de la Comisión, Antonio Tajani en la Eurocámara y Donald Tusk en el Consejo Europeo- son miembros del Partido Popular Europeo.

Descrito en la prensa de su país como un economista «liberal», está especializado en el mercado de trabajo. Sus áreas de investigación son la Economía del Trabajo, la econometría, la microeconomía y la teoría de los contratos.

Centeno asumió la cartera de Finanzas en noviembre de 2015. Independiente, fue aupado por el primer ministro António Costa, el socialista que con el apoyo del Bloco de Esquerda y el Partido Comunista relevó al conservador Pedro Passos Coelho, ganador en minoría en los comicios de hace dos años.

A raíz de esto, se llegó a temer que Portugal, alumno aventajado durante la crisis, se descarriara. Los recelos de conservadores y liberales europeos han resultado ser infundados. Los equipos de Costa, y de Centeno, han logrado encontrar un equilibrio entre su electorado, la posición de su socio más de izquierdas y las exigencias que se derivan de la pertenencia al euro y la UE. Portugal es hoy una historia de éxito.

El mensaje de Centeno es tranquilizador. «Mi candidatura busca precisamente el acuerdo, más allá de cualquier partidismo». Se presenta a sí mismo como alguien capaz de «generar consensos» entre los socios del euro, de cara a la «exigente» agenda a la que se enfrenta la eurozona en los próximos meses.

Su antecesor en el puesto, Dijsselbloem, afirma que «un buen líder es quien consigue lo más difícil: mantener el Eurogrupo unido». Luis de Guindos no dudó en mostrar su total respaldo a Centeno, pese a que éste no forma parte de la familia conservadora. El ministro español afirma que estamos ante «un buen economista, que conoce bien la problemática de la zona del euro y que puede jugar un papel importante en los próximos años». Con este nombramiento, la diplomacia de Portugal, país con una población de apenas 10 millones de habitantes, se apunta un nuevo éxito.

Perfil

Personal: Nació en 1966 en Olhão (Faro, Algarve). Este sábado cumple 51 años.

Carrera: Licenciado en Economía y máster en Matemáticas por la Universidad Técnica de Lisboa. Doctor por la Escuela de Negocios Harvard.

Trayectoria: Desde 2000, economista del Banco de Portugal. 2004 a 2013: Director Adjunto del Departamento de Estudios Económicos y miembro del Comité de Política Económica de la UE. Hoy, ministro de Finanzas. 5/12/2017

admin