Extremismo radical, Información y comunicación, Política, Populismo, Racismo&discriminación

Trump, a la carga contra la diputada musulmana

Abr 16 2019

Página12, Argentina 

El mandatario norteamericano usó imágenes de los atentados para atacar a la demócrata Ilhan Omar. La legisladora recibió amenazas. 

Relacionó los dichos de Ilhan Omar con los atentados del 11-S

El presidente estadounidense Donald Trump demonizó vía Twitter a la congresista demócrata musulmana Ilhan Omar, la primera persona de origen somalí y la primera mujer musulmana en lograr un escaño en la Cámara de Representantes.

Dejando de lado cualquier tipo de diplomacia, el mandatario relacionó un discurso de Omar con el atentado contra las Torres Gemelas del 11 de septiembre en un video duramente cuestionado por miembros de la oposición por incentivar al odio y la islamofobia. Frente a las críticas, la Casa blanca tuvo que sacar un comunicado en un intento de frenar el escándalo desatado. Tras la publicación del video, los demócratas reclamaron a las autoridades que garanticen la seguridad de la congresista, ya que consideraron que su vida está en peligro por las reiteradas amenazas de muerte que recibió por su elección religiosa. Omar confirmó ayer este temor al declarar que las amenazas contra su persona habían aumentado después de que el video comenzase a circular.

Todo comenzó con la reacción del mandatario a un discurso que Omar pronunció en marzo ante la organización de derechos civiles de los musulmanes Consejo de Relaciones Estadounidense-Islámicas (CAIR), difundido el martes pasado en la plataforma de YouTube. Allí, Omar, de 37 años, denunció el estigma que acompaña a los musulmanes que viven en Estados Unidos, aquellos que, dijo, han vivido durante demasiado tiempo como ciudadanos de segunda clase. “CAIR se fundó después del 11-S porque se dieron cuenta de que algunas personas hicieron algo y todos nosotros estábamos empezando a perder el acceso a nuestras libertades civiles”, afirmó la legisladora.

Al ver este discurso, Trump, lejos de llevar calma, apuntó contra la congresista con un video editado. Las primeras imágenes repiten el fragmento del discurso de Omar haciendo énfasis en la parte “algunas personas hicieron algo”, que luego se funden a negro con la pregunta “¿Algunas personas hicieron algo?”, texto que da pie a las imágenes del peor atentado de la historia estadounidense. “Nunca lo olvidaremos”, tuiteó Trump para acompañar la publicación.

La oposición demócrata criticó duramente el video, con la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, a la cabeza.”La memoria del 11-S es un territorio sagrado, y cualquier conversación al respecto debe hacerse con reverencia. El presidente no debería usar las dolorosas imágenes del 11-S para un ataque político”, cruzó Pelosi a Trump en su cuenta de Twitter. “Las palabras del presidente pesan mucho, y su retórica incendiaria y llena de odio crea un verdadero peligro. Trump debe eliminar su video irrespetuoso y peligroso”, agregó la líder demócrata.

Otros demócratas directamente acusaron al magnate neoyorquino de incitar a la violencia contra Omar, que este mes recibió al menos una amenaza de muerte por parte de un hombre que llamó a su oficina y dijo que era una “terrorista” y que pondría “una bala en su puta cabeza”. El hombre fue arrestado por dicha amenaza. “La vida de Omar está en peligro”, recordó el viernes en un tuit la congresista demócrata por Nueva York, Alexandria Ocasio-Cortez. Omar agradeció el apoyo en un tuit, en el que aseguró que los ataques no erosionarán su férreo amor por Estados Unidos, y recordó que Trump había pedido en su campaña electoral de 2016 prohibir la entrada de musulmanes al país.

Ayer, Omar denunció más amenazas contra su vida. “Desde que el presidente tuiteó eso el viernes por la tarde he experimentado un aumento de las amenazas contra mi vida, muchas de ellas haciendo referencia directa al video que difundió el presidente”, aseveró la congresista demócrata, según informó la cadena CNN. “Los crímenes violentos y otros actos de odio por parte de la extrema derecha y nacionalistas blancos están aumentando en este país y en todo el mundo”, alertó, antes de señalar: “No podemos seguir ignorando que estas personas están siendo alentadas por alguien que ocupa el cargo más importante del país”.

En medio de las críticas, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, negó que el presidente republicano pretendiera incitar al odio, aunque no pidió disculpas por su publicación y hasta intentó justificarlo. “El presidente no desea nada malo, y ciertamente ninguna violencia contra nadie, pero el presidente sí está denunciando a la congresista, como debe ser, por su historial de comentarios antisemitas”, afirmó Sanders en una entrevista con la cadena de televisión ABC News.

Trump viene criticando a Omar desde marzo, cuando la congresista denunció en varios tuits la influencia política en Estados Unidos del grupo de presión proisraelí Aipac y la supuesta “lealtad” de algunos legisladores estadounidenses a Israel. Esas declaraciones fueron tildadas de antisemitas por parte de algunos políticos de ambos partidos, y el mandatario las aprovechó para acusar de ese sesgo contra los judíos a toda la oposición demócrata.

Omar nació en Somalía, pero al estallar la guerra civil en 1991, cuando ella tenía 9 años, huyó junto a su familia a Kenia donde vivieron en un campo de refugiados durante cuatro años. En 1995, se trasladaron a Estados Unidos. En la universidad estudió Administración de Empresas, Ciencias Políticas y Estudios Internacionales y en 2016 se convirtió en la primera persona de origen somalí y la primera mujer musulmana elegida como miembro de la Cámara de Representantes estadounidense. Obtuvo su banca por el estado de Minnesota –donde se concentra la mayor comunidad somalí– por el Partido Demócrata Laborista Agrícola de Minnesota, aliado local del Partido Demócrata.

——————————-

Anexo, Página12: 

Pulitzer a investigaciones sobre el magnate 

Los diarios estadounidenses The New York Times y The Wall Street Journal fueron galardonados ayer con un premio Pulitzer cada uno por sus investigaciones sobre el presidente Donald Trump y su familia.

El NYT ganó el Pulitzer en la categoría “Reportajes Explicativos” por un artículo sobre las finanzas de la familia Trump que “desacreditó sus afirmaciones de riqueza propia y reveló un imperio empresarial plagado de esquemas fiscales”, anunció la junta de los prestigiosos premios, durante la ceremonia en la Universidad de Columbia en Nueva York.

El Wall Street Journal ganó en la categoría “Reportajes Nacionales” por su cobertura de los pagos secretos de Trump durante su campaña presidencial de 2016 a dos mujeres que afirmaron haber tenido relaciones con él.

El preciado Pulitzer en la categoría “Servicio Público”, dotado con la medalla de oro, fue para el diario South Florida Sun-Sentinel por su cobertura de fallas por parte de funcionarios escolares y policiales antes y después de la masacre de febrero de 2018 en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas, en el que murieron 17 personas. Otro tiroteo, el de octubre de 2018 en una sinagoga en Pensilvania, que dejó 11 muertos, le valió al Pittsburgh Post-Gazette el Pulitzer por “Noticias de Ultima Hora”.

 

 

admin