Derechos Humanos, Extremismo radical, Igualdad y justicia social, Justicia, Migraciones y refugiados, Neoliberalismo, Populismo, Racismo&discriminación

Sea Watch: La capitana ya no está tan sola

Jun 28 2019

Por Elena Llorente – Página12, Argentina

Crece en Italia el conflicto por el trato a los migrantes

La pelea continúa. La nave de la organización no gubernamental alemana (Ong) Sea Watch 3, que se acercó anteayer a la isla italiana de Lampedusa para tratar de desembarcar a los 42 migrantes que salvó en el mar hace 15 días, sigue esperando que la dejen acercarse al puerto.

Pese a que el miércoles los pasaportes de la tripulación y los migrantes fueron controlados por la Guardia Costera italiana, la capitana Carola Rackete, que tenía el barco Sea Watch 3 a tres millas marinas del puerto de Lampedusa, al no tener ninguna respuesta, el jueves decidió avanzar. Su idea era usar los botes inflables para desembarcar a los migrantes. Pero a una milla del puerto, las naves de la Guardia de Finanzas italiana la detuvieron, obligándola a apagar los motores. Entre los migrantes hay tres menores de edad, el más pequeño de sólo 11 años.

El ministro del Interior y viceprimer ministro italiano Matteo Salvini –que de hecho es quien controla el gobierno y quien hace varios meses ordenó el cierre de los puertos para limitar la llegada de migrantes– sigue durísimo en su posición y furioso. Y espera, como ha dicho a la prensa, que la capitana y toda la tripulación de la Sea Watch sean arrestados y procesados. Es la justicia italiana, en principio, la que debería tomar una primera decisión, sobre todo establecer si quien trata de desembarcar a gente desesperada, hambrienta, enferma, exhausta, que pasó por los centros de Libia controlados por los traficantes de seres humanos, está cometiendo un delito como dice Salvini, o no. Salvini usa el tema de los migrantes como bandera publicitaria (“Los italianos primero”, dice). Hizo además aprobar recientemente un segundo decreto contra las migraciones, que impone multas y procesos judiciales a las Ong que rescaten a los migrantes en el Mediterráneo. El miércoles, día que se hizo evidente el problema con la Sea Watch 3, no sólo lanzó palabras provocativas contra la joven capitana que había osado violar sus reglas, sino que lanzó amenazas contra la Unión Europea a la que acusa de no hacerse cargo de los migrantes que llegan a Italia, como establecen las normas europeas.

Mientras tanto, la capitana se ha transformado en una heroína y ha desencadenado la solidaridad, no sólo de los partidos de la oposición, el Partido Democrático (PD), Sinistra Italiana y MásEuropa, que enviaron varios parlamentarios a Lampedusa, sino de las iglesias Evangélica y Valdese que prometen hacerse cargo de los migrantes cuando desembarquen. Y también de otras organizaciones, entre ellas la Rete Antifascista, que ha logrado reunir 72.000 euros para ayudar a la Sea Watch y su capitana en los próximos gastos legales que muy probablemente deberán afrontar en Italia. “La nave de la esperanza no será jamás dejada sola”, escribió la Rete Antifascista. El PD del Lacio, la región de Roma, está reuniendo también donaciones con el mismo objetivo,  mientras llegaban noticias de una manifestación en Nápoles y en otras ciudades que pedían “abran los puertos”. Todo esto desencadenó una vez más la rabia de Salvini: “Con cinco millones de italianos pobres, la prioridad de la izquierda es financiar una nave ilegal que transporta clandestinos. Que vergüenza!”. Los cinco millones de pobres deberían tener una respuesta de parte del gobierno, le retrucaron varios entrevistados en televisión.

El alcalde de Palermo (Sicilia), Leoluca Orlando, que ya había manifestado su solidaridad con la capitana y los migrantes, anunció ayer que será concedida la ciudadanía honoraria de Palermo a toda la tripulación de la Sea Watch 3, tal como había hecho hace algunos años con la organización Médicos Sin Fronteras, “para rendir homenaje a los ciudadanos y ciudadanas que en los últimos meses son protagonistas de una operación de humanidad y profesionalidad, un acto de amor y de coraje que día tras día salva vidas humanas, ofrece nuevas esperanzas y construye un puente de solidaridad en el Mediterráneo”, dijo.

La Sea Watch por su parte, presentó una demanda ante la justicia italiana, pidiendo que se evalúe la eventualidad de una “conducta de tipo penal” en el comportamiento de las autoridades “marítimas y portuarias” que impiden el desembarco de los migrantes. Pidió además que se tomen todas las medidas necesarias para autorizar ese desembarco.

Y Salvini continuó su guerra: “La Sea Watch se ha aprovechado de 42 personas para dar una batalla política”, escribió en un tweet. Y agregó: “Las Ong ayudan a los traficantes de seres humanos. Yo no respaldo a quien ayuda a los traficantes que con el dinero de los inmigrantes luego se compran armas y droga”.

Según el secretario del PD Nicola Zingaretti, Salvini insiste sobre este tema porque quiere hacer olvidar los muchos problemas que tiene el país y que su gobierno no ha sabido resolver, como el aumento de los impuestos, el bloqueo del crecimiento económico, la pérdida de confianza a nivel internacional, los jóvenes que no encuentran trabajo en Italia y se van del país. “A todos ellos el gobierno debería darles respuestas. Pero no las tiene,” señalo.

La Unión Europea, que debería tomar las riendas del asunto, está intentando “coordinar con los estados miembros para encontrar una solución y ubicar a los migrantes”, declaró el comisario europeo Dimitris Avramopoulos. Pero la solución sólo se puede encontrar una vez que las personas hayan desembarcado, subrayó, añadiendo que esperaba que Italia “contribuya a una veloz solución”.

—————-

Relacionado:

La foto que demuestra el (in)humanismo de Trump y conmueve al mundo

Gerardo Villagrán del Corral* – SURySUR

Otra vez una foto que expone el costado más cruel de la crisis migratoria conmueve al mundo entero. La imagen, que muestra los cuerpos de un hombre y su pequeña hija tendidos sin vida a la orilla del río Bravo, a un kilómetro del puente internacional que conecta a México con EU, desató un vendaval de críticas a la política migratoria del presidente Donald Trump.

La imagen de Julia Le Duc, corresponsal de La Jornada, se volvió viral: muestra los cadáveres de los salvadoreños Óscar Alberto Martínez Ramírez, de 25 años, y Valeria, su hija de 23 meses, ahogados a la orilla del río Bravo . La foto muestra los dos cadáveres boca abajo en el agua, cerca de la orilla del río. La niña rodea con un brazo el cuello de su padre.

Después de huir de El Salvador, Martínez y su hija Valeria se ahogaron el domingo pasado en el río Bravo cuando intentaban cruzar hacia EU, entre Matamoros, Tamaulipas, y Brownsville, Texas. En  Tapachula, Chiapas, había conseguido visas humanitarias para transitar por México de manera legal.

El domingo, día de descanso, encontraron cerrado el módulo para solicitud de asilo político en EU y la familia comenzó a caminar sobre la orilla del río Bravo hasta llegar a un punto donde Óscar decidió pasar: tomó en brazos a su hija y se metió al agua hasta alcanzar la otra orilla, donde dejó a la menor. Luego regresó por su esposa Tania, pero apenas había avanzado cuando la niña se lanzó detrás de él por lo que se regresó por ella, pero sobrevino una corriente de la que ya no pudieron salir, contó la esposa.

Trump, el inhumano

Pero Trump le echó la culpa a los demócratas. Mientras salía para una gira de cuatro días por Asia, Trump dijo sentirse afectado por la imagen: «La odio», aseveró, «y sé que eso podría terminar de inmediato si los demócratas cambiaran la ley. Deben modificar las leyes. Y así ese padre, que tal vez era un tipo maravilloso, con su hija, cosas como esa no sucederían».

«Si tuviéramos las leyes correctas, las que los demócratas no nos permiten tener, esa gente no aparecería, no lo intentaría (cruzar la frontera). Ellos pueden hacer los cambios con gran facilidad para que la gente no venga ni pierda la vida», añadió.

El líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, censuró a Trump por culpar a los demócratas. «Esa es una desgracia, señor presidente, usted es el presidente de EU. Usted es el titular del Poder Ejecutivo. Usted controla lo que está sucediendo en la frontera», aseveró.

Al mostrar la foto en el Senado, Schummer expresó: «¿Cómo podría el presidente Trump ver esta imagen y no entender que se trata de seres humanos que huyen de la violencia y la persecución? Podemos hacer algo al respecto si el presidente deja de jugar el juego político de la culpa, la culpa, la culpa», sentenció.

El Senado aprobó el miércoles un proyecto de ley que otorgaría 4.600 millones de dólares para ayuda fronteriza, en un intento por frenar la migración ilegal a través del límite sur con México. La legislación deberá reconciliarse con un proyecto de ley diferente, aprobado por la Cámara de Representantes, antes de que sea enviado al presidente Donald Trump para su promulgación.

La Casa Blanca advirtió que Trump vetaría la versión de la Cámara, que incluye restricciones a las agencias de inmigración y que no incluye fondos adicionales para el Departamento de Defensa y los empleados de Inmigración y Control de Aduanas.

Otra mancha en la conciencia moral

Rashida Tlaib, representante demócrata por Michigan y defensora de la propuesta de iniciar un juicio político contra Trump, tuiteó: «Este monstruo y su desalmada administración tienen que rendir cuentas» sobre su política migratoria.

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, expresó que la muerte del salvadoreño y su pequeña «es una manifestación de comportamiento que está fuera del círculo del comportamiento humano civilizado» e indicó que su gobierno está ignorando «sus obligaciones con la humanidad» y que espera que la imagen muestre que «se puede hacer algo mejor».

El senador Bernie Sanders, quien aspira a la nominación presidencial demócrata, describió la foto como «horrible» y «un ejemplo doloroso de tantos otros que demuestran el desprecio imprudente por la humanidad que proviene de las políticas de Trump”.

«Trump es responsable de estas muertes», sostuvo Beto O’Rourke, ex congresista por Texas. «Estas familias que buscan asilo a menudo huyen de la violencia extrema», denunció la senadora de California, Kamala Harris, también precandidata demócrata. «¿Y qué es lo que ocurre cuando llegan?», se preguntó en Twitter: “Trump les dice: ‘vuelvan allá de donde vienen’. Eso es inhumano. Están muriendo niños. Esto es una mancha en nuestra conciencia moral”, continuó.

La prensa internacional comparó esta imagen con la de Aylan Kurdi, el niño sirio de tres años ahogado en una playa turca tras intentar llegar a Grecia en 2015.

El diario inglés The Guardian publicó un video con declaraciones de Rosa Ramírez, la madre del fallecido. Su hijo trabajaba en una pizzería y su nuera como cajera en un restaurante de comida rápida. Todos compartían la misma vivienda en un barrio asolado por la violencia entre pandillas. “Él en ningún momento la soltó, se ve cómo la protegió, murieron abrazados”, indicó.

The New York Times publicó la foto en su portada y en el editorial que le dedicó señala que “Estados Unidos necesita una política de inmigración que combine seguridad en la frontera, justicia y humanidad. “Nadie con conciencia puede mirar la foto de un solicitante de asilo y su niña de 23 meses muertos en la orilla del río Grande y aceptar el statu quo”, prosiguió.

La ONU, el Papa

La «desgarradora» imagen evidencia el fracaso en la respuesta a la violencia, así como la desesperación de las personas por acceder a una vida digna y segura, señaló la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

«Las muertes de Óscar y Valeria representan un fracaso en la respuesta a la violencia y la desesperación que empujan a las personas a emprender viajes peligrosos en busca de una vida digna y segura», señaló Filippo Grandi, alto comisionado de la ONU. «Esto se complica por la ausencia de vías seguras para que las personas busquen protección, dejándolas sin otra opción que arriesgar sus vidas», advirtió. “Las circunstancias que llevaron a esta tragedia son inaceptables».

Grandi reiteró su llamado los países de América del Norte y Centroamérica a tomar medidas inmediatas y coordinadas para evitar que sigan ocurriendo tragedias como ésta. Agregó que ha ofrecido propuestas sobre formas de mejorar y fortalecer el trato de los solicitantes de asilo en EU, incluyendo las condiciones de detención. «Seguimos dispuestos a apoyar a todos los gobiernos de la región para garantizar que cualquier persona que necesite protección internacional la reciba sin demora y sin impedimento».

El 12 de junio la Acnur solicitó una reunión urgente de Estados para preparar una acción coordinada y efectiva contra el desplazamiento forzado desde América Central. Trump ni siquiera respondió.

El papa Francisco expresó una «inmensa tristeza» por la muerte. Alessandro Gisotti, jefe interino de prensa del Vaticano, aseguró que Jorge Mario Bergoglio sintió «una inmensa tristeza» al ver “la imagen del papá y de su hijita ahogados en el río Bravo mientras intentaban cruzar la frontera entre México y Estados Unidos.

«El Papa está profundamente entristecido por su muerte, reza por ellos y por todos los migrantes que perdieron la vida tratando de escapar de la guerra y la miseria», agregó. En su audiencia general del miércoles, el Papa felicitó a los mexicanos por ser «tan acogedores» con los migrantes. » Que Dios se los pague. Gracias», subrayó.

Francisco ha hecho de la defensa de los migrantes y los refugiados uno de los pilares de su pontificado y se ha enfrentado en varias ocasiones al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por sus políticas migratorias. El 27 de abril de este año anunció una donación de 500 mil dólares para ayudar a los migrantes en México al ofrecer asistencia a proyectos locales que les brindan comida y alojamiento.

————————-

* Antropólogo y economista mexicano, asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

 

admin