Diplomacia, Extremismo radical, Neoliberalismo, Populismo, Racismo&discriminación

Boris, marioneta de Donald

Jul 15 2019

Xavier Vidal-Folch – El País

Los altos funcionarios de Londres tiemblan ante la probabilidad de que gane Johnson

Peligro existencial para británicos y europeos. Dentro de una semana, las bases del partido tory, conservador, habrán decidido el nombre de su nuevo líder y por tanto el de su primer ministro. En la pelea por acreditar quién es más brutalmente nacionalista y ofensivamente antieuropeo, el experiodista Boris Johnson lleva una enorme ventaja. La del jugador ventajista. Boris inventó el periodismo fake antes de que fuera bautizado: como corresponsal en los primeros años noventa del Telegraph en Bruselas, difundió que los eurócratas unificaban el tamaño de los ataúdes (¡!) y prohibían la venta de plátanos curvados (¡¡¡!!!).

Boris engañó a sus conciudadanos en la campaña del referéndum del Brexit. Aseguró que la pertenencia a la UE les costaba 350 millones de libras semanales, más de 20.000 millones de euros al año; cuando su contribución neta al presupuesto anual oscila en torno a la mitad, entre 10.000 millones y 12.000.

Boris provocó hace unos días la intervención de la policía en el domicilio de su amante tras un escándalo de gritos y portazos, según The Guardian, del que se negó a dar explicaciones (de interés público), en un debate televisado.

Pero lo que resulta más significativo es que el presunto soberanismo de Johnson no es tal. Se desdobla en xenofobia hacia los africanos (les llama “conguitos”) y otros extranjeros (él, que desciende de un bisabuelo turco) y servilismo hacia el Washington de Donald Trump.

Trump se inmiscuye repetidamente en la soberanía británica. Recientemente también en la del partido tory. Proclamó el 1 de junio que Boris “haría un trabajo muy bueno”, que “sería excelente” como primer ministro y que “siempre me ha gustado”. No en vano, su antigua mano derecha, el ultra Steve Bannon, tiene declarado que preparó con Johnson, durante todo un fin de semana, su discurso parlamentario posterior al abandono del Gobierno de Theresa May. Boris no le ha desmentido.

Lo peor. Alguien espió en Washington los mensajes cifrados del embajador de SM Kim Darroch en los que criticaba a Trump. Este le llamó “estúpido” y anunció que “no trabajaremos con él”. El diplomático dimitió, después de que Boris no le defendiese en el debate televisado. “Lo ha arrojado debajo del autobús”, reaccionó el dirigente conservador sir Alan Duncan. Los altos funcionarios de Londres tiemblan, ante la probabilidad de que gane Boris: soberanista de día; pero, de noche, marioneta de Trump.15 JUL 2019

——————-

Anexo

Trump rompió el pacto con Irán por «vandalismo diplomático», según exembajador británico

El Español, Agencias

Kim Darroch, que dimitió esta semana tras filtrarse otro cable en el que llamaba a Trump «inepto», asegura que la decisión se tomó para acabar con el legado de Obama.

El exembajador británico en Washington Kim Darroch aseguró en un informe confidencial revelado este domingo que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, rompió el pacto nuclear con Irán por «vandalismo diplomático», para acabar con el legado de su predecesor, Barack Obama.

El diario británico Mail on Sunday asegura que Darroch redactó ese documento en 2018, tras una visita a la Casa Blanca del entonces ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Boris Johnson.

El antiguo embajador, que dimitió esta semana tras filtrarse otro cable en el que llamaba a Trump «inepto» e «incompetente», trasladó al Gobierno británico que el presidente de Estados Unidos rompió los términos del acuerdo con Teherán por «motivos de personalidad».

Ese pacto tenía como objetivo asegurar que Irán no desarrolla armamento nuclear y levantaba las sanciones económicas que pesaban sobre el país, que Trump volvió a imponer.

Según el Mail on Sunday, el diplomático advirtió de que Washington «no puede articular una estrategia para el ‘día después'» de romper el acuerdo, ni tenía «ningún tipo de plan» para trabajar de forma conjunta con sus aliados hacia una solución del contencioso con Teherán.

La policía del Reino Unido abrió esta semana una investigación para tratar de identificar el origen de la filtración de los cables diplomáticos de Darroch.

El diario The Sunday Times afirma que Scotland Yard y los servicios de inteligencia sospechan que un funcionario con acceso a ficheros del ministerio de Exteriores pudo airear los documentos confidenciales.

El rotativo desvela además que la periodista que ha publicado esos cables, Isabel Oakeshott, mantiene una relación con el presidente del Partido del Brexit, Richard Tice.

Según el rotativo, en círculos gubernamentales se teme que la filtración tuviera como objetivo forzar la dimisión del embajador en Estados Unidos para reemplazarlo por una figura mas favorable a la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

 

 

admin