Diplomacia, Extremismo radical, Populismo, Racismo&discriminación

Trump: guión conocido

Jul 9 2019

Opinión de La Jornada

El fin de semana la prensa británica divulgó una serie de reportes confidenciales enviados a su gobierno por el embajador de Londres en Washington, Nigel Kim Darroch, los cuales rápidamente levantaron polémica por la manera cruda en la que el diplomático caracteriza al presidente Donald Trump y a su gabinete. De acuerdo con los memorandos, Darroch habría informado a Downing Street que el magnate irradia inseguridad, que para tratar con él es necesario presentar cualquier punto de forma simple, que su gobierno es disfuncional, impredecible e incompetente y sus funcionaros se encuentran envueltos de manera constante en peleas a cuchilladas.

Aunque Kim Darroch dista de ser la primera persona que ha tratado con el gobierno de Trump en describirlo en términos semejantes y en advertir sobre el riesgo que su administración supone para la paz mundial –ya antes lo han hecho ex integrantes del gobierno estadunidense, como el cesado director de la Oficina Federal de Investigaciones, James Comey–, el que se trate de un representante acreditado ante la Casa Blanca ha causado una lógica tensión con Gran Bretaña, tal como sucedió en México cuando el portal de filtraciones Wikileaks dio a conocer cables enviados por el entonces embajador estadunidense en México, Carlos Pascual, en los cuales éste daba cuenta del desorden en el gabinete de Felipe Calderón y de la sumisión con que seguía las directrices de Washington.

Sin embargo, como cabía esperar por su actuación a lo largo de dos años en el poder, el ex presentador de televisión decidió capitalizar el conflicto para abrir un nuevo frente y mantener el estado de permanente crispación con actores externos mediante el cual apela a la unidad de su electorado chovinista y patriotero, tal como ha hecho de manera cíclica con nuestro país, Irán, China e incluso con sus tradicionales aliados europeos.

De manera predecible en lo general, aunque siempre susceptible de sorprender con nuevos extremos de indelicadeza en lo particular, este guion se desarrollará con un escalamiento de las tensiones, una serie de declaraciones incendiarias e irresponsables, la obtención de concesiones que se habrían producido sin necesidad de exabruptos –en este caso, la salida de Washington de Kim Darroch, a quien la filtración colocó en una situación insostenible–, la vuelta a una relativa normalidad y la presentación de todo lo anterior como un gran triunfo alcanzado por el magnate gracias su liderazgo y habilidades negociadoras.

Desde México, el actual episodio debe observarse como una advertencia, en el entendido de que, en cualquier momento del futuro inmediato, Trump puede voltear de nueva cuenta la mirada hacia su frontera sur en busca de nuevos pretextos tanto para desviar la atención de sus problemas domésticos como para exacerbar los ánimos del sector más retrógrado de la ciudadanía estadunidense de cara al proceso electoral del año entrante.

—————–

Relacionado:

Trump eleva el tono hacia al embajador británico y le llama «chiflado, estúpido e imbécil pomposo»

Redacción El Español, agencias

Las críticas de Trump se producen después de que se filtraran unos documentos en los que el embajador criticaba a la Administración estadounidense.

El presidente estadounidense, Donald Trump, elevó este martes sus críticas al embajador británico en Washington, Kim Darroch, a quien calificó de «chiflado, estúpido e imbécil pomposo», en medio de la polémica por la filtración de cables críticos con su Administración.

«El embajador chiflado que el Reino Unido ha endosado sobre EEUU no es alguien con quien estemos encantados, un tipo muy estúpido. Debería hablar a su país, y a la primera ministra Theresa May sobre su fallida negociación del brexit, y no estar molesto por mis críticas por lo mal que se gestionó», afirmó Trump en su cuenta de Twitter.

«No conozco al embajador, pero me han contado que es un imbécil pomposo», agregó.

El ministro de Comercio Internacional del Reino Unido, Liam Fox, que se encuentra de visita en la capital estadounidense tenía previsto reunirse este martes con Ivanka Trump, hija del presidente y asesora de la Casa Blanca.

No está claro si Darroch acompañará al ministro británico en sus encuentros con funcionarios estadounidenses, como es habitual entre los jefes de la legaciones diplomáticas.

Este lunes, el mandatario anunció que no tratará más con el embajador británico en Washington.

Las réplicas de Trump se producen después de la polémica surgida este fin de semana al filtrarse unos documentos redactados desde 2017 en los que Darroch criticaba a la Administración estadounidense.

En esos textos, revelados por el dominical británico Mail on Sunday, el embajador llegó a decir que para comunicarse con Trump es «necesario presentar argumentos simples, incluso rudos» a la vez que calificó a su gobierno de «disfuncional» e «inepto».

May, que dejará el cargo a finales de mes, aseguró tener «completa fe» en Darroch, a través de un portavoz gubernamental británico, y consideró «totalmente inaceptables» los cables diplomáticos filtrados.

Pese a la histórica «especial relación» entre Londres y Washington, Trump ha tensado los vínculos con continuos ataques a May y varios políticos de gran relieve del Reino Unido, entre ellos el alcalde londinense, Sadiq Khan.

 

 

 

admin