Ambiente, Cambio climático, Corrupción, Derechos Humanos, Justicia, Neoliberalismo

Greta Thunberg: «Los políticos intentan silenciarnos de forma desesperada, pero vamos a seguir avanzando»

Dic 6 2019

Belén Remacha – eldiario.es

+Greta Thunberg acude por sorpresa a la Cumbre del Clima tras llegar a Madrid desde Lisboa esta misma mañana

+Antes de unirse a la manifestación que convoca Fridays for Future la activista ha ofrecido una rueda de prensa a los medios españoles e internacionales antes de la Marcha por el Clima

+»Algunos quieren que todo siga como hasta ahora, le temen al cambio. El cambio es lo que los jóvenes traemos y es lo que están intentando silenciar. Es importante que entiendan que la vida es más importante que el dinero», ha asegurado

+»Hemos hecho huelgas por más de un año y no ha pasado nada. No es una solución sostenible que los niños dejen de ir a clase. No podemos esperar más»

+La activista medioambiental ha llegado esta mañana a Madrid en tren y ha acudido por sorpresa a la Cumbre del Clima

Greta Thunberg ya está en España. La activista medioambiental ha dado una rueda de prensa en La Casa Encendida previa a unirse a la Marcha por el Clima, que convocan este viernes en Madrid entre otras organizaciones Juventud Por el Clima- Fridays for Future (FFF), la delegación en nuestro país del movimiento de jóvenes por el clima que ella inició. «No tenéis que escucharme a mí antes que a otros; es importante que haya más activistas climáticos», ha dicho la adolescente al comienzo de la rueda, que ha convocado a decenas de periodistas españoles e internacionales. «Soy una pequeña parte de un movimiento mucho más grande».

Ante la pregunta de eldiario.es sobre las críticas que ha recibido por parte de los políticos, de Donald Trump a algunos españoles, Thunberg ha desplegado el discurso que la ha hecho famosa –a ella y a su movimiento–. «Algunas personas quieren que todo siga como hasta ahora, temen al cambio. El cambio es lo que los jóvenes traemos y es lo que están intentando silenciar. Y esto es una prueba de que estamos teniendo un impacto, que los políticos intentan silenciarnos de forma desesperada. Tienen que dejar de ser tan avariciosos, es importante que entiendan que la vida es más importante que el dinero». Ha dicho también que ellos no se sienten afectados por esas críticas: «Vamos a seguir avanzando».

En la rueda de prensa han acompañado a Thunberg los miembros de Juventud por el Clima–Fridays for Future España Shari Crespi, Alejandro Martínez y Tomás Castillo, y de Fridays For Future Uganda Vanessa Nakate. Thunberg, durante todo el acto, no ha dejado de insistir en la idea de que ella era solo una voz más y en que quería escuchar también a sus compañeros, ante la insistencia de la prensa por dirigirse a ella. Nakate ha apelado a los políticos que no han acudido a la Cumbre, como Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. Ha recordado que la gente «ya está muriendo como resultado de esta crisis. Es cuestión de supervivencia, tenemos que hacerlo ahora. Si no lo hacen por nosotros, que lo hagan por sus propios hijos y nietos». «No queremos que los países declaren solo una emergencia climática. Queremos que actúen», ha clamado Nakate.

Thunberg se ha pronunciado también sobre los objetivos de la COP25. «Espero de corazón que la COP25 lidere y llegue a algo concreto. También que produzca más concienciación en la población general. Los responsables políticos tienen que tomar conciencia de la crisis climática; creo que no se dan cuenta de la magnitud que tiene. Nos tenemos que asegurar que esta iniciativa no se ignore, que no puedan esconderse», ha asegurado. 

Sobre la posibilidad de que se avance en los acuerdos, Thunberg cree que «no podemos costearnos más años intermedios», en referencia a que la COP25 no se considera de primer nivel como lo fue la de París de 2015. «No podemos permitirnos ni un día más. La COP25 no es algo que podamos ignorar. Cualquier oportunidad que tengamos para mejorar la situación debemos aprovecharla». Desconocemos «el desafío al que nos enfrentamos», ha asegurado. «No sabemos lo que va a ocurrir. Tenemos que intentar hacer todo lo que podamos para evitar consecuencias peores».

¿Cómo va a continuar el movimiento de Fridays For Future para exigir medidas? «Hemos hecho huelgas por más de un año y no ha pasado nada. No es una solución sostenible que los niños dejen de ir a clase. No se puede continuar así, no podemos esperar más. Nos encantaría ver algo de acción, porque la gente sufre y muere por esta crisis climática», ha defendido la adolescente. 

Sobre sus logros personales y los de FFF, Greta Thunberg ha sido cauta: «Hemos creado concienciación y debate, pero eso no es suficiente. Las emisiones de dióxido de carbono no se están reduciendo sino que están incrementando. Las acciones reales no han tenido lugar. Hemos logrado muchas cosas pero si lo miras desde otro punto de vista, no hemos logrado nada». «Necesitamos que toda la sociedad venga a la huelga con nosotros para empujar a los gobiernos a que tomen medidas», ha añadido su compañero de FFF España, llamando a la Marcha de inmediatamente después.

La convocatoria ha concluido con una pregunta a los cuatro activistas sobre la situación en Chile, que ha venido de un periodista chileno con un parche en el ojo, símbolo de la represión policial en el país latinoamericano. La española Shara Crespi (FFF) ha querido «mandar apoyo. La justicia climática nunca se va a poder llevar a cabo sin la justicia social».

A la salida de La Casa Encendida esperaban a la activista decenas de jóvenes seguidores que luego irán a la Marcha del Clima. Thunberg, que está a punto de cumplir 17 años, ha llegado a la estación de Chamartín de Madrid alrededor de las ocho y media de la mañana de este viernes, procedente de Lisboa. A la capital portuguesa había llegado en catamarán desde Nueva York. Poco después de bajarse del tren y antes de atender a los medios españoles e internacionales se ha pasado por sorpresa por IFEMA, donde se celebra la COP25. Ahí se ha reunido con algunos voluntarios de la cumbre. Su participación directa en la Cumbre de la ONU no se espera hasta el lunes, en un acto que organiza Unicef.

La Marcha por el Clima es la manifestación alternativa a la COP25 que inaugura oficialmente la Cumbre Social, una serie de eventos y acciones que se desarrollarán en Madrid de manera alternativa a la ONU y más crítica con el discurso oficial. De Atocha a Nuevos Ministerios, la marcha ha sido convocada por representantes de organizaciones latinoamericanas y por la propia Thunberg. 06/12/2019 – 16:52h

———————

Anexo (de Andrés Gil – Corresponsal en Bruselas de eldiario.es ):

La presión de las grandes empresas energéticas y los bancos para aguar el plan de la UE sobre inversiones verdes

«Los sectores del gas y el nuclear están interesados en que sus productos se clasifiquen como ecológicos», afirma el informe de InfluenceMap

El objetivo de este lobby «es diluir el pilar clave de la política financiera sostenible de la Unión Europea: un marco para definir qué es la inversión sostenible»

La UE ha acordado definir un sistema para identificar inversiones sostenibles para el medio ambiente

La UE acordó a finales de septiembre crear un sistema comunitario de clasificación, o taxonomía, para facilitar a empresarios e inversores un lenguaje común para identificar qué actividades económicas pueden considerarse medioambientalmente sostenibles. Y este jueves ha dado un paso más en las negociaciones de los trílogos, aquellas que se producen entre el Parlamento Europeo, la Comisión Europea y el Consejo de la UE: se ha alcanzado un «compromiso» para una «lista verde de actividades económicas», pendiente aún de la aprobación por parte de los Estados miembros.

En la actualidad, no existe un sistema de clasificación común, ni a escala comunitaria ni global que defina qué actividades económicas son medioambientalmente sostenibles. La regulación propuesta por los Estados miembros en el Consejo de la UE pretende dos objetivos: reducir la fragmentación resultante de las iniciativas del mercado y las prácticas nacionales; y reducir el greenwashing o lavado ecológico –vender productos financieros como verdes cuando no cumplen estándares medioambientales–.

Y las grandes empresas energéticas y los bancos se han estado moviendo para aguar el plan: un informe del organismo de control de los lobbys InfluenceMap, publicado en el arranque de la COP25 de Madrid, ha descubierto que, aunque algunos inversores apoyan las reglas de «etiquetado verde», el 98% de los 50 mayores inversores de Europa son miembros de grupos de presión que intentan debilitar las propuestas.

Ed Collins, autor del informe, ha dicho a The Guardian, diario que adelantó el informe: «Nuestra investigación muestra cómo los intereses creados quieren que el proceso clave de taxonomía de la UE no sea impulsado por la ciencia y centrado en los impactos del mundo real, sino que respalde intereses estrechos y el statu quo en las finanzas y sostenibilidad».

La investigación de InfluenceMap ha rastreado el lobby intensivo de las agrupaciones empresariales de la UE que representan a las finanzas y la industria en el proceso de taxonomía: el sistema para identificar inversiones sostenibles para el medio ambiente.

El objetivo de este lobby «es diluir este pilar clave de la política financiera sostenible de la Unión Europea, que está pensado para establecer un marco para clasificar la inversión sostenible», explica el informe, lo cual puede poner en peligro el plan de la Comisión Europea para luchar contra las inversiones de sostenibilidad falsas y engañosas del sector privado, «en un momento en que se necesita un impacto real de las finanzas en cuestiones clave como el cambio climático».

La investigación de InfluenceMap ha analizado a 50 de los grupos inversores más grandes de Europa, encontrando que solo un pequeño grupo de compañías (Aviva, Groupe BPCE, BNP Paribas, BBVA, AXA y Allianz) han apoyado de forma activa y transparente la taxonomía.

La mayoría de las empresas (37 de 50) no se han comprometido directamente con la taxonomía o no se han comprometido con la clasificación de manera transparente, asegura el informe: «Quince de estos grupos financieros hicieron solo declaraciones de apoyo. A pesar de esto, casi todos (49 de 50) pertenecen a asociaciones comerciales de la UE que han presionado contra un enfoque progresivo y estricto de la taxonomía».

Las organizaciones empresariales que representan al sector financiero, comandadas por el Fondo Europeo y la Asociación de Gestión de Activos (EFAMA), la Asociación de Mercados Financieros en Europa (AFME), la Federación Bancaria Europea (EBF) y EuropeanIssuers, «han presionado para que la taxonomía tenga carácter voluntario, restringida solo a productos comercializados como sostenibles. Y, en lugar de un sistema de clasificación estricto para las inversiones verdes, abogan por métodos potencialmente menos estrictos para evaluar la sostenibilidad en función del rendimiento relativo del mercado o actividades «en transición».

La taxonomía también se enfrenta a un fuerte lobby por parte de las organizaciones empresariales de la UE que representan a la industria, en particular los sectores del gas y el nuclear, «interesados en garantizar que sus productos se clasifiquen como ecológicos», según la investigación.

«Eurogas, GasNaturally, la Asociación Internacional de Productores de Petróleo y Gas y FuelsEurope han presionado para debilitar los criterios climáticos para incluir actividades económicas como la combustión de gas natural sin disminuir», sostiene el documento: «En noviembre de 2019, las asociaciones comerciales del sector financiero AFME y EBF se alinearon con las posiciones del sector del gas, abogando por criterios climáticos más débiles para la producción de electricidad para garantizar la inclusión del gas natural en una taxonomía ‘verde».

La propuesta también ha visto la oposición de organizaciones empresariales aparentemente preocupadas por las implicaciones globales de una ambiciosa taxonomía de la UE, como «la Federación Empresarial de Japón (Keidanren), que publicó un documento en septiembre de 2019 sugiriendo que la taxonomía podría ‘(desestabilizar) los mercados financieros internacionales».

La organización empresarial de mercados financieros internacionales, el Instituto de Finanzas Internacionales (IFF), también se ha enfrentado a la Comisión Europea, argumentando en contra de lo que llama «criterios muy ambiciosos y potencialmente poco realistas, particularmente para la producción de electricidad a partir de la energía hidroeléctrica y la combustión de gas».

admin