Conflictos armados, Extremismo radical, Historia, Justicia, Neoliberalismo, Política, Populismo, Violencia

Los palestinos dejan de lado sus disputas para unirse contra el ‘acuerdo del siglo’

Ene 29 2020

Juan Carlos Sanz  – El País

Los responsables en Cisjordania y Gaza temen que el anuncio de Trump desate una nueva oleada de violencia

Miles de palestinos se han echado este martes a las calles de Gaza y Cisjordania para protestar contra el acuerdo del siglo, la propuesta de plan de paz con los israelíes presentada en la Casa Blanca en ausencia de sus representantes. Tras dejar de lado disputas que envenenan su relación, las facciones palestinas se han reunido en Ramala para aliarse en la resistencia a la propuesta de Donald Trump. “No cederemos. No nos agacharemos”, ha advertido el presidente Mahmud Abbas.

El mensaje del rais palestino a través de la televisión oficial era una reedición del “No pasarán” tantas veces invocado por los dirigentes de un pueblo sin Estado. “Se lo he dicho a Trump y a Netanyahu: Jerusalén no está en venta”, tronó el líder de la Autoridad Palestina, de 83 años, que asiste al intento de derribo de las instituciones de autogobierno que ayudó a nacer en los Acuerdos de Oslo de 1993. “No vamos a regatear sobre nuestros derechos con la conspiración que representa este trato”, remató.

Abbas había mantenido poco antes una inusual conversación telefónica con Ismaíl Haniye, el líder del movimiento islamista Hamás, que arrebató por la fuerza a Fatah, el partido nacionalista del presidente palestino, el poder en la franja de Gaza en 2007. “La unidad es la piedra angular para hacer frente a una decisión que intenta eliminar nuestros derechos legítimos”, aseguró Haniye en un comunicado difundido por su organización.

Hamás ha vuelto a convocar las protestas ante la frontera con Israel que entre 2018 y 2019 movilizaron a decenas de miles de gazatíes en defensa del derecho de retorno a los lugares que tuvieron que abandonar tras el nacimiento de Israel en 1948. La tensión amenaza con dispararse en el enclave costero palestino, donde han perdido la vida cerca de 300 manifestantes y decenas de miles han resultado heridos de bala por disparos de francotiradores militares. En Cisjordania y Jerusalén Este se han anunciado además nuevas jornadas de la ira.

La anexión, el domingo

El anuncio del primer ministro Benjamín Netanyahu de poner en marcha la anexión de los asentamientos de Cisjordania en la reunión del Gobierno prevista para este domingo se presenta por los responsables palestinos como eventual detonante de un nuevo estallido de violencia. La reacción popular después de que Trump reconociese Jerusalén como capital de Israel a finales de 2017 no alcanzó la magnitud de las movilizaciones masivas que se registraron en el verano de ese mismo año contra los controles de seguridad impuestos en los accesos a la Explanada de las Mezquitas por las fuerzas de seguridad de Israel.

Los líderes de todas las facciones acordaron en Ramala, sede administrativa de la Autoridad Palestina, una respuesta común al acuerdo del siglo. Los líderes políticos reclamaron a la Liga Árabe una convocatoria de urgencia este sábado para buscar una postura común en un asunto que ha dividido a los Estados de la región. Mientras Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos respaldan en principio el plan de paz de Trump, países vecinos con mayor presencia de la diáspora palestina, como Jordania, Egipto y Líbano, se niegan a apoyar una propuesta que es rechazada por la Autoridad Palestina.

El ministro de Exteriores jordano, Ayman Safadi, defendió la solución de los dos Estados, con Jerusalén Este como capital, en respuesta a la iniciativa presentada en la Casa Blanca, de acuerdo con una información de France Presse. El rey de Jordania ejerce como custodio de los santos lugares de Jerusalén en virtud del tratado de paz suscrito con Israel en 1994. Abdalá II ha advertido veladamente de que la anexión “unilateral” del valle del Jordán puede obligar al Gobierno de Amán a dejar de aplicar el acuerdo internacional.

Oficialmente, el Gobierno de Egipto se limitó a pedir a ambas partes que analicen el plan de paz de Trump. Los responsables de la inteligencia militar egipcia suelen ejercer como mediadores entre israelíes y palestinos cuando se produce una escalada bélica en la franja de Gaza. El Cairo ha reiterado, sin embargo, que solo respaldará un acuerdo si da lugar al nacimiento de un Estado palestino sobre las fronteras de 1967 y con Jerusalén Este como capital.

admin