Economía y Finanzas, Extremismo radical, Neoliberalismo, Populismo, Salud

El coronavirus, en el casino

Jul 6 2020

Olga Merino* – El Periódico, Barcelona

Si Trump ha sacado el talonario para comprar la producción de tres meses de Remdesivir, ¿qué ocurrirá cuando se descubra una vacuna efectiva?

No sé si el maldito virus me ha vuelto paranoica o más novelera que de costumbre, pero, qué quieren que les diga, se me arruga el espinazo al reparar en una desconcertante coincidencia en torno al nombre de Gilead. Así se llaman tanto la farmacéutica estadounidense que fabrica el Remdesivir, único tratamiento contra el covid-19 aprobado hasta la fecha, como el territorio imaginario que inventó la escritora Margaret Atwood para su novela ‘El cuento de la criada’. Sí, la República de Gilead, un lugar horrible, el país ultrarreligioso, dictatorial y misógino en que presuntamente se convierte Estados Unidos tras un golpe teocrático. Vaya concurrencia espeluznante: Gilead.

Acorralado por la pésima gestión de la pandemia, el batacazo económico y las protestas contra el racismo enquistado en las instituciones norteamericanas, Donald Trump intenta ahora, a golpe de talonario, salvar algún mueble de cara a las elecciones de noviembre, por lo que acaba de cerrar un acuerdo con la compañía farmacéutica para acaparar todo el Remdesivir de julio y el 90% de agosto y septiembre. Algo parecido ocurrió durante el meollo de la crisis sanitaria con las mascarillas y los respiradores; tanto tienes, tanto vale tu salud. Asegura Gilead que habrá estoc para todos porque sus fábricas están aumentado la producción a marchas forzadas. Pero ¿serán los mismos parámetros de calidad? ¿Y qué precio pagaremos? ¿Más de 2.000 euros por tratamiento? Si esto sucede con un antiviral que acorta los días de ingreso hospitalario pero no cura, ¿qué ocurrirá cuando se descubra una vacuna efectiva? El acceso universal a la sanidad, convertido en una ficha de casino; hagan juego, señores, no va más. Trece impar y negro.

Entre tanto, el virus va haciendo de las suyas con rebrotes aquí y allá, sobre todo entre los más vulnerables, los temporeros de la fruta, los trabajadores precarios de la industria cárnica, las residencias de ancianos, los albergues… ¿Alguien se ha tomado la molestia de preguntarse por qué? La distopía ya habita entre nosotros.

———————-

*Escritora y periodista. Master of Arts (Latin American Studies) por la University College of London (Beca La Caixa/British Council). Fue corresponsal de EL PERIÓDICO en Moscú en los años 90. Profesora en la Escola d’Escriptura de l’Ateneu Barcelonès. Su última novela: ‘Perros que ladran en el sótano’ (Alfaguara, 2012)

————————

Lea también:

Una demoledora factura pagará el turismo por el coronavirus

Las pérdidas del negocio turístico mundial por la pandemia covid-19 pueden pasar de tres billones de dólares este año y los países del Sur en desarrollo están en primera línea entre los afectados, según informes concordantes de organismos del sistema de Naciones Unidas. En el mejor de los casos, con cierre de cuatro meses en el turismo, se perderán 1,2 billones (millones de millones) de dólares, equivalentes a 1,5 por ciento del producto bruto mundial, señaló un informe de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad):

admin