General

Autoridades locales obstruyen ayuda humanitaria

May 19 2003

Stefania Bianchi

BRUSELAS, 16 may (IPS) – Las agencias humanitarias cuentan con
poco apoyo de quienes controlan zonas críticas como Iraq,
invadido por Estados Unidos, Chechenia, dominada por Rusia, o
Palestina, ocupada por Israel, afirmó el máximo funcionario de
la Unión Europea (UE) en la materia, Poul Nielson.

Al presentar el último informe de la Oficina de Ayuda
Humanitaria de la Unión Europea (ECHO), Nielson señaló que el
acceso a las víctimas de crisis humanitarias se convirtió en un
«serio problema» e indicó que los principios esenciales de la
asistencia «son cada vez menos respetados».

«Estos principios fueron acordados en el plano internacional
para asegurar que la asistencia fuera lo más efectiva posible
en caso de emergencia. Cuando no hay compromiso (de las
autoridades locales), las víctimas sufren más», señaló Nielson,
comisario de la UE para el Desarrollo y la Ayuda Humanitaria.

Por tanto, «es imperativo asegurar un espacio para las
agencias humanitarias, que deben gozar de libertad para hacer
su trabajo, que ya es bastante peligroso», añadió Nielson,
ministro de Cooperación para el Desarrollo de Dinamarca entre
1994 y 1999.

El funcionario señaló el jueves que en algunas zonas
críticas, como Chechenia o Palestina, a los socorristas se les
niega el acceso a la población afectada.

Varias agencias humanitarias suspendieron en 2002 sus
actividades en zonas afectadas luego de que sus funcionarios
fueran atacados e incluso algunos de ellos muertos, informó.

Nielson, que regresó esta semana de una visita a Bagdad,
también lamentó las dificultades que encontró la ECHO para
colaborar con la población iraquí, afectada por la invasión de
Estados Unidos.

«La crisis iraquí está muy cargada de consideraciones
políticas y militares, pero la asistencia humanitaria, por su
naturaleza, nunca debe ser usada con propósitos políticos y debe
estar separada de asuntos militares cuanto sea posible», afirmó.

Sin embargo, aclaró que «esto no quiere decir que en
situaciones difíciles la parte humanitaria y la militar no
trabajen en conjunto, siempre y cuando cada una de ellas haga su
propia tarea».

Nielson informó además que la Organización de las Naciones
Unidas (ONU) revisó las llamadas Directrices de Oslo, que
estipulan la colaboración militar en desastres naturales. En
junio anunciará las nuevas instrucciones, elaboradas con la
colaboración de la UE.

El funcionario sostuvo que la población iraquí no sufre por
ahora una crisis humanitaria de emergencia, y que en realidad no
hay escasez de comida, pero advirtió que hay problemas en los
sectores de salud, agua y electricidad, así como en la seguridad.

«El mayor problema es la seguridad, y es crucial que las
fuerzas de ocupación la garanticen. Si la anarquía continúa y
las instituciones y servicios públicos iraquíes no son
reactivados, hay serio riesgo de que se produzca una grave
crisis», afirmó.

Luego de la guerra, la ECHO destinó 114 millones de dólares
para las necesidades humanitarias de los iraquíes, y ahora
trabaja con organizaciones no gubernamentales y agencias
internacionales como Oxfam y la Cruz Roja Internacional para
colaborar con la población de ese país árabe.

Nielson también expresó su preocupación por los continuos
obstáculos impuestos por Israel para asistir a los civiles
afectados por el conflicto en los territorios ocupados.

El funcionario señaló la urgencia de que se levanten las
restricciones a las agencias humanitarias.

La ECHO, financiada por todos los miembros de la UE, proveyó
ayuda humanitaria a entre 40 y 50 millones de personas en 60
países el año pasado, pese a las dificultades. Sus proyectos
requirieron una inversión de 613 millones de dólares, lo que
convirtió a la oficina en la principal donante del mundo.

Nielson informó que la cobertura geográfica de la ECHO está
cambiando. Los Balcanes cada vez piden menos asistencia, en
tanto aumentan las solicitudes de Asia y Africa.

El funcionario señaló que el surgimiento de nuevas crisis en
otras partes del mundo es de gran preocupación para la oficina,
y subrayó el caso de Africa meridional, donde las sequías, las
malas políticas alimentarias y los efectos del sida (síndrome de
inmunodeficiencia adquirida) requerirán más atención.

La oficina fue creada el 1 de abril de 1992 para financiar
programas de asistencia humanitaria en todo el mundo, y ahora
trabaja con otras 200 organizaciones internacionales.

ECHO ofrece ayuda de emergencia, luego de desastres
naturales y graves conflictos bélicos, ayuda alimentaria, para
luchar contra el hambre en los países más pobres, y asistencia
para los refugiados que huyen de las guerras. FIN/2003)

——————————————————————————–
‘Other news’ es una inciativa personal, que tiene el fin de proprocionar material que tendria que estar en los medios, y no esta por los criterios comerciales de la informacion. Esta abierta a recibir contribuciones de todos. Su area de trabajo es informar sobre temas globales, relaciones norte-sur, y gobernabilidad de la globalizacion. Su lema es una frase aparecida en el muro de la vieja aduana de Barcelona, a comienzos del 2.003: «Lo que los muros hablan, los medios callan». Roberto Savio