General

DESARROLLO: Ayuda de EEUU será mucho menor de lo anunciado

May 22 2003

por Emad Mekay

WASHINGTON, 22 may (IPS) El anunciado aumento de la ayuda de
Estados Unidos para el desarrollo y la lucha contra el sida no se
ajusta a la realidad presupuestaria y se limitará a 40 por ciento
de lo previsto, advirtieron dos grupos de expertos.

Por lo tanto, Estados Unidos permanecerá muy por detrás de
otros países donantes en su nivel de asistencia para el
desarrollo, afirmaron el Centro para el Desarrollo Global (CGD) y
el Centro de Presupuesto y Prioridades Políticas, dos gabinetes de
estrategia con sede en Washington.

«El gobierno se apresuró a hacer grandes anuncios pero ha sido
lento en traducirlos en gasto real», comentó Brian Deese, del CGD.
Serán necesarios «presión adecuada y considerable apoyo
bipartidario en el Congreso para ver avances», agregó.

El presidente George W. Bush anunció el miércoles que espera
promulgar la semana próxima un proyecto aprobado por el Congreso
para destinar 15.000 millones de dólares –10.000 millones de los
cuales son fondos nuevos– en un período de cinco años a la lucha
contra el VIH/sida en Africa y el Caribe.

Bush calificó al plan como «el mayor compromiso de la historia
para una iniciativa internacional de salud pública sobre una
enfermedad específica».

Los fondos para el sida se suman al anuncio presidencial en
marzo de 2002 del mayor incremento de la ayuda para el desarrollo
desde la administración de John Kennedy (1961-1963), traducidos en
10.000 millones de dólares que se agregarían a la Cuenta del
Desafío del Milenio.

La Cuenta del Desafío del Milenio es un plan anunciado el
pasado febrero por Bush para reducir la pobreza mundial a través
del crecimiento económico de los países receptores de la ayuda,
bajo la forma de inversiones dirigidas y condicionadas.

Los aumentos propuestos fueron elogiados por agencias
internacionales y organizaciones de la sociedad civil como medidas
para transformar fundamentalmente la política de desarrollo de
Estados Unidos y maximizar su efecto en los países pobres.

Sin embargo, el nuevo informe revela que, aunque la propuesta
original era de un aumento de 10.000 millones de dólares en tres
años, para alcanzar y mantener un fondo anual de 5.000 millones de
dólares a partir de 2006, la solicitud real de Bush para la Cuenta
del Desafío del Milenio en el presupuesto 2004-2006 es de apenas
4.000 millones de dólares.

«El presupuesto propone financiar la Cuenta del Desafío del
Milenio a niveles muy inferiores de lo anunciado», sostiene el
informe, basado en datos de la Oficina de Administración y
Presupuesto, la Oficina de Presupuesto del Congreso y la Agencia
Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID).

El aumento «será de apenas 40 por ciento del compromiso inicial
de la administración», y además, parte de los 4.000 millones de
dólares se gastarán después de 2006, sostiene el informe.

La diferencia entre el discurso y la realidad se extiende
también a los fondos prometidos para combatir la pandemia de sida.

Bush prometió 10.000 millones de dólares adicionales para el
sida en los próximos cinco años, pero para 2004 apenas solicitó
450 millones de dólares, señala el informe. No queda claro de qué
forma se podrá llegar al total prometido en los cuatro años
siguientes.

Además, la Oficina de Presupuesto del Congreso estimó que de
esos 450 millones de dólares sólo se gastarán 45 millones en 2004.

Una vez aplicada la letra chica, el gasto estadounidense en
ayuda para el desarrollo totalizará apenas 0,12 por ciento del
producto interno bruto, muy por debajo del 0,7 por ciento fijado
como objetivo para los países ricos en la Cumbre de la Tierra (Río
de Janeiro, 1992) y del promedio real de 0,3 por ciento.

Por lo tanto, en los próximos años «Estados Unidos seguirá a la
saga de todos los donantes en cuanto a la ayuda para el desarrollo
(excepto la ayuda militar) en proporción a su economía», concluye
el informe.
*****
+Centro para el Desarrollo Global, en inglés
(http://www.cgdev.org/)

(FIN/IPS)

——————————————————————————–
‘Other news’ es una inciativa personal, que tiene el fin de proprocionar material que tendria que estar en los medios, y no esta por los criterios comerciales de la informacion. Esta abierta a recibir contribuciones de todos. Su area de trabajo es informar sobre temas globales, relaciones norte-sur, y gobernabilidad de la globalizacion. Su lema es una frase aparecida en el muro de la vieja aduana de Barcelona, a comienzos del 2.003: «Lo que los muros hablan, los medios callan». Roberto Savio