General

Globalización, de la fobia a la reforma

Jun 29 2003

por Jim Lobe

WASHINGTON, 27 jun (IPS) La sociedad civil debe continuar su
camino como reformadora de la globalización y no ser una fuerza
globalifóbica si pretende tener eficacia, aconsejó un nuevo
informe patrocinado por la Organización de las Naciones Unidas
(ONU).

Organizaciones no gubernamentales (ONG) del Norte industrial
como Oxfam, Greenpeace y World Wildlife Fund (Fondo Mundial para
la Naturaleza) aprecian muchas soluciones de mercado para los
problemas mundiales y las empresas están más interesadas en
trabajar con ellas, dice el informe.

La publicación del estudio se produce en momentos en que ONG
internacionales y estadounidenses son atacadas por fuerzas
derechistas de Washington por su oposición a la agenda de gobierno
de George W. Bush.

El documento fue lanzado el jueves en la sede del Banco
Mundial, en Washington, por la ONU y SustainAbility, una firma
consultora que ha seguido la evolución de varias ONG por 15 años.

La nueva tendencia de la sociedad civil se refleja en un mayor
aprecio hacia la globalización, dice el documento, y agrega que en
lugar de proyectarse como contrarias a la globalización, muchas
ONG «comenzaron a ubicarse como promotoras de formas alternativas»
de ese fenómeno, agrega.

«Paradójicamente, muchas ONG piden ahora más globalización»,
aunque «subrayan que lo que debe ser globalizado son los derechos
humanos, la justicia y la obligación de rendir cuentas para los
que violan esos derechos», señala el informe.

El estudio, basado en entrevistas con más de 200 líderes de
ONG, principalmente en América del Norte y Europa, recibió
contribuciones de varias empresas multinacionales, de la
Corporación Financiera Internacional (la filial del sector privado
del Banco Mundial) y de varias ONG.

Entre las ONG contribuyentes figuran Oxfam, Transparencia
Internacional y WWF, y entre las multinacionales está DuPont, que
fabrica productos químicos, de construcción, electrónica y de
consumo masivo.

El informe fue copatrocinado por el Programa de las Naciones
Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y el Pacto Mundial de la
ONU, un proyecto lanzado hace tres años para estimular a las
empresas, los sindicatos y organizaciones de la sociedad civil a
asociarse para promover objetivos comunes.

Las conclusiones del documento parecen contradecir un creciente
movimiento contrario a la sociedad civil en Washington.

El director de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo
Internacional (USAID), Andrew Natsios, criticó el mes pasado a las
ONG estadounidenses por no enfatizar que gran parte de la ayuda
económica que reciben para fines humanitarios y de desarrollo
procede de Estados Unidos.

Las ONG, advirtió Natsios, deberían dejar claro que son «un
brazo del gobierno de Estados Unidos» al implementar sus
proyectos. Además, amenazó con «romper personalmente sus contratos
y encontrar nuevos socios» si los grupos no logran resultados
comprobables, según representantes de ONG que estaban presentes.

Al mismo tiempo, USAID decidió valerse de más contratistas
privados en lugar de ONG para su trabajo en Iraq y otros países,
además de imponer nuevas normas que exigen a todas las ONG que
trabajan en proyectos de USAID arreglar todos los contactos de
prensa con la agencia por anticipado.

Este mes, dos equipos de planificación estratégica muy
vinculados con Washington, el American Enterprise Institute (AEI)
y la Sociedad Federalista para el Derecho y Estudios de Política
Pública, lanzaron un nuevo sitio web, NGOWatch.org.
(fin-ips)
——————————————————————————–
‘Other news’ es una inciativa personal, que tiene el fin de proprocionar material que tendria que estar en los medios, y no esta por los criterios comerciales de la informacion. Esta abierta a recibir contribuciones de todos. Su area de trabajo es informar sobre temas globales, relaciones norte-sur, y gobernabilidad de la globalizacion. Su lema es una frase aparecida en el muro de la vieja aduana de Barcelona, a comienzos del 2.003: «Lo que los muros hablan, los medios callan».
Roberto Savio