General

IRAQ: La guerra llega a las escuelas

Nov 11 2003

por Peyman Pejman

BAGDAD, nov (IPS) Las escuelas de Iraq se han transformado en
un nuevo campo de batalla en la guerra física y psicológica entre
las fuerzas de ocupación encabezadas por Estados Unidos y los
grupos de resistencia.

Las nuevas autoridades intentan que las escuelas funcionen
normalmente pese a las amenazas a la seguridad, mientras elaboran
planes para erradicar los vestigios del régimen de Saddam Hussein
en los programas educativos.

En las dos últimas semanas, cinco escuelas de Bagdad resultaron
dañadas por explosiones. Aunque las escuelas no eran el blanco de
los ataques, el hecho de que se colocaran bombas tan cerca de
ellas indica una total falta de consideración por su neutralidad
en el conflicto.

Además, en los últimos 15 días también se neutralizaron media
docena de bombas colocadas dentro o fuera de escuelas en la
capital iraquí, según autoridades de la coalición ocupadora.

«Tenía miedo. Habían dicho que iban a volar la escuela. No
quería venir», dijo Shams Mohammed Alí, una tímida niña iraquí de
10 años, explicando por qué faltó a clases el pasado sábado.

A pesar de los riesgos, le gusta la escuela y quiere seguir
asistiendo, dijo a IPS en la oficina principal del establecimiento
educativo, en Bagdad.

Alí no fue la única que faltó a la escuela ese día. Sólo 20 de
los 408 alumnos de enseñanza primera y secundaria concurrieron,
informó la directora, Yasmine Sobhi Amin.

Los días previos, habían circulado rumores de que grupos de
resistencia a las fuerzas de ocupación iban a atacar escuelas en
Bagdad.

Tres o cuatro escuelas recibieron amenazas por escrito, según
el Ministerio de Educación. «El resto cerraron por los rumores, no
por amenazas concretas», sostuvo Hassanein Mualla, asesor especial
del ministro.

La seguridad escolar se ha colocado en el centro de la
preocupación pública. Los iraquíes pretenden que las fuerzas de la
coalición restauren la seguridad, pero no les entusiasma la idea
de ver soldados estadounidenses armados en las puertas de las
escuelas.

Sin embargo, no hay suficientes policías para hacer el trabajo,
y esto implica que las autoridades escolares deban acudir a las
fuerzas de ocupación cada vez que reciben una amenaza.

Los pocos policías iraquíes en funciones ayudan, sin embargo.
«Si no fuera por los policías iraquíes, todos los estudiantes se
quedarían en casa. Los padres están muy preocupados por la
seguridad», dijo la directora Amin.

Pero la seguridad física no es el único problema. Las escuelas
también se han transformado en un campo de batalla por el futuro
político de Iraq.

«Durante 35 años, (el derrocado presidente) Saddam Hussein lavó
los cerebros de los niños», afirmó Hend Rassam, asesor de
educación de la Autoridad Provisional de la Coalición.

«Esa era uno de sus métodos para cambiar la sociedad. Los
libros abundaban en fotografías y discursos del presidente»,
agregó.

Luego de derrocar a Saddam Hussein, las autoridades de la
coalición invasora también trataron de incidir en la educación,
aunque de manera diferente.

Unas de las primeras decisiones de la Autoridad Provisional,
encabezada por el estadounidense Paul Bremer, fue ordenar una
revisión de los textos escolares.

La Autoridad pidió al Fondo de las Naciones Unidas para la
Infancia (Unicef) y al Fondo de las Naciones Unidas para la
Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) que reimprimiera los
textos sin fotografías de Saddam Hussein ni ninguna referencia al
ex presidente.

Pero un mes después de comenzado el año lectivo, al menos la
mitad de los alumnos no tienen todavía los nuevos libros. Muchos
padres han debido comprar textos viejos, sobreexigiendo el
presupuesto familiar en estos tiempos de incertidumbre financiera
y política.

Una comisión establecida por el Ministerio de Educación debe
examinar los textos escolares, sobre todo los de historia, y
determinar qué cambios precisan. Algunos críticos señalaron que la
revisión de los programas escolares es una tarea demasiado grande
que insumirá tiempo.

«Cambiar los programas es esencial», declaró Entifadh Qanbar,
portavoz del Congreso Nacional Iraquí, una coalición de grupos
opositores al antiguo régimen de Saddam Hussein.

«La ‘des-baasificación’ es una tarea monstruosa. No se trata
sólo de destituir a funcionarios del Baas (el partido de Saddam
Hussein) de cargos educativos, sino de erradicar su ideología»,
agregó.

En línea con ese enfoque, el Ministerio de Educación recomendó
esta semana a todos los directores de escuelas que estimulen a los
estudiantes a asistir a clases pese a los riesgos que corren.

«Estamos estudiando los antecedentes de todos los directores
para asegurarnos de que no sean pro-Saddam. Si estimulan a los
estudiantes a faltar a clases, esto será aprovechado por
partidarios de Saddam y del Baas», dijo un funcionario del
Ministerio.

Sin embargo, los directores que suspendieron las clases el
sábado no serán despedidos. «Hablaremos con ellos, y si continúan
con su actitud serán destituidos», dijo el funcionario.

La medida no cae muy bien a algunos padres.

«Si comienzan a castigar a maestros y directores por proteger a
nuestros hijos, no habrá diferencia entre este gobierno y el
anterior», dijo el padre de un escolar.
*****
+Iraq en transición – Cobertura especial de IPS
(http://www.ipslatam.net/iraq/index.asp)
(FIN/IPS)
——————————————————————————–
‘Other news’ es una inciativa personal, que tiene el fin de proprocionar material que tendria que estar en los medios, y no esta por los criterios comerciales de la informacion. Esta abierta a recibir contribuciones de todos. Su area de trabajo es informar sobre temas globales, relaciones norte-sur, y gobernabilidad de la globalizacion. Su lema es una frase aparecida en el muro de la vieja aduana de Barcelona, a comienzos del 2.003: «Lo que los muros hablan, los medios callan». Roberto Savio