General

Una hora de gasto militar mundial financiaría los programas de paz de las ONG en conflictos armados

Abr 27 2005

MARTA ARROYO

MADRID.- Con el dinero equivalente a una hora de gasto militar, 100 millones de dólares, podrían financiarse los programas de paz que las ONG gestionan en los 25 conflictos armados que hay en el mundo. Esta es una de las conclusiones de ‘Alerta 2005. Informe sobre conflictos, derechos humanos y construcción de paz’, presentado por la Escuela de Cultura de Paz de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)y Médicos Sin Fronteras (MSF).

El año 2004 se cerró con 25 conflictos abiertos, -dos más que en 2003-, la mitad de ellos en ?frica y en Asia. Además, 44 países sufrieron crisis humanitarias. Pero el interés político y la atención informativa provocaron una respuesta desproporcionada de la comunidad internacional en Irak y el sureste asiático, olvidando al resto y dejando la vida de millones de personas a merced de las tendencias del mercado, según denuncian los autores del informe.

Intereses políticos frente a necesidades reales

El documento, que pretende abrir los ojos a los Gobiernos ante realidades que habitualmente pasan desapercibidas, incide en tres aspectos: la concesión de ayudas atendiendo a intereses políticos y económicos y no a necesidades reales; el hecho de que la población civil ha pasado de víctima a objetivo y la excesiva simplificación de las amenazas globales.

Así, mientras se batieron récords de recaudación de fondos para los damnificados por el Tsunami, los llamamientos de Naciones Unidas obtuvieron tan sólo la mitad de los 3.000 millones de dólares solicitados para atender crisis olvidadas como las de Uganda, con más de dos millones de desplazados; Chechenia, que se ha extendido a Ingushetia; o Somalia, donde hay otros dos millones de personas sin asistencia médica básica.

Postura «criminal» de la Iglesia ante el sida

De igual modo, las ONG han constatado un incremento de la utilización de la violencia sexual, la obstaculización del acceso de las víctimas a la ayuda y los desplazamientos masivos como nuevas armas de guerra y destacan la impunidad de los combatientes, que raras veces son sometidos a juicio.

«Mientras el terrorismo como aparece como la gran amenaza, la realidad es que la gran amenaza es el sida, que dejará tres millones de muertos en 2005, y frente al que apenas medio millón de personas recibe tratamiento», ha manifestado el director general de MSF, Rafael Vilasanjuán. En su opinión, la postura dogmática del Vaticano en la lucha contra el sida «es criminal» ya que «induce al contagio de millones de personas y esperamos que haya una reflexión».

La peor etapa de los derechos humanos en 50 años

En cuanto a los derechos humanos, el panorama que presenta el informe es desolador. La pena de muerte se ha aplicado en 28 países, con un saldo de 1.146 ejecuciones. China, Vietnam Irán y EEUU encabezan esta práctica. La tortura es una práctica generalizada en 108 países, en otros 59 se atenta contra el derecho a la vida y la seguridad de las personas, y en 43 se da una situación generalizada de ataque a los derechos humanos.

Frente a estas cifras, hay otros datos esperanzadores. En dos de cada tres conflictos armados hay procesos de negociación en marcha o previstos. El informe analiza también las situaciones de alto riesgo, los procesos de desmilitarización, la rehabilitación posbélica, el desarrollo y el comportamiento de la sociedad internacional.

Vilasanjuan señaló que este informe tiene una carácter de alerta preventiva y «vamos a llevarlo al Parlamento para confrontar la realidad de lo que se está haciendo, con lo que nosotros estamos viendo».