General

La última batalla de Mario Soares

Ago 31 2005

Por Katalin Muharay (dpa) =

Lisboa, 31 ago (dpa) – Con un discurso emotivo varias veces
interrumpido por aplausos y ovaciones de unos entusiastas 800
simpatizantes, Mario Soares se lanzó hoy a los 80 años su candidatura
presidencial para «unir a los portugueses, dándoles confianza en el
futuro y sacudir el pesimismo» que asola al país.

«No seré un candidato del PS (Partido Socialista), sino un
candidato nacional apoyado por el PS», expresó a la audiencia, entre
los que se encontraba el primer ministro José Sócrates, la mayoría de
los miembros del ejecutivo y los más altos dirigentes partidarios.

El líder histórico del socialismo lusitano, presidente de Portugal
por dos períodos, entre 1986 y 1996, aclaró que el 7 de diciembre de
2004, al agradecer a las cinco mil personas reunidas para celebrar
sus 80 años, «fui totalmente sincero cuando declaré basta de
política».

Pese a que «intenté abrir camino a las generaciones más nuevas,
donde pensé que podrían surgir políticos preparados, con apoyos
sólidos y con voluntad de protagonizar el combate por la presidencia,
pero infelizmente no fue así» y de esta manera, «me vi confrontado
con el desafío, que tomo como un deber cívico, difícil y excitante «,
añadió.

Aseveró que cuando se produzca la elección «tendré 81 años, como
algunos han tenido la simpatía de subrayar, pero en buen estado
físico y mental, como la propia campaña lo confirmará».

En otro pasaje de su discurso, Soares se dirigió en especial a los
jóvenes, subrayando que fueron ellos «los que más rápidamente se
movilizaron ante la posibilidad de mi candidatura», por lo que
garantizó que «voy a realizar el combate electoral empeñándome con
ellos».

Sin jamás referirse a su más probable contendor, el economista y
ex primer ministro (1983-1995) Aníbal Cavaco Silva, fustigó las
críticas a la izquierda basadas tan sólo en «la frialdad de las
cifras», a las que frecuentemente recurre el ex gobernante
conservador.

«Portugal es un país con futuro y la desaceleración económica y
los déficit no son fatalidades insuperables», dijo y añadió que para
ejercer una magistratura de influencia, como cabe al jefe del Estado,
«es indispensable un cierto perfil humano, experiencia y la necesaria
flexibilidad política».

Según Soares, la economía «es extremamente importante, nadie lo
ignora. Es una de las claves de nuestro desarrollo futuro, pero la
economía está al servicio de las personas y no la gente al servicio
de la economía, porque lo que hace andar al mundo son las ideas y la
voluntad de las personas»

En las sociedades del conocimiento, «la riqueza de las naciones
reside esencialmente en las capacidades creadoras de sus hijos, en la
educación, la cultura, la información, en su dinamismo económico,
social y territorial», concluyó Soares.

El anuncio del líder histórico del socialismo luso se produce un
día despues de la desistencia del diputado del PS y vicepresidente
del Parlamento, Manuel Alegre, quien explicó que se retiraba para
evitar la división del partido y de la izquerda.

Hasta ahora, tan solo el líder comunista Jerónimo de Sousa anunció
que postulaba al sillón presidencial. Cavaco Silva, considerado
favorito por las encuestas, ha mantenido un riguroso silencio,
limitándose a señalar que tomará una decisión después de las
elecciones municipales del 9 de octubre próximo.

dpa km jg