General

Hugo, George y yo

Jul 27 2006

Cindy Sheehan

(Cindy Sheehan es la madre de Spc. Casey Austin Sheehan quien murio en la
guerra de Irak el 04-04-04. Ella es cofundadora y Presidenta de Gold Star
Families for Peace: Not One More Mother’s Child and Dear President Bush)

Cubadebate

Cuando era una niña en Bellflower, California, a pesar de mi gran
imaginación, jamás pensé que mi vida podría tomar el rumbo tan peculiar
que hoy tiene. No pude prever que daría a luz un niño que posteriormente
sería matado de manera terrible en una guerra o que podría reunirme con
líderes mundiales o ser nominada para el premio Nóbel de la Paz.

Junto con el Vicepresidente de España, el Primer Ministro de Irlanda, el
Fiscal General de Australia e incontables parlamentarios de diferentes
partes del mundo, uno de los líderes con el que me he reunido y he pasado
una buena cantidad de tiempo en mis viajes, es el Presidente Hugo Chávez
de Venezuela. Debido a la propaganda de los medios y la ignorancia de
muchos de mis conciudadanos americanos, he sido duramente criticada por
mi visita. Yo quisiera recordarles a mis vecinos de todo el país, que
nosotros tenemos relaciones diplomáticas con Venezuela y que no estamos
en guerra contra ese país.

En una reciente aparición que hice en MSNBC’s Hardball invitada por la
anfitriona Norah O’ Donnell, ella me introdujo como alguien que había
sido fotografiada con el «dictador» Hugo Chávez. Después de la
introducción y un subsiguiente corte muy breve. Yo la miré y le dije:
«usted sabe que el Presidente Chávez no es un dictador. Él ha sido
elegido democráticamente Presidente 8 veces».

A esto ella contestó «nosotros tuvimos una gran discusión acerca de esto
y decidimos que él gobierna igual que un dictador». Esa afirmación
realmente me conmocionó y más aún, me irritó, porque yo no creo que MSNBC
y Norah O’Donnell deban perpetuar el mito de que el Presidente Chávez es
un dictador y engañar y desinformar a su televidentes, porque contrario a
los hechos «ellos decidieron el gobernaba como un dictador».

«Entonces usted debe llamar dictador a George Bush». Así le dije justo
antes de que dieran la señal de que la entrevista iba a comenzar.

Durante el segmento que Nora denominó entrevista y cuyo mejor término
sería «ataque» (yo le di a ella un abrazo después del ataque: me pareció
que ella realmente necesitaba uno) volvimos sobre el tema de Hugo Chávez
y yo terminé admitiendo que yo lo consideraba como un líder más que a
George Bush. Desde que hice ese sincero reconocimiento, el cual proviene
de la experiencia y la investigación, mi vida ha sido amenazada varias
veces y las cartas de odio al sito Web GSFP han incrementado de manera
dramática. (Nota de traducción: GSFP significa: Gold Star Families for
Peace, es una organización de las familias que han perdido sus hijos en
la guerra de Irak y han creado un sitio Web cuya dirección es:
http://www.gsfp.org/index.php).

Existen muchas piezas muy brillantes escritas desde un punto de vista
académico defendiendo la administración del Presidente Chávez y tratan de
educar a nuestras corporaciones privadas de medios y a la ciudadanía
engañada acerca de las políticas, la economía y la sociedad civil de
Venezuela. El más reciente y notable es un artículo del Jeff Cohen
titulado «Ve a Venezuela, indiota» (» Go to Venezuela, You Idiot ). Así
que, en vez de escribir un artículo académico, me gustaría presentar
algunas observaciones personales sobre los regímenes de George Bush y
Hugo Chávez.

Primero que todo y la más importante es que hasta donde puedo recordar,
Hugo no ha invadido ningún país ni mucho menos ha declarado guerras
basadas en mentiras. George lo ha hecho. En realidad, en vez de usar la
«diplomacia del vaquero» y la retórica de la provocación, el Presidente
Chávez ha utilizado hábilmente los recursos de su país como una
herramienta diplomática para hacer amigos y forzar un buen
comportamiento de otros países. George usa a nuestros niños en las
Fuerzas Armadas en su vía represiva contra otros países, crea enemigos de
los EEUU y deja muerte y destrucción dondequiera que él va.

En segundo lugar, Hugo es un efectivo orador quien puede dar una
conferencia sobre un tópico por horas (¡créanme!). Él es inteligente,
agradable, tiene un gran sentido del humor, y se toma el tiempo
necesario para conocer a la gente a un nivel humano. (El no me llamó
«Mom», ni una sola vez durante el tiempo que estuve con él -a diferencia
de George). Yo estuve con él tres veces en Venezuela y cada vez él dio
largos discursos acerca de historia americana (Norte y Sur) sin ni
siquiera una nota: enlazando nuestra historia con el presente de muchas
maneras muy significativas. Por su parte, George Bush apenas puede
hablar leyendo desde un «teleprompter» y parece un a «deer caught in
headlights» cuando tiene que hablar «off the cuff» o responder una
pregunta para la cual no está bien preparado. «He thinks that people want
to put food on their families and if he doesn’t know a word, he can just
make one up.»

La señora O’ Donnell llamó dictador al Presidente Chávez y yo apuesto a
que ella no sabía que nuestra CIA orquestó un golpe de estado contra el
Presidente Chávez en el año 2002 y que en el último referendo electoral
que Chávez aceptó realizar en 2004, él fue reconfirmado como Presidente
con el 60% de los votos lo cual fue certificado por una comisión de
elecciones internacional encabezada por «left-wing nutcase,» Jimmy
Carter. George Bush obtuvo su cargo en dos elecciones fuertemente
contaminadas que más bien deberían llamarse golpes. Robarse dos
elecciones y actuar como si tuviera un mandato para destruir el mundo;
sortear el Congreso cada vez con declaraciones juradas, y no informales a
ellos los asuntos; intervenir las líneas telefónicas de los
norteamericanos sin ninguna orden; leer nuestros correos electrónicos y
mirar nuestras transacciones bancarias sin orden alguna; detener y
torturar ilegalmente a las personas; insistir en mantenerse en Irak donde
están matando a más personas inocentes por mes que todos los muertos
ocurridos en nuestro país el 9/11; autorizar que se filtren los nombres
de agentes encubiertos, vender nuestra democracia al mejor postor tal
como Jack Abramoff; designar a John Bolton a la ONU durante un receso
parlamentario a sabiendas de que en proceso normal de confirmación
fallaría; permitir a los neoconservadores controlar la política
internacional en detrimento de nuestra nación; etc., etc. –, yo le
pregunto a Norah O’ Donnell y a MSNBC ¿quién es el dictador aquí? ¿George
o Hugo?

Los medios son mucho más libres en Venezuela que aquí en los EEUU.
Estaciones tras estaciones son hostiles al gobierno de Chávez y están
permanentemente llamando abiertamente a su derrocamiento todo el tiempo.
Nuestras corporaciones privadas de medios o están muy mal informados
acerca de los asuntos mundiales y así nos mantienen mal informados a
nosotros, o ellos son herramientas cómplices de la propaganda de esta
administración.

Si por alguna razón se le ocurriera a un periódico como el NY Times,
reportar verazmente que BushCo hizo algo ilegal, entonces será acusado
de estar haciendo algo incorrecto. Por el contrario, nosotros tenemos
animadoras en el mismo periódico tal como Judith Miller quien conspiró
con Scooter Libby para sacar a la agente Valerie Plame de la CIA. Yo
amaría ver un segmento donde MSNBC muestre invitados para traer a la
discusión esos asuntos y otros tales como el secuestro de nuestra
democracia y/o las mentiras de George y la guerra del terror.

Una de las razones por las cuales el Presidente Chávez es demonizado y
amenazado por BushCo es que el ha obligado a las compañías
norteamericanas que operan en su país, a pagar los impuestos justos y a
hacer negocios de manera apropiada en Venezuela. Hugo se resiste al
colonialismo corporativo que ha caracterizado las relaciones de fuerza de
los EEUU con América del Sur, desde que EEUU se hizo nación. Y algo que
todos sabemos o deberíamos saber es que BushCo tiene deberes y es
especialmente servil con las corporaciones.

Hugo Chávez también desea que finalmente se realice la Visión de Simón
Bolívar de una América del Sur unida lo cual ,los haría más fuertes para
vivir en paz con los EEUU y mantener una postura solidaria en contra de
las ingerencias de nuestros regimenes en sus asuntos. Los norteamericanos
deberían conocer la despreciable historia de interferencias de los EEUU
en América del Sur antes de tirarle piedras a la gente que desea tener
países completamente autónomos sin control algunos sobre sus propios
recursos naturales.

Hugo también está haciendo algo que George jamás pensaría hacer: él está
tomado de los ricos para ayudar a la gente pobre. En Venezuela el
alfabetismo es casi del 100% y los programas sociales en educación y
salud han mejorado dramáticamente desde que él llegó a la Presidencia y
aunque las tasas de pobreza aun se mantiene altas, se han hecho grandes
progresos. George es un Robin Hood al revés e incluso roba el futuro de
nuestros nietos para seguir enriqueciendo a los ya obscenamente ricos del
presente. Yo preferiría vivir bajo el mandato de un Presidente como Hugo
quien trata de mejorar las condiciones de vida de la gente en su país y
no con alguien como George quien está demoliendo nuestras estructuras
sociales y haciendo más pobres a los pobres.

Yo admitiré haber dicho que preferiría tener al Presidente Chávez y no al
Presidente Bush, pero yo no diré que prefiero vivir en Venezuela. Yo soy
una norteamericana y amo a mi país, el cual creo con toda claridad que
actualmente ha perdido su curso. También creo que mi país puede hacerlo
mejor y estoy dispuesta a luchar para realizar una visión de Norteamérica
donde los ricos compartan con los pobres, alcancemos un 100% de
alfabetismo y se construyan escuelas, centros de cuidado diario, parques
y clínicas en vez de prisiones y complejos industriales militares y de
guerra.

Mientras el mundo parece romperse por todas su costuras, es importante
para nuestro público, que las corporaciones privadas de los medios, «get
their facts straight» y reporten las noticias verazmente y con
integridad en vez de ser instrumentos para la guerra y la avaricia
(Nota de traducción: o la avidez de poder). Miles de personas están
muriendo mientras los medios llevan a cabo vendettas por Karl Rove.

Sí, yo preferiría al Presidente Chávez en vez del Presidente Bush. Pero
sinceramente, yo preferiría tener a un incontable número de personas
como presidente que a George Bush. Geoge Bush es un criminal que está
fuera de control, que requiere ser impugnado por sus mentiras, removido
de la presidencia por sus transgresiones y hecho prisionero por sus
crímenes en contra de la humanidad.

George nunca debió haber sido Presidente en primer lugar y ya ha sido
presidente de mi país por mucho tiempo

Cindy Sheehan es la madre de Spc. Casey Austin Sheehan quien murio en la
guerra de Irak el 04-04-04. Ella es cofundadora y Presidenta de Gold Star
Families for Peace: Not One More Mother’s Child and Dear President Bush

Michael Moore.com
Traducción: Vanessa Balleza